Ceaese: “El Festival de Viña es el Festival de Pinochet"

Valentina Manzano

Ceaese: “El Festival de Viña es el Festival de Pinochet”

El artista ícono del trap chileno abrió a The Clinic las puertas de su departamento en Providencia para conversar de política y música previo a su show en la Blondie el 22 de febrero. Ha tenido un intenso verano afinando los detalles de su próximo disco titulado “Tigre” y tocando en varios clubes del país. Su citófono está malo y él mismo nos recibe. En la intimidad de la lavandería de su edificio nos cuenta cómo emocionalmente le ha afectado el estallido social, libera su repulsión por la televisión y anticipa que pronto firmará con un sello internacional. Además, adelanta que lo contactaron para ser parte de la franja por el Apruebo a la Nueva Constitución y hace un mea culpa por no haber votado años anteriores.

Fotos por Valentina Manzano

Cuando era un niño, Felipe Arancibia (34) jugaba a ser famoso. A los seis años tocaba piano con su hermano mayor, a los diez escribía sus primeras canciones, a los 13 ya lucía aros en su cuerpo y de quinceañero ya había teñido su pelo de varios colores. Recién a los 22 se hizo su primer tatuaje. Siempre ha sido inquieto, creativo y florerito de mesa, según sus palabras. El Cea, como lo llaman sus más cercanos, creció con el privilegio de poder expresarse a través del arte “apañado” incondicionalmente por su familia. Su madre es fotógrafa y maquilladora e impulsó la creatividad desde pequeño. Podía pasar horas jugando con plasticina, dibujando en las paredes y años más tarde rayando la ciudad con latas de pintura. Su padre, el publicista y Presidente del Colegio de RRPP de Chile, Roberto Arancibia, fue quién más le incentivó el amor por la música. Cada vez que pueden, están en la primera línea de sus espectáculos.

Pasó de la música de Led Zeppelin, Charly García, Pink Floyd y Sepultura a crear rimas con sus compañeros del English Institute de Providencia. Era de los más populares del colegio. De tanto en tanto, se escapaba a las disqueras del centro de Santiago y volvía loco con los nuevos ritmos del rap underground chileno, Los Tetas e Illya Kuryaki and the Valderramas.

Su papá tiene cintas digitalizadas y sagradamente guardadas donde aparece tocando batería y cantando con su hermano. Ceaese espera que algún día pueda utilizar todo ese material en algún videoclip.

Con más de 15 años de carrera, el intérprete de “Te Quiero Ver” ha estado siempre interesado por la moda y estética. Por lo mismo, estudió Diseño Gráfico y formó el colectivo artístico KSN Fam.

Hoy donde quiera que vaya llama la atención por sus prendas de vestir cargadas de estilo. A pesar de ser uno de los artistas más escuchados y descargados de Chile, sigue llevando su voz y talento a beneficios sociales, los que han aumentado luego del estallido chileno.  Tampoco ha abandonado la calle protestando por un país más justo. 

LUCHAR POR LA DIGNIDAD DE LA GENTE

No existen publicaciones en el instagram de Ceaese entre el 14 de octubre y el 14 de noviembre. El artista cuenta que la red social donde tiene más de 189 mil seguidores bajó los videos y fotografías que evidenciaban la violencia ejercida por Carabineros y el Ejército de Chile en contra de mujeres y hombres de todo el país. Por compartir al mundo las violaciones a los Derechos Humanos recibió amenazas que lo asustaron y afectaron profundamente. 

¿Cómo afrontaste en lo cotidiano y en lo artístico el estallido social?

-En el momento en que fue la explosión social hicimos una canción que se llamaba “Espérame” que subimos a Spotify y que habla de un encuentro amoroso en una marcha. Quise manifestarme con que las relaciones humanas y amorosas también se pueden dar en una marcha. A mí me borraron todas las publicaciones relacionadas a abusos y violencia. Yo de repente subía fotos mías con un texto de lo que sentía con todo lo que estaba pasando y también me borraron todo. 

¿Denunciaron tu cuenta?

-Denuncias, yo creo. Recibí amenazas por DM de cuentas falsas. ‘Sigue hablando, comunista de mierda’, me escribían. 

¿Y qué te pasa con toda esa violencia? 

-Me asusta un poco, porque es nuevo, pero hay que hacerse cargo. Uno como comunicador y personaje público tení que estar y dar tu opinión de verdad. No te vas a casar por la hueá porque te conviene, sino quedai de amarillo o de funado.  Si estás apoyando una hueá, tení que hacer saber con mayor razón. Si los medios, lamentablemente los de tele, por ejemplo, están escondiendo todo, es nuestra labor de comunicar lo que verdaderamente pasa. Tienen los canales bloqueados pa’ fuera. Tengo muchos amigos y gente que pregunta qué está pasando, qué chucha pasa en Chile. Siento que es mi labor comunicarlo.  Después que recibí muchas amenazas decidí frenar un poco. Tuve un break down emocional. De repente me daba cuenta que había subido 20 stories de abusos de pacos que igual violentan, y yo me hacía un mea culpa ¿Es esto lo que realmente quiero comunicar? Después entregué menos violencia y más información útil para la gente en cuanto a marchas o qué sé yo. Yo tuve miedo de que me pasara algo a mí, con mi integridad física, psicológica y mi fuente de pega que son mis redes sociales. 

