EFE

Hoy murió a los 59 años: Cuatro películas imprescindibles para homenajear a Kim Ki-duk

Nacido el 20 de diciembre de 1960, en el seno de una familia rural en Bogwha, Corea del Sur, Kim Ki-duk se interesó por el cine de forma autodidacta y se hizo un nombre gracias a una aclamada y visceral filmografía. A continuación, una selección de algunas de sus mejores obras.

El director de cine surcorearno, Kim Ki-duk, falleció esta madrugada a los 59 años, en las dependencias de un hospital en Letonia debido a complicaciones derivadas del Coronavirus. La noticia fue confirmada por su traductora, Daria Krutova.

Nacido el 20 de diciembre de 1960, en el seno de una familia rural en Bogwha, Corea del Sur, Kim Ki-duk se interesó por el cine de forma autodidacta y se hizo un nombre gracias a una aclamada y visceral filmografía. A continuación, una selección de algunas de sus mejores obras.

“La isla” (2000)

El quinto film de Kim Ki-duk, “La isla”, fue el primero en recibir el aplauso generalizado de crítica y público alrededor del mundo. Con un estilo crudo, la película también ganó fama por sus fuertes escenas que provocaron que algunos espectadores vomitaran o se desmayaran.

La película relata la historia de Hee-jin, una chica muda que trabaja un resort de pesca, alquilando cabañas y transportando a los clientes. La chica también se ocupa de proporcionar servicios ilegales. Eso hasta qua llega al lago un ex-policía. Ese año, “La isla” se convirtió la tercera película coreana en competir en el Festival Internacional de Cine de Venecia.

“Primavera, verano, otoño, invierno…y primavera” (2003)

Con “Primavera, verano, otoño, invierno… y otra vez primavera”, el director atrajo la atención de manera aún más masiva, al presentar un film desprovisto por completo de violencia. En cambio, la cinta se centra en reflexionar sobre las diversas pasiones que atraviesan la vida de una persona.

Este largometraje marcó el debut actoral de Kim, quien personificó a un anciano monje budista, y fue la primera de sus películas en alcanzar distribución a gran escala fuera de los festivales, lo cual cimentó el camino para sus trabajos posteriores.

“Hierro 3” (2004)

“Hierro 3” cuenta la historia de Tae-suk, un indigente que ocupa viviendas deshabitadas temporalmente. Sin embargo, el protagonista o roba ni ocasiona daños en los hogares de sus involuntarios anfitriones. En ese deambular, el destino cruza su camino con el de Sun-hwa, antes una hermosa modelo, y ahora una mujer atrapada y sombría.

La película, estrenada en 2004, le valió a su director el León de Plata a la mejor dirección del Festival Internacional de Venecia.

“Samaritan Girl” (2004)

En “La Samaritana”, Kim reflexiona sobre el paso de la adolescencia, las relaciones padre-hija, la amistad y algunas pasiones más oscuras, siempre desde sus pasiones más bajas, la violencia y la miseria.

En esta cinta, dos amigas del instituto planean viajar juntas a Europa, pero una de ellas debe prostituirse para costear el viaje. Desde allí, comienza una historia entre la policía, los clientes y los padres de la jóvenes. Uno de los temas que más obsesionaba al autor era la prostitución, y lo tocaría en varias de sus cintas.

El cineasta también enfrentó denuncias de violencia, abusos y violación de parte de actrices con las que trabajó, por las que fue condenado a pagar una multa de 4.450 dólares por el cargo de agresión. Con todo, el controversial director deja como legado una extensa y premiada filmografía.

Comentarios