Tras reconocer su derrota, Jadue hizo una autocrítica respecto al trato entre aliados de izquierda.

Pintaba para hermoso: Trastienda de la sorpresiva paliza de Gabriel Boric sobre Daniel Jadue

Los 20 puntos de ventaja que le sacó el diputado por Magallanes al alcalde de Recoleta, no estaba en los cálculos de ningún dirigente de Apruebo Dignidad. Pero lo cierto es que en el entorno del ex abanderado comunista reconocen en privado una estrategia electoral fallida: apostaron porque la Lista del Pueblo apoyaría al jefe comunal, lo que finalmente nunca sucedió. Asimismo, reconocen también una suerte de "derrota cultural", donde resintieron cierto castigo de un electorado "líquido" que tomó distancia de los partidos tradicionales -similar a lo sucedido con Joaquín Lavín y la UDI-, donde la centenaria densidad ideológica del PC no hizo todo el sentido que quisieron en el partido.

Poco antes de las 20:30 horas de anoche, una cadena humana se conformó entre el acceso a la casona de calle Gorbea en el Barrio República, sede de comando del candidato Daniel Jadue, y un escenario dispuesto para que el abanderado comunista reconociera lo que, se suponía, sería una victoria sobre su contendor del pacto Apruebo Dignidad, el diputado del FA Gabriel Boric.

Sin embargo, a esa hora era una realidad asumida la victoria de Boric por sobre Jadue, por lo que en los minutos previos abundaban los rostros abatidos: no estaba en ninguno de los cálculos del PC que la derrota ante el legislador por Magallanes fuera tan abrumadora. Por lo mismo, la solemnidad del momento en que Daniel Jadue reconocería su derrota se tomó con la seriedad reflejada en una veintena de militantes que abrieron paso para que Jadue se subiera sin problemas al proscenio.

Así, una tediosa música electrónica no hacía sino desconcentrar el hito. “¡Oye, paren la música!”, se escuchó gritar, con evidente molestia, desde el equipo colaborador del alcalde de Recoleta.

Sólo entonces el candidato subió al escenario junto a otras figuras de partido, entre otros, la secretaria ejecutiva de su campaña, la diputada PC Camila Vallejo, el secretario general del partido, el diputado Lautaro Carmona, la constituyente y militante de las JJ.CC., Valentina Miranda, y la pareja del candidato, la concejal de Huechuraba Elisa Kalian.

Tras algunos desajustes técnicos, que el candidato atribuyó a sus adherentes de que “el problema no son ustedes, el problema son los medios” -con la consiguiente pifiadera a la prensa apostada en el lugar-, Jadue hizo una breve alocución marcada por el reconocimiento de las debilidades de su sector, diagnóstico que tuvo su prueba empírica cuando el candidato mencionó a Gabriel Boric y el Frente Amplio, a quienes les reconoció “un triunfo contundente y claro”.

“¡Amarillos, cu…!”, se escuchó gritar a una partidaria suya desde el público. “La tarea fundamental está en otro lugar, por lo tanto le pido que nos pongamos a disposición para seguir trabajando para ganar la presidencia con Boric. Es nuestro compromiso y es lo que vamos a hacer”, zanjó de inmediato Jadue.

“Quiero ser súper autocrítico, porque si algún día esperamos que nuestra izquierda gobierne Chile de verdad, vamos a tener que cambiar de manera radical nuestro comportamiento entre nosotros”, dijo el candidato, reconocido como un filoso polemista si la situación lo amerita, argumentando de paso que su derrota no se debía al voto de la derecha o de la ex Concertación, sino “a nuestras propias debilidades”.

“De verdad espero que Gabriel sea Presidente de Chile, en vez de pelear entre nosotros y tratarnos de todos los epítetos que no voy a repetir, porque no son gratos, con los que nos hemos tratado en los últimos años. Espero que los dejemos de lado y comencemos a construir la unidad del pueblo”, agregó el candidato.

Para entender la victoria y la derrota en la izquierda: Tres analistas responden

El frenesí de una victoria “irremontable”

En paralelo, en la sede de Revolución Democrática, los ánimos eran diametralmente opuestos. Desde allí se siguió la alocución de Daniel Jadue, a quien ovacionaron con aplausos la autocrítica que en ese preciso momento comunicaba ante las cámaras.

Una victoria que en las huestes frentamplistas comenzó a sentirse ya pasadas las 19:00 horas, cuando se entregó el cómputo con el 15% de las mesas constituidas y la diferencia entre Boric y Jadue prometía ser un camino sin retorno. “Es irremontable”, sentenció el diputado de Convergencia Social, Gonzalo Winter, ante un canal de televisión, mientras que el siguiente cómputo de Servel, con el 46% de las mesas constituidas, marcaron los resultados definitivos: más del 60% de los votos de Apruebo Dignidad eran para el parlamentario, versus el 39,57% que obtenía Jadue.

“¡El FA avanza, con fuerza y esperanza!”, fue la respuesta de las casi 200 personas algomeradas en torno a la sede de RD, tránsito cortado incluido.

