www.cehum.org

Ignacio Rodríguez, director del Centro de Humedales Río Cruces: “No tienen sentido los esfuerzos contra el cambio climático si destruimos los humedales”

Este 2 de febrero se conmemora el Día Internacional de Los Humedales, de los que hay 40 mil reconocidos en el país. Conversamos con Ignacio Rodriguez, director ejecutivo del Centro de Humedales Río Cruces quién comentó la importancia de estos para la conservación de especies endémicas, recurso hídrico y gran arma en la lucha contra el cambio climático.

Este 2 de febrero se celebra el Día mundial de los Humedales, en conmemoración a la Convención Ramsar sobre el tema que se celebró en 1971. Chile adscribió a la convención en 1985, pero no fue hasta 2020, cuando se promulgó la Ley de Humedales Urbanos, que se estableció su protección por la vía legal.

Según el Libro de Humedales en Chile, en el país se han reconocido 40 mil humedales, sin embargo el número puede ser aún mayor. El país cuenta con más de 4 millones de hectáreas de humedales y 13 son reconocidos por la Convención Ramsar debido a su “Valor Global”:
Salar de Surire, Salar de Huasco, Salar de Tara, Soncor del Salar de Atacama, Salar de Pujsa, Aguas Calientes IV, Laguna del Negro Francisco y Laguna Santa Rosa, Las Salinas de Huentelauquén, Laguna Conchalí, El Yali, Parque Andino Juncal, Santuario Carlos Andwanter, y Bahía Lomas.

Humedal Río Cruces. Fuente: Agencia Uno.

Desde el siglo XVIII a la fecha se ha perdido el 86% de los humedales en el mundo, En Chile, la tasa de pérdida de humedales aumentó de un 64% a un 71% en comparación al siglo pasado, por lo tanto los esfuerzos por su conservación se hacen urgentes.

En conmemoración del Día de Los Humedales, hablamos con el Dr. Ignacio Rodriguez, Director Ejecutivo del Centro de Humedales Río Cruces, entidad a cargo de la Universidad Austral de Chile, sobre lo fundamental que son estos ecosistemas en la preservación de agua, la diversidad ecológica que implican y las medidas que se han impulsado para protección.

¿Cuál es la importancia de los humedales?

La máxima, de todos los ecosistemas que existen, es que ninguno presta la diversidad de servicios que los humedales, sobre todo por la conservación en cantidad y calidad que hacen del agua. Tanto los humedales como los bosques son una combinación muy ganadora para enfrentar el cambio climático. El 40% de los servicios ecosistémicos que existen los aportan los humedales.

¿Cuáles son las amenazas a los que se ven expuestos?

Depende del lugar. En las ciudades es la expansión inmobiliaria mal planificada que culmina con el relleno de humedales, y la pérdida de hábitat que eso significa: rellenar un humedal es equivalente a sepultar un bosque.

La contaminación por basura y escombros es otro factor, que con las lluvias estos desechos muchas veces se arrastran al mar. La contaminación química que se arrastra de las calles, los techos de las casas, lugares en los que no se ha manejado bien los desechos, todo eso llega a un humedal, por el ciclo del agua. También están las especies invasoras, sobre todo las mascotas mal tenidas: perros y gatos pueden ser una amenaza a los ecosistemas.

Finalmente, la amenaza del cambio climático es tremendo, en la zona central los humedales se están secando. En parte porque no hemos planificado bien el uso del agua. Sin agua no hay humedales.

Salar de Atacama y las plantas procesadoras de Litio. Fuente: Agencia Uno

En Chiloé, la gran fuente de agua dulce son los humedales y éstos también están amenazados. ¿Qué puedes comentarnos respecto a eso?

El agua cae de diferentes formas, lluvia, neblina o nieve. La cordillera chilena alimenta muchos humedales del continente. En Chiloé eso no ocurre, el agua cae por las lluvias, esta se almacena en las “turberas”, específicamente en los pomponales.

En Chile se extraen y venden los pomponales, ya que estos absorben mucha humedad por lo que son apetecidos por la industria cosmética o de los pañales, entonces se comenzó a extraer de manera no sustentable en muchas partes de la costa del sur del país. Estos pomponales sirven como embalse natural, porque absorben mucha agua y la van soltando de a poco, entonces cuando rompes estos ecosistemas te vas quedando sin agua cuando no llueve. Además estos “embalses” no sólo guardan el agua, también la purifican.

¿Cuáles son los humedales que corren más peligro en Chile?

Depende del lugar. Los humedales dentro de las urbes están amenazados si no se planifica bien y la ley de humedales urbanos viene a proteger eso. También están los humedales alto andinos, sobretodo en la zona norte, que tienen la presión de la extracción de agua porque es un bien escaso, y esas aguas no se recargan rápidamente, entonces hay que tener ojo con su uso.

Quiero destacar también los humedales costeros, no se tiene consciencia de que en el área costera, a los 6 metros de profundidad en marea baja, son humedales, son sumamente importantes porque nos protegen de marejadas, tsunamis, además nos entregan una gran cantidad de alimentos que se transforman en organismos que consumimos. Lamentablemente, estos humedales costeros absorven toda la contaminación química que botamos.

Finalmente están las turberas, que están siendo extraídas de manera no sustentable. Éstas son campeonas en absorción de CO2, entonces no tiene sentido los esfuerzos contra el cambio climático si destruimos los humedales.

¿Qué te parecen las campañas de protección, como la Ley de Humedales Urbanos?

Es una tremenda ley, porque instala paradigmas de conservación ecológica y de la biodiversidad en todos sus ámbitos como pocas leyes lo hacen. Este tipo de leyes no se aprueban. Lo más importante es que considera no sólo el ecosistema natural, si no también las personas que viven alrededor de estos, instala la participación ciudadana.

Es un desafío tremendo porque lamentablemente la ley no viene asociada con fondos, entonces el desafío es que los gobiernos y el Estado chileno busquen la forma de financiar estas acciones.

Humedal en Valle Volcanes, Puerto Montt. Fuente: Agencia Uno.

Respecto a las últimas campañas ciudadanas, a los grupos que se han levantado en favor de la protección de éstos. ¿Qué opinas de ese interés por proteger los humedales?

Es tremendo, es parte del motor que ha impulsado esto, porque necesitamos una masa crítica. Desde la academia llevamos muchos años poniendo estos temas, sin embargo hasta que la ciudadanía lo impulsó se dio el cambio que se necesita. Si no fuera por la “masa crítica” que se levanta en los barrios, probablemente los conservacionistas estaríamos luchando solos en espacios en donde no se escucha necesariamente a la ciencia.

Hacen un trabajo loable porque están metidos en estos temas, muchas veces con nulo financiamiento haciendo campañas muy creativas. Un aplauso simplemente a lo que hacen.

¿Cómo mejorarías las campañas de protección de humedales?

Falta financiamiento, no es barato organizar grupos humanos, hacer procesos de discusión, monitorear humedales para saber si las metas que nos propusimos se cumplen.

Segundo, la Ley de Humedales Urbanos es excelente pero deja fuera a los humedales que están fuera del radio, entonces falta proteger eso. Chile tiene que entender que la riqueza que aportan los humedales con relación al recurso hídrico es fundamental. Si queremos soñar con el desarrollo debemos seguir en este camino. Felicito absolutamente los esfuerzos de los parlamentarios y del gobierno, pero el desafío es tan grande que debemos apuntar a más.

Comentarios