Foto: Agencia UNO

La Florida y Viña del Mar han sido los dos puntos más complejos del proceso de vacunación a nivel nacional

En todo el país, el proceso de inoculación masiva de la vacuna contra el Covid-19 se llevó en completa normalidad. Sin embargo, las comunas encabezadas por los alcaldes Rodolfo Carter y Virginia Reginato empañaron estas dos primeras jornadas, donde se registraron aglomeraciones, largos tiempos de espera y hasta una fuerte discusión entre funcionarios en pleno centro de vacunación.

CAOS EN LA CIUDAD JARDÍN

Un positivo balance realizaron las autoridades de la Región de Valparaíso de la primera jornada de vacunación masiva en la zona. La cifra oficial alcanzó las 17.946 personas que fueron inmunizadas.

Sin embargo, dicho esfuerzo se vio empañado por el caos reinante en Viña del Mar. La ciudad jardín recibió más de 37 mil dosis y la logística inicial contemplaba distribuirlas en 14 centros de salud.

Sin embargo, durante la primera jornada se registraron aglomeraciones y largos tiempos de espera en uno de sus recintos más céntricos de la comuna, el Cesfam Dr. Marco Maldonado, ubicado a un costado del Hospital Gustavo Fricke. La situación se repitió este jueves.

EL FALLIDO PLAN DE LA FLORIDA

Otro de los locales de vacunación que registraron aglomeraciones fue el Estadio Bicentenario de La Florida. En su primera jornada de vacunación, el centro más grande del país dispuso dos salas de espera al aire libre. Sin embargo, estas rápidamente se coparon.

En entrevista con Chilevisión, el alcalde Rodolfo Carter fue cuestionado por la decisión de concentrar el proceso de vacunación en un solo local, estrategia que, según él mismo explicó, fue trabajada en colaboración con la Embajada de Israel.

Sin embargo, el edil explicó que no se trataba de un problema del plan que habían asumido en La Florida, y responsabilizó a la Seremi de la RM por presuntos problemas en la cadena de refrigeración que requieren las vacunas.

De hecho, para la segunda jornada de vacunaciones anunció que dispondrán de refrigeradores y congeladores eléctricos para evitar problemas. “Fue una decisión bastante torpe de la Seremi, no podemos seguir confiando en un cooler con un poco de hielo”, disparó.

Durante esa compleja primera jornada, también se produjo una acalorada discusión entre la concejala Marcela Abedrapo (PC), quien intentaba ejercer su labor de fiscalización en el recinto, y el encargado de la oficina de coordinación territorial de la Municipalidad, Alejandro Solar Naveas, quien le preguntaba insistentemente si sabía leer, indicándole un letrero para que se retirara del lugar.

The Clinic Newsletter
Comentarios