Profesores constituyentes

Mi profesor es hoy un constituyente: 19 relatos de sus alumnos

La segunda profesión más común entre los miembros de la Convención Constitucional es la de profesor o profesora. Son, en total, 20 personas. ¿Cómo eran sus clases?, ¿sus métodos de enseñanza eran formales o más espontáneos?, ¿cómo quedaron en la memoria de los estudiantes que pasaron por sus aulas?. Hicimos el ejercicio: ubicamos a un alumno de cada maestro constituyente. Éstos son sus testimonios. Sus recuerdos en sus propias palabras.

Jorge Abarca, Distrito 1 (Ind., Lista del Apruebo): 

“Mi nombre es David Contreras, tengo 30 años y soy profesor de Biología. El profesor Jorge Abarca me impartió la clase de Zoología, en la carrera de Pedagogía en Biología y Ciencias Naturales  en la Universidad de Tarapacá sede Arica, en 2018. Él era uno de los profesores que recuerdo con más cariño, era súper jugado y preocupado de que aprendiéramos. Además es conocido entre los estudiantes de la carrera por denunciar prácticas abusivas y poco éticas dentro de la universidad por parte de otros profesores”. 

“En mi curso solo éramos dos compañeros y los dos de Iquique, así que no conocíamos mucho de la región, pero nuestro profesor nos sacaba a terreno siempre que podía. El profe incluso hablaba con sus colegas para que nos dieran charlas sobre sus investigaciones y varias veces hicimos salidas en horarios extracurriculares para complementar lo que aprendíamos; nadie le pagaba eso, lo hacía porque le gustaba, se notaba comprometido con que sus estudiantes aprendieran y conociéramos. Creo que todos los profes deberían tratar de ser igual de comprometidos con sus estudiantes, es lo que más rescato”.

“Yo no estaba enterado de que fue electo constituyente hasta hoy, porque vivo en Iquique y él postuló en Arica, pero me alegra saber que gente que entiende sobre las necesidades en cuanto a resguardar la biodiversidad de la región esté presente en la escritura de una nueva Constitución. Yo lo considero un biólogo muy competente y con bastante experiencia, por lo que tiene muy claro cómo resguardar la biodiversidad única de la región”. 

A la izquierda David Contreras, a la derecha el constituyente por el Distrito 1 Jorge Abarca

Alejandra Flores, Distrito 2 (Ind., Independientes de Tarapacá):

“Soy Xavier Marino, tengo 37 años y actualmente trabajo como coordinador comunal de convivencia escolar en la comuna de Pozo Almonte, al interior de Iquique. Fui alumno de la profesora Alejandra el 2008 y el 2009 en el ramo de cultura aymara. Recuerdo varias anécdotas con ella, desde su apoyo público a la dirigencia estudiantil (y yo participando del centro de alumnos de mi carrera, como presidente en aquellos años), encontrándose ella en el estamento de docentes universitarios, hasta una clase en la que nos explicó quién era Bartolina Sisa, expresando su clara afinidad con el feminismo desde aquellos años”.

“Sus clases eran de reflexión, de mucha opinión y conversación de las temáticas de la cultura aymara, no era de esos típicos docentes que piensan que sus alumnos son discos duros de almacenamiento y que solo debíamos acumular información y fechas. Ella es una mujer que ha desempeñado distintos roles desde el ámbito profesional, demostrando amplio espíritu de servicio público, compromiso con la cultura aymara y la educación rural”.

“El aporte que deja en mí la actual colega Alejandra Flores es que no importa cuántos cargos tengas, cuánta experiencia profesional adquieras, la humildad debe estar al frente, ser tu carta de presentación, siempre he intentado seguir ese ejemplo, tratar de ser cercano a la gente y por último entregar la experiencia profesional en el sistema educacional público; esto me permitió decidir desempeñar mi carrera de profesor en la zona rural al interior de Iquique, en los últimos 10 años”.

“Sobre su elección como constituyente me parece excelente, es una persona que tiene contacto directo con las bases, con juntas vecinales, sindicatos, etc. Pienso será una gran representante de lo que realmente necesita la ciudadanía: creo que el aporte real de Alejandra será llevar los deseos y sueños de las organizaciones de base como aporte a la nueva Constitución”.

Xavier Merino hoy es profesor al igual que su maestra, la constituyente Alejandra Flores.

Dayyana González, distrito 3 (Ind., Lista del Pueblo):

“Soy Luis Mario Galleguillos, tengo 16 años, estudio en la Escuela Bernardo O’higgins Riquelme, en Tocopilla, y soy parte de la mesa comunal de la infancia. Además soy vicecoordinador del consejo asesor del Sename, represento a Chile en la red Surca niño sur del Mercosur, tengo un trabajo comunal por la infancia y adolescencia y recién fui electo vicepresidente del gobierno estudiantil de mi liceo”.

