La guerra de los países en contra del Bitcoin

EFE

¿Por qué muchos países están en guerra contra el Bitcoin?

Muchos países están librando una guerra abierta en contra del Bitcoin durante estos últimos años, con el fin de limitar su acción dentro del mercado global.

Una verdadera guerra está teniendo China en contra de una de las criptomonedas más importantes del mundo este 2021, en lo que es también uno de los nombres que más ha dado de hablar sobre la transición a un tipo de cambio digital: el Bitcoin.

Esto ya que el gigante asiática impulsó medidas durante junio de 2021 con el fin de reprimir la actividad minera ligada a este recurso, que se ha venido transformando en una de las principales plataformas de pago del mercado digital desde su aparición en 2009.

Esto ya que el Banco Popular de China convocó a Alipay, una de las plataformas más populares de pago en línea perteneciente al multimillonario chino Jack Ma, quien posee el Ant Group, con el fin de que estos “investigaran e identificaran exhaustivamente” los intercambios y distribuidores de criptomonedas para cortar el comercio de cifrado.

Junto a ello, medios de la provincia de Sichuan, según informó CNN, dieron a conocer que se ordenaron el cese de las funciones de los principales centros de operación de minería de este recurso digital que debe “minarse” a través de computadores de gran capacidad.

¿Por qué la guerra en contra del Bitcoin?

Sin embargo, esta decisión por parte de China no está aislada de la realidad. Muchos países alrededor del mundo han tomado decisiones con respecto a la criptomoneda, tales como Argelia, Egipto, Marruecos, Bolivia y Ecuador, quienes han sido tajantes en prohibir el uso y creación de estas.

Y es que entre las razones que tienen muchos de estos países en limitar su uso se argumenta que, al no ser controladas por un gobierno, un banco central o una empresa, es que estas tienen una libre circulación descentralizada, lo que puede crear efectos “burbujas“, es decir, que puedan aumentar mucho su valor para desplomarse en horas al no tener un control efectivo.

Junto a ello, muchos argumentan que su autonomía, que es intrínseca a su funcionamiento, haga que sea difícil de controlar y fiscalizar por parte de las entidades bancarias alrededor del planeta, quienes ven un mercado que escapa de su control.

De hecho, tal es el caso que uno de los asesores senior de la exdirectora del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, señaló a la BBC que estas criptomonedas “pueden amenazar la soberanía monetaria de cualquier país”.

“Todos los países deberían estar preocupados por la pérdida de soberanía monetaria. No pueden perder el control de cuánto dinero se imprime y se gasta”, agregó al respecto al medio inglés.

Comentarios