Chuta, te lo tomaste en serio…

-Fue hardcore, súper intenso en verdad y me lo tomé súper en serio. Nosotros el día que fue el estallido íbamos a Rancagua, tocábamos de noche y ya había barricadas por Macul. Estaba la cagá y ahí dije: ‘¡oh, esta hueá se viene con todo!’. Trataba de averiguar desde Rancagua, volvimos al otro día con toque de queda y de ahí pa’ delante yendo todos los días a Plaza Dignidad. Fui las primeras dos semanas pegás. Iba todos los días con los cabros a dar cara y apañando. Dábamos la vuelta a la plaza. De repente llegábamos hasta Santa Lucía. Era peligroso igual, siempre la idea fue llegar a la Moneda, pero con cuidado. Nosotros íbamos con un grupo grande de personas. 

¿Y pasabai piola o encapuchado?

-Encapuchado. Había gente que me pedía fotos y yo trataba de explicar el contexto, onda ‘está bien, saquémonos la foto, pero entiende por qué estamos aquí. Aquí no estai carretetando ni estai parando el dedo, esta es una hueá seria’. Me lo tomé súper en serio y tuve un break down en un momento porque dispararon a una amiga y a otro amigo. Nosotros zafamos, me fui a mi casa y me puse a llorar. 

¿Estabas con ella y le llegó un disparo?

-Sí, el mismo día le dispararon siete veces en la cabeza y a otro loco que vimos ahí también lo hicieron cagar. Estaban los pacos haciendo encerronas, estaba muy violento, con lacrimógenas y estaba hasta las hueas. Llevaba dos semanas en eso y dejé mi vida de lado completamente. No hice nada.  Bueno, entendiendo el contexto para todos. Estaba todo frenado. Llegué a mi casa llorando, loco. En ese momento mi mamá me preguntaba si estaba bien. Onda, tenía un colapso, qué impotencia lo que está pasando, hay mucha gente que no se da cuenta y que está en contra. Hay que luchar por la dignidad de la gente. 

¿Aceptas hoy en día el “amarillismo” en la música?

-Si perteneces al mundo de la música urbana o si vienes del hip hop como que no cuadra. No existe un rapero facho pa’ mí.  ¡No existen! La hueá viene de la calle, fuck the police, viene de esa escuela. Entonces no tiene sentido vender una pomada y después hacerte el hueón. O el ‘yo no sabía lo que estaba pasando’.  Eso es falso, con la cantidad de información que hay hoy en día, date cuenta de la verdad. Si no quieres hacerte cargo, es porque eres un amarillo de mierda. 

¿Y qué opinas de las críticas que le llegan a Paloma Mami? No dijo nada durante mucho tiempo en sus redes sobre lo que pasaba en Chile y además firmó con una bebida gaseosa multinacional.

-A la Paloma (Mami) no la culpo. Es una niña de 18 años que viene de afuera. No sé qué peso tendría, sin desmerecerla a ella como cantante y toda la proyección que tiene, que es bacán y me gusta mucho. Pero no sé si es tan relevante la opinión de la Paloma en esto que tiene un peso gigantesco. Igual, creo que ella hizo una publicación, pero lo hizo un poco tarde y como que no se sabía si ella lo redactó. Quizás en su equipo lo conversaron, no sé, tiene que ser algo orgánico también. No tiene que estar tan cuidado ni tan maqueteado. Mucha gente, no solo en música, influenciadores, actores, apoyando la hueá, pero uno sabe quién está ahí y quién no. 

¿Qué crees que va a pasar políticamente en Chile en marzo?

-Yo ya no sé qué va a pasar porque ha pasado demasiado tiempo y no hemos tenido ningún resultado. Igual han pasado algunas cosas históricas, que hayamos logrado sacar a Chadwick o de la misma tele a Karol Dance o a la Maldonado. O que se han acabado programas de mierda, que esté todo parado. Me encanta ver la ciudad rayada, el caos y que la gente esté luchando por lo que quiere pasándose por el pico todo y es porque la gente está cansada. No creo que cambien las cosas, entonces yo no entiendo qué está esperando el gobierno. Obviamente los hueones no se van a mojar el poto, porque lo que sí quieren es mantener sus riquezas, su familia acomodada y que el resto se joda, y eso no va a cambiar. Quizás de a poco van a ir entregando una esperanza patética a la gente. Yo creo que mucha gente se va a terminar yendo de acá. Hay mejores oportunidades afuera. Igual, hay algo que cambió y eso es bacán, se valora y ya no se puede echar pa’ atrás. 

¿Has votado alguna vez?

-Sí, en la última elección. 

¿Y vas a estar acá en Chile para el plebiscito?