“La profesora Dayyana me impartió clases de Historia y Geografía y Ciencias Sociales los años 2015, 2016, 2017 y 2018. Las clases de la profe Day eran entretenidas; o sea, ella trata de hacer sus clases lo más lúdicas y dinámicas posibles, tratando de usar distintas metodologías para los distintos estudiantes que tiene en el aula, en eso se podría decir que es una profe consciente con el estudiantado al que le está enseñando, trata de hacer lo mejor posible para que sus clases sean lo más productivas posible”.

“El aporte de sus enseñanzas en mi vida es el pensamiento crítico, ésa es la enseñanza que aprendí de la profe Day: el querer participar y opinar de los temas contingentes que estuvieran pasando en el establecimiento y también en el país, y no menos importante el hacer tu trabajo con vocación eso es lo que le hace falta al sistema educativo chileno, profes con la real gana de querer crear personas de bien con las herramientas suficientes para desenvolverse en la vida”.

“Me parece bacán que haya sido electa, es la persona idónea para el cargo, sabe de base las problemáticas que hay en la educación en Chile al igual que otros problemas que se viven en nuestro país. En el estallido social siempre estuvo apoyando las distintas demandas sociales y pensando siempre por el otro/a. Creo que su aporte será siempre pensar en los demás, en su ciudad, sus ideologías y en lo que siempre ha querido para Chile y para Tocopilla. Creo que dará el 100% en la redacción de esta nueva Constitución, basándose siempre en los derechos humanos fundamentales, y en erradicar el lucro y las carencias que sufre la población empobrecida de este país”.

A la izquierda la constituyente María Trinidad Castillo, a la derecha su exalumna Maudy.
A la izquierda la constituyente María Trinidad Castillo, a la derecha su exalumna Maudy.

Carlos Calvo, Distrito 5 (Ind., Lista del Apruebo):

“Mi nombre es Camila José Segura Encina, tengo 31 años. Fui alumna del profesor Carlos Calvo en 2008. En ese año ingresé a estudiar la carrera de Pedagogía en Educación Parvularia en la Universidad de La Serena, la universidad estatal de la región de Coquimbo”.

“Recuerdo varias anécdotas, ya que compartimos muchas instancias debido a que fui su ayudante en las asignaturas que impartía a diversas carreras tales como Pedagogía en Educación Musical, Auditoría, Diseño Gráfico, entre otras. Una vez con mi amiga Rosario (…) estando afuera de la sala decidimos enviarle una nota por debajo de la puerta, ésta decía: “Por favor profesor déjenos entrar”; esperamos unos minutos esperanzadas en ingresar a la clase, pero la puerta no se abrió. Cuando desistimos y tomamos nuestras mochilas para irnos, vimos que la nota era devuelta de la misma manera que la enviamos, nos alegramos, la abrimos y decía: “Lleguen a la hora”. Luego de esa experiencia nunca más llegamos tarde”.

“Las clases del profesor Carlos eran muy dinámicas, auténticas y llenas de simplicidad, entendiendo este concepto no como superficial ni simplista, sino más bien como momentos de aprendizaje con gran profundidad y realidad. Las desarrollaba a través de un nutritivo relato de experiencias y anécdotas, las cuales vinculaba con lo teórico de una manera muy amena, cercana y natural. El diálogo era una constante que nos permitía analizar, reflexionar y sobre todo pensar en lo que íbamos aprendiendo. Él siempre andaba con un libro en sus manos y nos recomendaba lecturas y autores. Es el fiel reflejo de lo que alguna vez me enseñó: “La persona que improvisa es la que sabe mucho, por lo tanto, lo puede hacer; por el contrario, el que no sabe es un chamullento”. En sus clases aprendí el gusto por la lectura, el valor e importancia de vincularse con otros y otras en el desarrollo de una pedagogía comunitaria, llevar el aula al territorio, a una plaza, a la playa, a las juntas vecinales y vivenciar que la educación no está sólo en la escuela”.

“Me parece excelente que mi profesor sido elegido, sentí una alegría inmensa cuando supimos que estaría dentro de los y las 155 en la Convención Constitucional, su presencia allí me llena de esperanzas en que tendremos otro Chile, ese Chile que disoñamos (término acuñado por él que señala el modo en que diseñamos nuestros sueños) junto a muchos educadores desde siempre en miles de conversaciones, congresos, trabajos comunitarios, cursos, investigaciones y proyectos educativos. Él como profesor representa a diversos educadores que estamos preocupados por la educación y queremos transformarla”.

