Cabildo albo: El partido más importante de los hinchas

Más de mil seguidores y seguidoras del club popular se congregaron en el Estadio Monumental David Arellano para asistir al primer Cabildo Colocolino. Por más de dos horas, jóvenes y adultos compartieron experiencias y dialogaron sobre educación, salud y pensiones. También reflexionaron sobre la poca participación política de los jóvenes, el auge de las movilizaciones y la necesidad de replantear la participación popular. The Clinic estuvo ahí y esto fue lo que rescató.

Por Oscar Pérez Tapia

“No hay que bajar los brazos. Hay que seguir adelante a ver si se pueden lograr derechos en salud y educación, para que cuándo él sea más grande no tenga que endeudarse si se enferma y pueda sacar adelante sus estudios”. En esta reflexión, Verónica Cárcamo (27 años, vendedora) alude a su pequeño hijo Leonel Vicente, de menos de un mes de vida. Junto al menor y su pareja Vincent Aravena (25, enfermero), asistieron al primer Cabildo Colocolino realizado en el Estadio Monumental David Arellano el pasado 31 de octubre.

El pensamiento de esta pareja de hinchas del club popular, provenientes de la comuna de Recoleta, se resume gran parte lo que la ciudadanía espera del movimiento social que estalló hace dos semanas. Y también se vio reflejado en el hall de acceso principal al recinto deportivo, por avenida Marathon. La instancia congregó a cerca de 1500 personas, entre socios e hinchas, distribuidos en 55 mesas, con grupos de entre 20 a 30 personas. Allí, hombres y mujeres, jóvenes y adultos, conversaron sobre diversos temas de interés social que los afectan y plantearon alternativas de resolución al conflicto que vive el país. 

La jornada se inició cerca de las 10:30 horas del miércoles, con el arribo de los primeros hinchas. Una vez ahí, tuvieron que hacer fila para ratificar su inscripción previa, que los habilitaría para participar del cabildo convocado a las 11:30 horas. Entre medio, un par de “Ce-Hache-I, Colo Colo de Chile” animaron el ambiente. 

Uno de los asistentes, Juan Torreblanca Pichipillán, manifestó que “queremos que esta lucha no quede en el olvido ni en el pasado”. Mientras la fila avanza, el hombre de 46 años agrega que “así como los equipos salen a la cancha a triunfar, este es también el pueblo que sale a las calles a ganar y no jugar al empate o a la derrota”. Al mismo tiempo, alude a sus raíces mapuches señalando que los chilenos “formamos parte de un pueblo luchador y aguerrido. Y ahí se nota de lo que estamos hechos. A lo mejor se siente que está dormido, pero dentro de él hay un guerrero que despertó, como se mostró ahora”.

Poco a poco, el hall central, que daba hacia la Tribuna Océano, comenzó a llenarse de hinchas. Por los altavoces, el locutor del club los invitó a agruparse en alguna de las mesas dispuestas para el cabildo. Mientras, la efervescencia del momento llevó a algunos a alzar la voz, con las arengas del club y otros gritos que exigen cambios. De un momento a otro, los hinchas enloquecieron con la llegada de Marcelo Barticciotto, uno de los exjugadores más queridos por el pueblo colocolino.

A su lado, también hizo ingreso Daniel Morón, exarquero del Colo Colo Campeón de la Copa Libertadores de América 1991 y Edmundo Valladares, presidente del Club Social y Deportivo (CSD), instancia que convocó al cabildo. El inicio de la discusión en las mesas se vio un tanto interrumpido por las fotos y selfies solicitadas a Barti y Morón, quienes accedieron con amabilidad. Mientras, en el exterior, los niños y niñas hijos de los asistentes, se divirtieron jugando a la pelota.

Una vez pasado el momento fotográfico, los asistentes se ubicaron en sus asientos, que no dieron abasto. Por lo mismo, parte de ellos compartieron en la tribuna Océano y otros en las afueras del acceso principal, sentados en círculo en el suelo. Entre estas personas, María Silva, de San Joaquín (63, jubilada), expresó al resto del grupo, compuesto en su mayoría por jóvenes, que debían encontrar la manera de expresarse y de involucrarse ante los nuevos cambios sociales que se avecinan.

