Sebastián Sichel protagonizó los pasajes más ásperos del debate presidencial de Chile Vamos transmitidos por CNN-Chilevisión

¿Todos contra Sichel o Sichel contra todos? Las impresiones de los comandos de Chile Vamos tras el primer debate entre los presidenciables del oficialismo

El candidato presidencial independiente protagonizó buena parte de los dardos cruzados entre los abanderados del oficialismo. Desde el resto de los equipos de campaña, subrayan que en el debate -organizado por CNN-CHilevisión- quedó en evidencia su trayectoria "zizagueante", la que tuvo su origen en los tiempos de la Concertación. Desde su entorno, sin embargo, argumentan que el resto de los contendores del bloque se enfocan en él debido a que, junto con Joaquín Lavín, es la carta más competitiva del bloque. Eso sí, hay un elemento transversal: la distancia de los abanderados con el gobierno es consciente. "Hay desafección", reconocen desde uno de los comandos en disputa.

“Sichel se agarró con todos, ¿cierto?”, comenta de entrada el coordinador de la campaña presidencial de Mario Desbordes, el diputado Camilo Morán, al recibir el llamado de The Clinic respecto a las impresiones que dejó el debate de anoche, transmitido por CNN-Chilevisión, entre los abanderados de Chile Vamos: Joaquín Lavín (UDI), Mario Desbordes (RN), Ignacio Briones (Evópoli) y Sebastián Sichel (Independiente)

Un foro televisado que se extendió hasta pasadas las 01:00 de la madrugada de hoy y que tuvo como constante los dardos cruzados entre los postulantes a La Moneda. En particular, con la figura del ex ministro de Desarrollo social y otrora presidente de Banco Estado, ya sea como blanco de ataques o como protagonista de los mismos, a juzgar por las impresiones coincidentes del resto de los comandos del bloque oficialista.

A modo de ejemplo, dos pasajes con Sichel de protagonista. Primero, el cruce de palabras con Mario Desbordes, quien le adjudicó el presunto apoyo del jefe de asesores de Palacio, Cristián Larroulet quien, según ha advertido el diputado, lidera la línea económica más ortodoxa del Ejecutivo. “Primero pedirle las disculpas a Joaquín Lavín. Tantos años de amistad con Cristián Larroulet y ahora me lo cargan a mí. No tengo idea si está conmigo”, se defendió el interpelado.

O cuando el abogado independiente se quejó de que el Estado “desapareció del territorio”. Para ello, lo graficó diciendo que “necesitamos que haya Banco Estado en La Pintana”. Acto seguido, desde la cuenta de Twitter de la UDI le respondieron con la dirección de una sede del banco en esa comuna. “Oye Sebastián Sichel, para que conozcas Chile y la institución que presidiste. Te mando la dirección del BancoEstado en La Pintana”, decía el mensaje de la publicación, que después fue borrada. “Parece que el que maneja las redes sociales de la UDI está obsesionado conmigo, todos los días saca un Twitter contra mí y después lo borra”, sugirió Sichel, pidiendo de paso que el gremialismo cambiara a su community manager.

Así, el vocero del comando de Joaquín Lavín, Rodolfo Carter, lo grafica con la serie de TV más trascendental de TV. “Sichel anda como El Chavo del 8, haciéndose el humilde y la víctima, pero tiene las mismas mañas que la Chilindrina. Su trayectoria es demasiado zizagueante. Uno tiene derecho a cambiar de opinión, pero cuando cambias de amigos cada cuatro años es otra cosa. Es sorprendente su desenfado, que es el término más elegante que se me ocurre en este minuto”, dice el también alcalde de La Florida.

Un juicio coincidente es el de la vocera del comando de Ignacio Briones, Javiera Parada, quien agregó respecto dfel debate: “A diferencia de la consistencia demostrada por Ignacio Briones, quedó en evidencia los candidatos que cambian de posiciones según el momento”, dice la actriz y gestora cultural. En este sentido, Parada aborda el cruce de palabras entre su candidato y Sichel, cuando el ex ministro de Hacienda le hizo la siguiente pregunta en el debate, respecto a las constantes críticas del independiente a la gestión de un gobierno del cual fue parte: “¿Te parece leal con tu equipo decir que los otros no querían avanzar?” .“Es que la gente aspira a que los candidatos hablen con honestidad”, explica Parada sobre este punto.

“Es lamentable la actitud de Sebastián Sichel. Parece que tiene por objeto dañar la imagen del resto de los contendores, cuando el adversario sigue estando al frente. Hay tiempo para que Siguel enmiende su estrategia”, complementa Camilo Morán, coordinador del equipo de campaña de Mario Desbordes.

Palos funcionales a Lavín

En el comando de Sebastiñan Sichel, por cierto que el análisis es otro. Fuentes de su entorno plantean que, electoralmente la primaria de Chile Vamos será disputada entre Joaquín Lavín y Sebastián Sichel, Por eso, el resto de los candidatos habría tenido mayor guante blanco con el ex alcalde de Las Condes porque “Lavín no se va a pelear con nadie”. Él hace de amable, mientras la dureza la ejerce el portavoz, Rodolfo Carter, sostienen en el círculo de Sichel.

Por lo mismo, el resto de los candidatos oficialistas ven el espacio político que ocupa Sichel como el nicho realmente en contienda.

Este enfoque lo plantea el coordinador político del comando de Sichel, Juan José Santa Cruz, quien apunta a la dureza de Mario Desbordes respecto al candidato que representa. “La agresividad de Desbordes obedece a una estrategia que, al final, es funcional a Lavín. Eso quedó en evidencia en el debate de anoche”, sostiene.

¿Desmarque del gobierno? “La vida misma”

Otro elemento transversal al debate entre los candidatos de Chile Vamos, fue su evidente distancia respecto al gobierno de Sebastián Piñera. “Obviamente, tal como la mayorñia de los chilenos, hay desafecci´ñon del gobierno. Mi candidato lo recojnociño como que era su gobierno, pero también reconociendo muchos de los errores que ha cometido. Hay lealtad, pero mucho reconocimiento a las faltas que ha tenido este gobierno”, dice Camailo Morán.

“Es la vida misma. Cuando le has dicho al gobierno en todos los tonos que se esté equivocando y no escuchan, entonces esa sordera tiene costos. No tenemos por qué hacernos responsables”, remata Rodolfo Carter.

Comentarios