A la izquierda la constituyente María Trinidad Castillo, a la derecha su exalumna Maudy.
Camila Segura junto a su profesor, el constituyente Carlos Calvo

María Trinidad Castillo, Distrito 5 (Ind., Independientes por la Región de Coquimbo):

“Mi nombre es Maudy Ardiles, tengo 26 años y fui su alumna en 2016 y 2017 en los ramos currículo y evaluación en la Universidad Central, sede La Serena. Hoy me dedico a realizar clases como Educadora Diferencial en un colegio aquí en Coquimbo”.

“Ella siempre tuvo mucha paciencia para hacer sus clases y siempre lo hizo pensando la manera más clara. Recuerdo que siempre encontraba las palabras precisas para explicar los temas más difíciles y así todo el curso aprendiera. Su voluntad por enseñar siempre fue muy buena y se valora hasta el día de hoy”.

“El aporte que su enseñanza tuvo en mi vida fue la motivación y vocación que tiene para enseñar; siempre recuerdo eso porque no encuentras profesores así todos los días”.

“Cuando fui a votar y marqué su nombre siempre pensé que sería un aporte tremendo para el país y la región en general. Que sea electa como constituyente me alegra mucho porque es alguien que me entregó tantos conocimientos y uno sabe que es alguien de verdad , alguien que tiene ganas de crear un nuevo Chile, con nuevas oportunidades, así que me enorgullece saber que hay alguien como ella que nos representará”.

A la izquierda la constituyente María Trinidad Castillo, a la derecha su exalumna Maudy.
A la izquierda la constituyente María Trinidad Castillo, a la derecha su exalumna Maudy.

Mariela Serey, Distrito 6 (Ind., Apruebo Dignidad):

“Mi nombre es Krishna González Hernández, tengo 23 años y fui alumna de Mariela Serey el año 2008, cuando cursaba quinto básico en el Colegio Guardia Marina Riquelme de Playa Ancha en Valparaíso”.

“Mariela me realizó clases de Lenguaje y Taller de Teatro. Recuerdo que era bastante extrovertida, espontánea y diferente para el perfil de profesores de ese colegio. Tengo en mi memoria una presentación de Teatro basada en una obra sobre bullying que ella misma escribió, donde yo era la protagonista. A aquel evento casi nadie asistió, pero aun así ella nos dio ánimo y nos alentó valorarnos por nuestro esfuerzo y constancia”.

“Sus clases eran muy íntimas, existía un clima de complicidad y confianza que nos hacía sentir libres. Y creo que justamente ése fue el aporte de sus enseñanzas a mi vida, el respetar la expresión y la forma de ser de cada persona, en el contexto que fuese”.

“Me parece genial que haya sido electa como constituyente, es una mujer con mucha determinación, empoderada, feminista, jugada por lo que cree y quiere, lo que la llevó a crear y ser actualmente presidenta de la Asociación #YoCuido. Sin duda aportará muchísimo a la construcción de nuestra Carta Magna desde su propia vivencia como mujer cuidadora, asegurando una mayor visibilidad de esta realidad y la entrega de herramientas que les permitan un mayor desarrollo y calidad de vida a estas personas”.

“Hoy yo me dedico coincidentemente a la Pedagogía, estudié Pedagogía en Educación Básica, actualmente soy profesora jefe de primero básico de un colegio del Cerro de Playa Ancha, Valparaíso”.

Krishna dice que aprendió a respetar la expresión y la forma de ser de cada persona gracias a su profesora Mariela Serey, quien hoy es constituyente.


Lisette Vergara, Distrito 6 (Ind., Lista del Pueblo) 

“Mi nombre es Darío Cifuentes, tengo 18 años y actualmente estudio Ingeniería Civil En la Universidad Técnica Federico Santa María. Fui alumno de la profesora Lisette en 2018. Me impartió clases de Historia”.

“Recuerdo una anécdota con la profesora Lisette. Ella contestaba preguntas durante los descansos, y recuerdo que conversamos sobre la justicia. En una ocasión, mientras caminábamos por el patio del colegio, una conversación que había comenzado con los dos, terminó con muchos alumnos caminando y escuchándonos. Fue una conversación muy enriquecedora”.

“Sus clases eran poco convencionales, enseñaba la materia a través de explicaciones y lectura, mapas y esquemas, a veces con videos, contestaba dudas y era amable. Es imparcial frente a los hechos históricos a menos que algún alumno pidiera su opinión. La profesora nunca fomentó sus creencias a nadie, sino que más bien comparaba pros y contras de movimientos o partidos políticos que existieron o existen. A mí me ayudó a redactar mejor mis respuestas, argumentarlas mejor y desarrollar un pensamiento crítico”.