“La forma es una asamblea constituyente, para que ustedes participen, porque nosotros, los adultos mayores, necesitamos el apoyo de ustedes. Yo tenía 17 años en la etapa militar y no quiero volverla a vivir. Y quiero que esto sea una enseñanza para toda la sociedad, que hemos vivido reprimidos. Y queremos que esto no sea represión, sino conversaciones. Y yo les pido de buena fe que ustedes se inscriban y participen en la política de este país, porque la política somos todos nosotros y nosotros le damos fuerza a la política”, expresó.

Trinidad Riveros Inostroza (22), más conocida como Princesa Alba, también participó del cabildo y coincidió en la importancia de que los jóvenes se involucren en la vida ciudadana. “Hay que hacer un mea culpa por todo lo que está pasando, porque gran parte de mi generación no votó. De mi grupo de amigos yo fui una de las pocas que lo hizo. Sé que hay un desencanto político en todo Chile, porque ya estamos cansados de abusos. Y esta es una instancia política que no tiene que ver con partidos o con cosas que ya nos tienen chatos”. 

En el mismo grupo, ubicado en las afueras del acceso principal, estaba Guillermo Galindo (Malaimagen). Allí el dibujante de The Clinic compartió sus ideas: “Los derechos básicos no pueden estar en manos de privados. Las AFPs no pueden seguir lucrando con la vejez de las personas. No puede ser que uno llegue a viejo con una jubilación de mierda. Esas cosas no pueden mantenerse y deben haber cambios concretos y tangibles en esta sociedad que estamos construyendo”.

Pensando en la resolución de esta crisis social, Malaimagen señaló que imagina un posible dibujo que simbolice el término del conflicto, con el pueblo unido triunfando. “Esto no puede ser anecdótico. Es algo histórico lo que estamos viviendo y es emocionante porque la gente salió a las calles, porque se aburrió de los abusos, de la injusticia y la desigualdad. Entonces, si dibujara la viñeta final de todo esto me gustaría que fuera una representación de victoria del pueblo se unió y demostró quién es el que manda y que estamos juntos en esto”, enfatizó el artista.

En otra de las mesas, un emocionado hincha albo, Alfonso Medina (67, jubilado) expresó que confía sobre todo en la juventud para que las cosas cambien. “Soy una persona que perdió la esperanza, de tener un futuro mejor. Me prometieron que iba a tener el 70 por ciento de mi última remuneración y resulta que me pensioné con el 30 por ciento. Por eso pido que los jóvenes luchen y que saquen sus sueños adelante”. 

Entre los temas que se conversaron en la mesa que integró, Alfonso menciona que además de las pensiones, se tocó salud y educación “que son los problemas básicos por los que estamos luchando todos y que aquí se han atropellado de manera brutal”.

Faltando 30 minutos para el término de este gran cabildo albo, el locutor anuncia que la concurrencia fue más de la esperada, con más de mil personas. Les pide que las propuestas sean enviadas al correo electrónico [email protected] para su sistematización y entrega de resultados, lo que se concretaría dentro de la próxima semana a través de www.scdcolocolo.cl, sitio web del club. 

Una vez terminado, todo es jolgorio. Los hinchas están contentos, porque sienten que valió la pena destinar un día feriado a una causa superior. Y más alegres se pusieron con el anuncio que Marcelo Barticciotto iba a pasar por cada una de las mesas, para compartir con los hinchas y tomarse una foto grupal con ellos.

La multitud ya se apresta a hacer abandono del Monumental. Antes, se escucha por el parlante que habrá una foto final en la tribuna Océano, que inmortalizará este día. Levantan las banderas blancas y mapuches, y los hinchas corean al unísono y a capela el himno del equipo albo. 

A la una y media, la temperatura se encumbra hacia los 30 grados. Pero eso no importa. Los hinchas están satisfechos y felices, porque sienten que el cabildo colocolino es el partido más importante de su vida y esta vez, jugaron como protagonistas.

Los resultados, que se harán públicos la próxima semana, contendrán la propuesta del club albo para una eventual asamblea constituyente.

Comentarios