Agencia UNO

Fabiola Campillai será sometida a una cuarta cirugía cerebral de alto riesgo: la anterior no fue exitosa

La trabajadora quedó completamente ciega, perdió el olfato y el gusto por el impacto de una bomba lacrimógena. Si esta nueva operación no logra frenar la filtración del líquido cefalorraquídeo, podría desarrollar una meninigitis.

Fabiola Campillai, la trabajadora de Carozzi que el 26 de noviembre quedó ciega por el impacto de una lacrimógena lanzada por carabineros, tendrá que ser sometida nuevamente a una riesgosa operación.

Esto debido a que la última intervención -realizada el 14 de enero- no fue exitosa. Se buscaba reparar la membrana cerebral, desde la cual brota líquido cefalorraquídeo, pero la filtración continúa.

La cirugía dura entre siete y ocho horas. Si esta nueva operación no frena la filtración, Fabiola podría desarrollar una meningitis.

Esta operación será la cuarta que le hacen a Fabiola para intentar reparar el daño causado por la granada de gas lanzada por un contingente de carabineros de la 14a Comisaría de San Bernardo, explican en Ciper.

Su hermana mayor, Ana María relató al mismo medio que “La operación anterior de su cabecita no resultó. Sigue botando líquido por la nariz. Es como empezar de nuevo. Estamos todos tristes. Ella también está muy triste. Cuando supo, nos tomó de las manos y dijo que nos amaba a todos, que si no despertaba quería que supiéramos eso, entonces imagínese cómo estamos como familia. Muy golpeados”.

Se espera que Fabiola ingrese a pabellón durante abril.

Comentarios