“Me parece espectacular que haya sido electa, ella es muy capaz en lo que refiere a política, estoy seguro hará un gran trabajo. Como profesora de Historia a ella se le facilitará imaginar las consecuencias de una nueva Constitución y lo que eso conlleva, aportará en la escritura de una nueva Constitución, donde todos podamos participar y ser escuchados”.


Lisette Vergara junto Dario Cifuentes, su ex alumno

María José Oyarzún, Distrito 7 (RD, Apruebo Dignidad):

“Mi nombre es Daniel Montes Lagos, tengo 26 años y fui alumno de la profe Cote el año 2017 en la Universidad Viña del Mar. El ramo que me hizo era un FG (curso de formación general) y se llamaba Equidad de Género, Política y Ciudadanía”.

“Recuerdo hartas cosas con ella, pero se me viene a la mente una en específico. Fue un debate que iniciamos, con ella de mediadora, sobre el aborto. En el curso había un grupo de compañeros que eran anti aborto, el tema fue que luego de una larga discusión y distintos puntos de vista, la Cote comenzó una reflexión sobre el tema enfocándose en los derechos humanos, lo que hizo que los compañeros más conservadores abrieran su mente y vieran el problema desde otro paradigma. Para mí, tanto como participante y también como oyente, fue una experiencia muy nutritiva y la recuerdo de vez en cuando al momento de debatir con amigos o familia sobre este tema”.

“La verdad es que los aportes de las enseñanzas de la profe Cote en mi vida han sido casi estructurales, el darme cuenta en ese momento de hacer una introspección, de que muchas de mis actitudes y pensamientos continuaban al lado del machismo y conductas socio-normadas, me ayudó a despertar y atinar a generar el cambio necesario para ser un agente pro dentro de la sociedad y mi círculo cercano. Para mí, sus enseñanzas son y serán siempre súper transcendentales”.

“El día de las elecciones estaba súper nervioso y expectante a los resultados, y cuando supe que había salido sentí mucha alegría y satisfacción. Es una mujer con vocación de servicio público, con visión y con herramientas y aptitudes muy útiles para este proceso constituyente. El aporte de la Cote al proceso va a ser el dar una perspectiva totalmente fresca y aterrizada sobre temas de equidad de género y la verdad política en general. No es la típica abogada constituyente o ingeniera civil (sin ánimo de desmerecer la labor de estos), sino una filósofa del pueblo atinada y luchadora”.

“No es la típica abogada constituyente o ingeniera civil”, dice Daniel Montes sobre su ex profesora María José Oyarzún.

Paulina Valenzuela, Distrito 14 (Ind., Por la Nueva Constitución)

“Soy Valentina Retamales, tengo 19 años hoy estoy estudiando para ser médico veterinario. Fui alumna de la profesora Paulina el año 2015 en la Escuela Francisco Letelier Valdés (en Paine). Me hizo clases de Matemáticas y además fue profesora jefe mía y de mi hermana”.

“Recuerdo que cuando se realizaban alianzas o aniversarios del colegio, ella siempre se disfrazaba y animaba a todos sus alumnos. Siempre mantenía una actitud muy positiva y nos motivaba a siempre dar lo mejor de nosotros. Sus clases eran didácticas, entretenidas y por eso siempre estábamos motivados”.

“Gracias a ella estuve preparada para todo lo que pasaría en enseñanza media y a pesar de que ya no era mi profesora siempre mantuvo una excelente disposición para ayudarme durante ese periodo”.

“Me parece perfecto que haya sido electa porque creo que será un gran aporte por ser una persona muy fiel a sus ideales , ella es demasiado proactiva y otorgará ideas maravillosas y frescas, además que siempre tendrá empatía con las ideas de sus pares”.

A la izquierda Valentina Retamales, a la derecha su ex profesora Paulina Valenzuela

Loreto Vallejos, Distrito15 (Ind., Lista del Pueblo)

“Mi nombre es Alejandro Fica y fui alumno de Loreto desde séptimo a primero medio y luego en tercero medio (en Doñihue). Me impartió los ramos de Historia y Geografía; y en tercero medio, Metodología de la investigación. Hoy soy estudiante de quinto año de Medicina en la Universidad de Chile”.

