Venus Nasa

NASA/Twitter

¿Existe vida en Venus? La “explosiva” teoría que surgió tras el hallazgo de gas fosfina en el misterioso planeta

La presencia de gas fosfina en la atmósfera de Venus no habla de la biología en este planeta, sino que se trataría de una firma geológica.

El pasado mes de junio, un equipo de la Universidad estadounidense de Cornell, señaló en un artículo de investigación que los rastros de gas fosfina en la atmósfera del planeta sugieren una “actividad volcánica explosiva”, lo que descartaría la posibilidad de encontrar biología en Venus.

Los resultados de esta investigación se publican en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS) y sus responsables sostienen que el vulcanismo es el medio por el que la fosfina llega a la atmósfera superior de Venus.

Hace algunos meses, un grupo de científicos reveló que la fosfina o fosfano se encontraba en cantidades mínimas en la atmósfera superior del planeta. Para estos investigadores de la Universidad de Cardiff (Reino Unido) ese descubrimiento prometía la remota posibilidad de que la fosfina sirviera como firma biológica.

Sin embargo, los científicos de Cornell dicen que esa huella química apoya un hallazgo científico diferente e importante: una firma geológica, que muestra la evidencia de volcanes explosivos en el misterioso planeta.

La propuesta de la existencia en Venus de un mecanismo geológico abiótico -no relacionado con la vida- para explicar la presencia de gas fosfina ya la defendió este grupo en un artículo publicado en el repositorio Arvix (sin revisión de otros científicos) el pasado octubre; ahora la idea la publican en una revista científica.

La fosfina no nos habla de la biología de Venus“, señala Jonathan Lunine, profesor de ciencias físicas y director del departamento de astronomía de Cornell, sino que “nos está hablando de la geología. La ciencia apunta a un planeta que tiene un volcanismo explosivo activo en la actualidad o en un pasado muy reciente”.

Los autores han llegado a estas conclusiones después de examinar las observaciones del telescopio James Clerk Maxwell, instalado en Mauna Kea (Hawai), y del Atacama Large Millimeter/submillimeter Array (ALMA), en el norte de Chile, informa una nota de la universidad.

Los autores calcularon que pequeñas cantidades de fosfuro -una forma de fósforo presente en el manto profundo del planeta- pueden ser llevadas por el vulcanismo a la superficie y expulsadas a la atmósfera como polvo volcánico durante erupciones explosivas, y reaccionar con el ácido sulfúrico para formar fosfina.

Lunine apunta que su modelo de fosfina “sugiere que se está produciendo un vulcanismo explosivo” y añade que las imágenes de radar de la nave espacial Magallanes en la década de 1990 “muestran algunas características geológicas que podrían apoyar esto”.

LEER MÁS…
Comentarios