Foto: Agencia EFE

¿Se podría replicar en Sudamérica?: Periodistas deportivos analizan remezón provocado por la Superliga Europea

El torneo que aspira a reunir a los equipos más poderosos de Europa fue anunciado este fin de semana por el presidente del Real Madrid, Florentino Pérez. La jugada puso en jaque a la UEFA y ha desatado una ola de críticas entre los hinchas. The Clinic conversó con dos periodistas deportivos para revisar los alcances de este campeonato y si logrará cambiar las reglas de las competencias deportivas de fútbol para siempre.

Este fin de semana, el presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, anunció la creación de la Superliga Europea, una competición que aspira a agrupar, al menos, a los 12 clubes más poderosos de España (Real Madrid, Barcelona y Atlético de Madrid), Inglaterra (Liverpool, Manchester United, Arsenal, Manchester City, Chelsea y Tottenham) e Italia (Milan, Inter y Juventus).

La iniciativa se plantea como paralela a la Champions League y dejó en una posición complicada a la UEFA. Sin embargo, su presidente, Aleksander Čeferin, salió a responder enérgicamente y advirtió que los jugadores que participen de ese torneo no podrán representar a sus selecciones. “No sabía que teníamos serpientes tan cerca de nosotros, hasta ahora”, cuestionó.

También salieron a manifestarse los dirigentes de otros clubes (como el Bayern Múnich y el Porto), jugadores (como Mesut Özil y Bruno Fernandes) e hinchas. De hecho, en Inglaterra, los fanáticos llegaron hasta Old Trafford y Anfield para colgar lienzos y criticar la participación de sus equipos en la Superliga.

El presidente del Círculo de Periodistas Deportivos, Danilo Díaz, detalla que el conflicto en Europa es de “larga data” y se remonta a los años ’90, cuando el fútbol demostró que podía producir grandes cantidades de dinero, fundamentalmente con la creación de la Premier League y la Champions League, ambas en 1992. Ocho años después, se creó el llamado G-14, que agrupó a los clubes de mayor tradición de Europa, para defender justamente estos intereses ante la UEFA.

Toda esta trayectoria, para Díaz, refleja que el problema de fondo es quién tiene el control del fútbol. “Lo que está en discusión es quién manda. Los clubes grandes argumentan que son ellos los que les pagan a los jugadores. Y la UEFA dice que son ellos los que organizan y reparten la plata”, señala.

En ese sentido, aclara que si bien la Champions League es un torneo que “repartía muchas lucas”, ocurrió que al aumentar la cantidad de equipos, la competencia “se tornó “latera”. “Para los clubes grandes, significaba sumar partidos en el calendario que no le dan la cantidad de plata que les puede dar esta nueva liga”, añade.

Por su parte, Nicolás Olea, director de prensa de RedGol y autor de las biografías de Alexis Sánchez y Arturo Vidal, subraya que efectivamente estamos ante un choque de dos poderosos que “se pelean el mismo botín: los jugadores”, y que obligará a negociar a ambas entidades para “cambiar el orden que actualmente existe”.

“Los jugadores están jugando 50 o 55 partidos por temporada y lo que quieren los clubes es rentabilizar el uso de esos jugadores en partidos que a ellos sí les importan. Y no jugar eliminatorias, y eliminatorias, y eliminatorias”, argumenta.

En ese sentido, rechaza la “postura de víctima” que han mostrado tanto la UEFA como la FIFA, porque “ellas son las que nos han llevado a este momento”, con creaciones como la Nations Cup o la idea de agrandar el Mundial a más selecciones.

¿EL POST-FÚTBOL?

La idea de una Superliga cambia totalmente las reglas del juego en el mundo del fútbol. Para Nicolás Olea, el llamado “post-fútbol” podría tener consecuencias en el mediano plazo y las principales víctimas de este proceso serían las selecciones nacionales.

“Europa tiene todo el control. Es donde se juega el mejor fútbol, donde se ganan los mejores sueldos. En un principio, esto afecta a equipos como el Atalanta. Pero el día de mañana va a afectar a selecciones como Chile o Paraguay, que no están en el primer mundo futbolístico. Ya nos pasó que las Eliminatorias se suspendieron por orden de Europa”, argumenta.

Para Olea, “esto puede ser la semilla de que en algún momento, en lugar de dividir las selecciones por su nacionalidad, se comiencen a dividir por las ligas de origen. Entonces, va a jugar la selección de la liga italiana contra la selección de la liga española”.

Por otro lado, Danilo Díaz es más escéptico y no cree que el formato de la Superliga termine reemplazando al fútbol como lo conocemos hoy. “Estas visiones olvidan que el fútbol tiene un componente antropológico muy fuerte. Al hincha le gusta ganar su torneo local, le gusta sumar sus estrellas. No puedes jugar sin tu competencia local”, señala.

En esa línea, puntualiza que “la Superliga tiene un error de base que es imperdonable. Su formato tiene la lógica de las franquicias gringas, pero los europeos no son gringos. En EE.UU. no hay descenso. Sin embargo, los europeos, por definición, siempre compiten arriba y abajo. Para poder llegar a un torneo tienen que hacerlo por mérito”.

¿REPLICAR EN SUDAMÉRICA?

Nicolás Olea señala que, de algún modo, el formato de la Superliga ya se ha replicado en Sudamérica. No obstante, explica que “la diferencia es que los clubes no se han separado para hacer su propia liga, sino que la Conmebol aceptó que Argentina metiera ocho equipos en copas internacionales y Brasil 10″.

“Si ves el cuadro de la Copa Sudamericana, llega a ser ridículo. Son cinco o seis equipos de otros lugares. Aquí, la Conmebol y los clubes grandes van de la mano, y en Europa están uno contra otro”, agrega.

Danilo Díaz atribuye esto al presidente de la Conmebol, Alejandro Domínguez. “Él entendió que había que repartir plata. Desde que llegó a la Conmebol, cada año se reparte más plata, tanto en Copa Libertadores como en la Sudamericana”, puntualiza.

En ese sentido, la estrategia es doble. Mientras inyecta más dineros como premios, le cede una concesión a los equipos argentinos y brasileños, dándoles más cupos en dichos torneos. En ese contexto, “no sería fácil organizar otro campeonato continental”.

Comentarios
Sabía ud que... Los migrantes del mundo mágico conversaron con Kamala Harris Potter. -------------------------------- Sabía ud que... Cuando me sale mal la ensalada hago morrón y cuenta nueva. -------------------------------- Sabía ud que... Dostoievski no respeta la distancia social porque su literatura toca muy de cerca. -------------------------------- Sabía ud que... Paris y Daza hacen leseras porque la risa es la mejor medicina. -------------------------------- Sabía ud que... El paracetamol con ¡azúcar! se consigue en farmacias Celia Cruz Verde. --------------------------------