“Recuerdo que la profesora organizaba viajes para relacionar la Historia con otras áreas, por ejemplo, en octavo nos llevó a la exposición “Los Tesoros de Egipto” junto con la profesora de Artes, para complementar la historia, con el arte y la cultura de la civilización egipcia. También, en tercero medio ella me ayudó a escoger el tema de mi tesina y nos decidimos por un experimento para cultivar lechugas en agua salada, entendiendo que esta necesidad surge desde los problemas de sequía/saqueo que vive nuestro distrito y región”.

“Tengo muy presente una clase donde, paradójicamente, ella nos trajo recortes para colorear de los partidos políticos. Sus clases siempre eran muy didácticas, llamativas y en equipos. Siempre nos atendía con una sonrisa en la sala de profesores y recuerdo mucho su buena disposición y motivación. Creo que el aporte de los buenos profesores siempre está, en el caso particular de la profe Loreto nos enseñó muchas cosas que escapan de la Historia, pero que de alguna u otra forma también se conectan con ella. Nos enseñó a cuestionarnos el mundo y no asumir que las cosas son de tal forma por el solo hecho de haber sido impuestas así, nos enseñó a reflexionar en torno a la sociedad a la que nos estábamos incorporando en esos años y en la que hoy estamos. Nos enseñó valores como el respeto, la disciplina y, por sobre todo, a hacer notar la educación”.

“Que haya sido electa me parece realmente un sueño y un orgullo. La vida nos volvió a unir cuando supe que estaba buscando firmas para patrocinar su candidatura y desde ese día que la he acompañado en sus actividades, en sus lives, en sus cabildos, incluso fui apoderado general por la Lista del Pueblo. Creo que es un cargo que tiene completamente ganado, fue una campaña sacrificada, con muy pocos recursos, pero con un sinfín de ideas y luchas con las que sintonizó con la gente y que por supuesto irá a defender a la Convención. Su principal aporte en la Convención será defender y dialogar. Defender a todxs lxs que representa, defender sus demandas y sus luchas, muchas veces invisibilizadas, pero que han estado ahí durante años. Ahora estas demandas se pondrán sobre la mesa, y a partir de ellas se forjará un nuevo Chile”.

Alejandro Fica recuerda que su ex profesora Loreto Vallejos lo ayudó con su tesina: un experimento para cultivar lechugas en agua salada

Adriana Cancino, Distrito 16 (Ind., Lista del Apruebo)

“Me llamo Paz Arellano y tengo 19. Estudié en la Escuela San Luis de Manantiales en la comuna de Placilla y fui alumna de Adriana desde primero a tercero básico, entre el 2007 y 2009”.

“Ella no tenia una asignatura particular. El colegio en el que yo estudiaba en ese entonces era muy pequeño y con muy pocos estudiantes, por lo tanto los cursos solían ser mezclados, así que ella impartía como docente todas las áreas pedagógicas”.

“Un recuerdo que me marcó con ella fue una vez en la que me sentía nerviosa y temblorosa: la primera vez que me atreví a bailar en público en un encuentro escolar artístico. Ella estaba ahí, en primera fila, dándome ánimo. Después veía su sonrisa y mirada orgullosa cada vez que tenía que salir a cantar en algún acto cívico del colegio y diversos festivales de la voz”.

“Tengo infinitos y bellos recuerdos de Adriana y de su labor como profesora, siempre dedicada y preocupada de hasta el último niño y niña de aquella aula que se llenaba de vida y color con su hermosa y cálida energía; la recuerdo siempre intentando llegar a cada uno de los estudiantes, de hacerlos parte y que de algún modo encontraran su lugar, que se atrevieran a conocer, a no tener miedo como también a explorar todos sus talentos, tal cual hizo conmigo”.

“Hoy en día he logrado subir a varios escenarios y dejar todo de mí en ellos, puedo fluir con la música, mi cuerpo y mi voz sin miedo, ya que con sólo cerrar los ojos antes de salir a escena, recuerdo cada uno de sus abrazos y palabras de aliento en una pequeña escuelita, donde me sentía tan diminuta e indefensa. Adriana me abrió sus brazos como una segunda mamá, me dijo que confiara y jamás tuviera miedo de ser yo”.

“Siento que nuestra comunidad necesita representantes empáticos y conscientes de su entorno, que conozcan la realidad de todos, y que por sobre todo velen por su integridad y bienestar. Sin duda siento que su participación como constituyente traerá consigo grandes cambios en nuestra sociedad, en torno a aspectos humanitarios de nuestra comunidad, trabajando por aquellas personas reprimidas e invisibilizadas que no logran tener un espacio, brindándole así la importancia, reconocimiento y voz que merecen”.

“Hoy en día me estoy preparando para estudiar alguna carrera relacionada con el arte y así seguir explorando mis capacidades sin temor, confiando en aquellas palabras de apoyo de cierta profesora que creyó en mí y en mi talento como artista”.