-Espero estar porque es importante. Cuando más chico nunca voté. No me interesaba la política, no estaba ni ahí y no me representaba nadie. Ahora ya es una obligación social gigante y me di cuenta que la había cagado. Me hago la autocrítica de que antes no votaba y lo debería haber hecho. 

¿Te han contactado para invitarte y ser parte de la campaña por el Apruebo y Convención Constitucional?

-Me parece que algo vamos a hacer con ellos. Mientras sea en pro de todo, yo estoy ahí todo el rato. 

LA TV Y EL FESTIVAL DE VIÑA 

¿Es verdad que te llamaron para ser parte del Festival de Viña y lo rechazaste?

-Claro, me ofrecieron hacer una cosita, pero pa’ mí el Festival de Viña es un programa televisado y estoy en contra de la tele hoy. No es el momento, creo. Hay cosas más importantes en este momento que tocar en el Festival de Viña. 

¿Cómo ves el festival? ¿Será funado?

-Obvio que esa hueá de la alfombra roja cagó. Y por suerte que cagó. Esto tiene una connotación política muy fuerte porque para mí el Festival de Viña es el festival de Pinochet, que controló demasiado tiempo e hizo lo que quiso con los artistas que se presentaron. Y es un programa de televisado, maqueteado que no tiene ningún espíritu. Es una hueá que no tiene amor, como cuando te comí un Mc Donalds, es una hamburguesa que no se hizo con amor. 

Según dicen, la Quinta Vergara estará repleta de Carabineros y PDI

-¡Va a estar lleno de pacos! Me tinca que pueden sacar hasta los milicos pa’ que funcione la hueá, porque hay mucha plata envuelta en eso. Y al final ganan los mismos de siempre, que es como lo que pienso de la Teletón, que no es nada en contra de los niños sino de la organización y del trasfondo. 

¿Alguna vez quisiste estar en el Festival?

-Obvio que sí. Yo veo artistas que me gustan hoy día como Bad Bunny u Ozuna que se va a presentar. Mucha gente me pregunta por qué Lolla y no Viña. Y yo respondo que Lollapalooza es un festival que está dedicado a la música. Tiene streaming, tiene marcas, es caro, pero está dedicado a la música y a mí me encanta. Yo me gastaba hasta el último peso que no tenía porque me gusta ver música. Me compraba el ticket, o hacía una maraña pa’ que me la regalaran. Después canté, me invitó el Drefquila, la Tomasa del Real, el Bronko. Este año volvemos así que bacán. A Lolla le tengo cariño, al Festival de Viña no. 

TIGRE DE FUEGO

Fuiste el Mejor Artista Urbano 2019 de los Premios Pulsar, estuviste de gira en España y estás pronto a lanzar tu próximo disco “Tigre”, ¿Se viene la internacionalización de tu carrera este 2020?

Sí, va pa’ allá la música. Tenemos un campo súper hecho acá, hemos recorrido harto, ya tenemos un público fiel y es tiempo. Uno por estadísticas y gracias a la tecnología que tenemos hoy día uno puede cachar los países donde te están escuchando y eso es muy bueno. A mí me escriben de México, Argentina, Colombia, España.  Estamos en un proceso de que vamos a firmar con un sello grande. Hemos tenido varias ofertas de sellos grandes y eso habla muy bien de nosotros como equipo. 

¿Estás preparado para competir en otra liga?

Estoy preparadísimo y listo. Igual me tengo que concentrar en algunas cosas y como que quiero dejar otras… encontrarme yo con mis cosas, con lo que yo soy. Tengo que reencontrarme con el amor propio, armar mi casita, lo importante y creo que eso también es un proceso que estoy viviendo para poder enfrentar una hueá tan brígida como un sello grande y viajes. 

¿Qué puedes adelantar de “Tigre”?

Vamos a ir soltando singles y videos.  Estamos viendo la fecha tentativa porque en  verdad es un trabajo gigantesco. Tenemos más música y estamos desarrollando todavía, puede que no esté cerrado aún el álbum. Y se llama “Tigre” porque soy tigre de fuego en el horóscopo chino, pero también habla de ímpetu, fuerza, como un hueón cabrón. Mi logotipo es un gato y yo siempre he sido un gato. El disco tiene harta colaboración con chilenos porque me gusta mostrar el abanico de artistas que existen. Tenemos un canción con Gianluca en el disco nuevo que sabemos es un golazo pero también con otras promesas. Yo soy de ayudar a mi gente y tirarlos pa’ arriba. 

Comentarios
Sabía ud que... “SE VEÍA VENIR” NO ES UN PAJERO NARCISISTA. -------------------------------- Sabía ud que... CUANDO HANNIBAL LECTER LEE UN LIBRO DE COCINA, PARTE POR EL ÍNDICE. -------------------------------- Sabía ud que... EN LOS CARRETES DE LOS ZANCUDOS SIEMPRE HAY ALGO PA PICAR. -------------------------------- Sabía ud que... A VECES CANTO ODAS, OTRAS VECES SOLO ALGUNOS MINUTOS. -------------------------------- Sabía ud que... LO QUE BUSCAS ESTÁ EN TI… O DEBAJO DE LA CAMA. --------------------------------