Adriana me abrió sus brazos como una segunda mamá, dice su ex alumna Paz Arellano.

Luciano Silva, Distrito 20 (RN, Vamos por Chile)

“Mi nombre es Cristian Sepúlveda, tengo 32 años y fui alumno del profesor y pastor Luciano Silva desde abril 2015 a febrero 2021. Obtuve grados de certificado en estudio bíblico, diplomado y también bachiller en teología en el Centro de Reflexión Teológica del Sur, Concepción”.

“Me impartió diversos módulos y asignaturas. Entre ellos: Historia de la Iglesia, periodo intertestamentario, cultura postmodernidad y cristianismo, introducción a la teología del Antiguo y Nuevo Testamento, Homilética, Historia de la iglesia Latinoamericana y Reforma Protestante, entre otros”.

“La modalidad de sus clases incluía mucha exigencia y obtener el mejor rendimiento en cada uno. Invitaba a esmerarse porque cada aprendizaje y lección fuera adquirida de la manera más clara posible. Poseía un lenguaje enriquecido y técnico. No titubeaba ante alguna respuesta cuando poseía la convicción y reconocía cuando en alguna interrogante no tenía con claridad la respuesta. No concedía respuestas al azar, por lo que le permitía tener siempre una visión muy aguda y profunda en torno a la utilización de fuentes confiables de información, literatura y autores. Una de los hitos fue concretar la publicación de un primer libro con Él como coautor, y actualmente trabajando en lo que será una segunda publicación literaria en los próximos meses”.

“El aporte que brinda el profesor en mi vida tiene diversas repercusiones. Resalta la formación integral en los campos de estudios, adquirir destrezas investigativas y, por sobre todo, formar una opinión y punto de vista no azaroso, sino con una mirada integrativa desde diversos campos, insertando la teología no sólo en un plano eclesiástico, sino también político, educacional, cultural, social y contextual”.

“Es un tremendo acierto y una bendición su elección. Las destrezas y herramientas que posee, no tengo la menor duda serán propicias en una instancia histórica para nuestro país. Admito que su elección trajo una alegría significativa dado el esmero que el docente posee en el aspecto investigativo, pero también en la mirada que posee en diversos ámbitos. Alzará el nombre de Dios en alto, para manifestar aprehensiones en torno a aquellos que vaya en desmedro de los principios que como pueblo cristiano poseemos, pero también invitará al diálogo para consensuar puntos dispares”.

“Hoy ejerzo como sicólogo clínico, me desempeño en el Cesfam Pueblo Seco y de manera particular en Centro de atención psicológica Sentido Humano en Chillán. En el ámbito eclesiástico soy Pastor-Maestro en congregación Iglesia Metodista Libre de Chile y a su vez con estudios en posgrado”.

A la izquierda Cristián Sepúlveda, a la derecha su profesor el constituyente Luciano Silva.

Bastián Labbé, Distrito 20 (Ind., Asamblea Popular Constituyente)

“Mi nombre es Michelle Chacón, tengo 24 años y Bastián Labbé fue mi profesor de Historia y Geografía en 2017. Hoy soy estudiante de Técnico en nivel superior en Enfermería en la Universidad de Magallanes Puerto Natales”.

“Tengo muchas anécdotas con el profe Basti, pero las más bacanes eran cuando comíamos en clases ja, ja, ja. O cuando tomábamos mate. No puedo dejar de mencionar cuando bailó junto a nosotros para la alianza, siendo mi profesor jefe y nuestro bailarín estrella. Pero sin duda lo que más me marcó fue todo el apoyo que obtuve de parte de él, tanto en mis estudios como en lo psicológico.

“Sus clases eran divertidas, la pasábamos bien, tenía una metodología distinta a los otros profes, nos hacía participar a todos por igual. Recuerdo que hablábamos siempre sobre política, de las desigualdades que existen en nuestro país, como también nos enseñó sobre la inclusión”.

“Que sea constituyente me puso muy feliz. De partida pongo toda mi confianza sobre él, porque se lo merece y tiene objetivos muy claros para con su comunidad. Creo que apoyará todo el ámbito ecológico, además obviamente de fomentar una educación digna y de calidad, ya que realmente la necesitamos”.

Michelle Chacón dice que su ex profesor Bastián Labbé era el bailarín estrella de las alianzas.

Javier Fuchslocher, Distrito 21 (Ind., Por una Nueva Constitución)

“Mi nombre es Tamara Alveal y tengo 18 años. Fui alumna del profesor Javier desde quinto a octavo básico y me impartió las clases de Historia y Ciencias Sociales en el colegio Colegio Marta Brunet (Los Ángeles). Recuerdo que solía retarme por andar jugando en clases o andar desconcentrada, pero gracias a eso aprendí la importancia de prestar atención a mis estudios y aprender de forma responsable”.

“Las clases del profesor eran completas y fáciles de entender. Me demostró lo interesante que era la materia que él enseñaba y me hizo entender lo importante que yo era en el mundo, por lo cual siempre di mi mayor esfuerzo en educación media”.

“Me alegra mucho que alguien como mi ex profesor, que construyó mis bases en mis estudios haya quedado como electo, y sé que él hará un cambio positivo. Dará una nueva dirección basado en sus propuestas y su aporte será un gran beneficio para el país”.

A la izquierda el profesor Javier Fuchslocher, a la derecha su ex alumna Tamara Alveal.

Lorena Céspedes, Distrito 23 (Ind., Por una Nueva Constitución)

“Mi nombre es Sebastián Barriga, tengo 20 años y fui alumno de la profesora Lorena en los años 2018 y 2019 en la Escuela Artística Armando Dufey Blanc de Temuco. Me hizo clases de Física. Ella siempre se encargó de acercar la física a todos y siempre daba lo mejor de ella para que todos entendieran. Lograba captar la atención de todos hasta de los que éramos mas pinganillas”.

“Se puede decir que gracias a ella pude entrar a estudiar a la universidad ya que yo no asistí a ningún preu y ella una vez que salimos de 4to medio se dio el tiempo de darnos clases para preparación PSU; el liceo no tuvo nada que ver, la iniciativa salió de ella”.

“Con la profe tengo varias anécdotas, pero yo creo que lo que más me marcó y le agradezco fue ésta. La directora de mi colegio no quería que mi curso tuviera una licenciatura por la revuelta social, ya que sabía que mi curso era “revolucionario” y temía de lo qué pudiéramos hacer. Un día con un compañero fuimos a su taller a buscar unos materiales y otras profesoras jefes de mi generación nos contaron que junto a ella habían la peleado para que tuviéramos nuestra licenciatura”.

“Me parece excelente que haya salido electa. Me deja tranquilo y feliz, ya que es una persona muy comprometida con las personas que la rodean. Yo creo que su aporte irá mas enfocado al tema de la educación y las ciencias”.

Sebastián Barriga dice que gracias a su profesora Lorena Céspedes logró entrar a la universidad.

Mario Vargas, Distrito 25 (PS, Lista del Apruebo)

“Mi nombre es Alonso Vila, tengo 19 años y actualmente soy estudiante de Derecho en la Universidad Católica de Chile. Mario Vargas Vidal fue mi profesor durante el periodo 2019-2020. Él me impartió las clases de Ciencias Sociales y Orientación en el Liceo Eleuterio Ramírez de Osorno”.

“Recuerdo que una vez con el profesor salimos hacia un museo cercano y nos empapamos por la gran lluvia que nos pilló en ese momento, pero la lluvia suele ser así en el sur y no es mucho impedimento. Sus clases siempre fueron muy entretenidas y diversas, debido a que nos situaba en distintos contextos de la opinión histórica-social, lo que también por mi parte me sirvió para no solamente quedarme con una visión de los hechos sino averiguar y saber por cuenta propia el escenario completo de como aconteció algo”.

“Me parece una excelente noticia la elección de mi profesor, debido a que es necesario que los profesores que durante toda su vida han sido de la educación pública, como él, y que de igual forma se han abocado en diversas tareas sociales también sean parte de este proceso histórico. Será un gran aporte en el mejoramiento y visibilización de la misma educación municipal/pública que tantos años ha sido descuidada y olvidada, así también aportará para reflejar la necesaria descentralización a la cual Chile debe ser sometido”.

El hoy estudiante de derecho Alonso Vila, cree que su ex profesor Mario Vargas “aportará para reflejar la necesaria descentralización” en la nueva Constitución.

Yarela Gómez, Distrito 27 (RD, Apruebo Dignidad):

“Mi nombre es María Pía Reyes y tengo 20 años. Soy de Puerto Ibáñez, en la región de Aysén. Yo fui su alumna por el programa Pase, del cual Yarela estaba a cargo. Eso fue cuando estaba en cuarto medio. Ese programa era un espacio en el que diferentes docentes de la Universidad Austral nos enseñaban y nos acercaban a una posible realidad de entrar a la universidad. Más que repasar contenidos, nos daban herramientas para desarrollar nuestra personalidad, para hablar en público. Incluso nos hicieron una clase de cómo manejar nuestros gastos y cómo sobrevivir a la universidad en el caso de vivir solos, ya que mi localidad es aislada”.

“Hoy voy en segundo año de creación audiovisual en la Austral, en Valdivia. El rol que tuvo Yarela en eso fue importante, ella nos comentó su experiencia en la universidad, fue muy importante escuchar a una persona que viene del mismo lugar y con las mismas posibilidades que nosotros y nos diga que es posible. Eso fue un incentivo a seguir luchando”. 

“Yarela nos inspiró caleta. La vimos como una mujer fuerte, muy empoderada y ahora que es constituyente veo que es una gran mujer: muy sencilla, pero que supo darle la cara a todo. Es muy fuerte . Yo creo que será un gran aporte, es muy sorprendente que en una región como Aysén, que es tan pequeña a nivel de población, haya logrado salir.  Ella se antepone al mundo como una mujer feminista, y para mí que haya salido en esta región, que considero es un poco machista, creo que da qué hablar. Es muy importante que ella esté ahí (en la Convención) y que saque la voz por nosotros. Es muy importante que haya una profesora, una mujer, una coyhaiquina, eso es muy valioso”.

María Paz dice que las clases de Yarela fueron claves para entrar a una carrera universitaria

Elisa Loncón Antileo, postuló por escaño reservado del pueblo Mapuche

“Mi nombre es Pilar Palacios, soy Bióloga Ambiental y fui alumna de Elisa el año 2015, en un Taller de Mapundungun y Cultura Mapuche que impartió en el CIDES Alicia Cañas de la Municipalidad de Providencia”.

“Sus clases eran muy entretenidas, interesantes, no eran sólo de idioma sino que de cultura mapuche. Ella me ayudó a entender que el idioma construye realidades, y a reafirmar que la cultura mapuche tiene una relación muy estrecha con la naturaleza. Así que a mí como bióloga me ayudó a entender mejor relación del hombre con la naturaleza: la cultura mapuche es un ejemplo de respeto y conexión con su entorno”.

“Recuerdo que al final del curso hicimos un coctel donde todos aportamos con algo. Fue una comida mapuche, habían unas especies de queques que formaban la frase mari mari lamngen”

“Me parece un increíble su elección por el aporte para nuestro país, estoy feliz y esperanzada. Creo que ella o Cristina Dorador deberían ser presidentas de la constituyente porque son mujeres brillantes con mucho conocimiento, capacidad de enseñar y conciliar. Creativas, esforzadas y preocupadas del medio ambiente”.

“Creo que ella ayudará a llegar a acuerdos que protejan a nuestro patrimonio, tanto ambiental como cultural. Nuestra nueva constitución será escrita en varios idiomas, incluyendo al Mapudungun”.

Pilar se tomó una selfie con Elisa al terminar el taller.

Victorino Antilef, postuló por escaño reservado del pueblo Mapuche:

“Soy Óscar Gonzalo Millalef Millalef, tengo 33 años y Victorino fue mi profesor desde 1999 al 2000, en la escuela Rucaklen, comuna de Lanco. Me impartió las clases de Lenguaje, Matemáticas, Historia, Ciencias, Inglés y Mapunzugun. Actualmente yo soy profesor de Educación Básica Intercultural en contexto mapuche y trabajo en la escuela rural Rucaklen, donde cumplo la función de docente y encargado de escuela”.

“Recuerdo que algunas clases de Ciencias Naturales, en el periodo primaveral, se abordaban al aire libre. En una oportunidad, almorzamos una ensalada de digüeñis (especie de hongo comestible). Sus enseñanzas eran didácticas y contextualizadas. En Lenguaje, al finalizar cada unidad, se realizaba una dramatización. Victorino me enseñó las primeras frases en mapunzugun. De esta manera, despertó en mí el interés por continuar aprendiendo, nuestra lengua y saberes culturales”.

“Estoy muy contento con la elección de mi ex profesor, dado a que él tiene la capacidad para lograr los objetivos, que en la actualidad nos planteamos como pueblo mapuche. Realizará aportes significativos, en promover la defensa y recuperación de nuestro territorio. De la misma manera, fortalecerá la educación intercultural bilingüe, para implementar estrategias que conduzcan al reaprendizaje del mapunzugun, en el ámbito escolar y también del lof mapu o comunidad”.

Óscar dice que su profesor Victorino le enseñó enseñó sus primeras frases en mapunzugun.

*The Clinic tomó contacto con la profesora constituyente Ivanna Olivares (Ind., Lista del Pueblo. Electa en distrito 5), quien finalmente no participó de este artículo.

Comentarios