Ese ambiente de celebración fue el que recibió al candidato vencedor, tras viajar desde su natal Punta Arenas, haciendo ingreso por un acceso posterior a la casa partidaria. Adentro, lo esperaba su entorno político más estrecho: el coordinador político de su campaña, el diputado y líder de RD Giorgio Jackson; su par de bancada, Miguel Crispi; su jefa de campaña, Javiera Cabello; y el publicista y guionista de la franja televisiva, Pablo Paredes. En esa cita, afirman las fuentes a The Clinic, se resolvió que Boric sólo saldría a asumir su triunfo una vez que su contendor reconociera su derrota.

Por eso, minutos después que Daniel Jadue terminara su exposición en el comando de calle República, Boric subió al escenario local, secundado por la vocera de su comando, Lorena Fríes, y la ex candidata presidencial del FA y actual constituyente, Beatriz Sánchez.

El discurso de Boric partió por reafirmar lo que fue su estrategia electoral: hablarle a un mundo que trasciende los márgenes de su bloque.

“Estamos acá con la alegría de esta linda victoria alcanzada, pero con la conciencia plena también de que para ganar en noviembre necesitamos ser muchos más (…), es el momento de que abordemos el desafío histórico de la unidad para construir las transformaciones del pueblo de Chile”, dijo, junto con ratificar el pacto Apruebo Dignidad, citas al último discurso del ex Presidente Salvador Allende y su metáfora de las “grandes Alamedas”, la promesa de que Chile será “la tumba” del neoliberalismo, y agradecimientos a Daniel Jadue, “con quien, tal como dijimos, vamos a trabajar juntos desde esta noche y con el Partido Comunista”.

Una sorprendente fraternidad política, impensada hasta hace sólo algunos días, que se vio materializada cuando Daniel Jadue llegó hasta la sede de RD para saludar a su contrincante vencedor.

Por cierto, los medios de comunicación nuevamente fueron aludidos por Daniel Jadue en su reconocimiento a Gabriel Boric. “Hasta hace cuatro horas atrás, la bestia negra de los medios de comunicación y de la derecha chilena era yo. No tengo ninguna duda que a partir de hoy, la misma campaña va a ser en contra de Gabriel y, por lo tanto, tenemos una tremenda responsabilidad de cuidarnos más que nunca y de arroparlo, de acompañarlo hasta el triunfo”, concluyó en medio del frenesí de los presentes.

Mayor participación de la izquierda y de los jóvenes y el rol de las regiones: Expertos desglosan las cifras electorales

Los flancos en debate

La derrota de Daniel Jadue es la caída de un paradigma en la interna del Partido Comunista, pues vieron cómo una de las figuras más competitivas del partido, que lideró todos los sondeos de opinión desde antes del Estallido Social del 18 de Octubre del 2019 producto de los réditos de los servicios “populares” -farmacia, óptica, inmobiliaria, entre otros- implementados en su comuna, se fue debilitando en la recta final de la campaña, especialmente en los debates televisados que sostuvo con Gabriel Boric.

Allí quedaron evidenciadas los flancos de su candidatura. Una propuesta para las pymes empañada por los dichos de su jefe del programa económico, Ramón López, quien hizo un errático llamado a la calma: “No vengamos a llorar porque van a desaparecer algunas pymes”. También su política comunicacional, que incluía la revisión de las concesiones a los medios en caso que se vulnere la legislación, reforzado por la conformación de un “consejo ciudadano” que supervise el sector y la posibilidad de “evaluar” la creación de un “ministerio de información o comunicaciones”, lo que abrió acusaciones de un presunto intento por controlar la línea editorial de los medios.

A esto, además, se agregan las polémicas que mantuvo con la presidenta del Colegio Médico, Izkia Siches, por la prescripción del medicamento Avifavir en Recoleta, fármaco aún en fase experimental y, por lo mismo, cuestionado por la líder gremial, quien el pasado viernes sostuvo en su cuenta de Twitter: “La salud de Chile necesita líderes que se basen en la evidencia y respeten a los colegios profesionales”.

Lo anterior, sumado a la política internacional del PC respecto a la situación de los DD.HH. en la crisis actual de Cuba -condenada un tanto a la fuerza por el candidato PC en el último debate de Anatel-, fue capitalizado por Gabriel Boric, quien tuvo todos esos flancos para diferenciarse del alcalde de Recoleta. A esto, además, se agregan características propias de la personalidad de Daniel Jadue que, reconocen en su entorno, le jugó en contra: un estilo confrontacional donde no pocas veces polemizó con asperezas frente a periodistas que lo entrevistaron a lo largo de esta campaña.

“Nadie quiere un presidente que ande enojado todo el día”, dice fuera de micrófono de una fuente del entorno de Gabriel Boric, desde donde también se explican, a modo preliminar, una participación significativa de un electorado juvenil que no sobrepasaría los 35 años de edad. “Sí, a veces se pasó en el tono”, reconoce bajo reserva un miembro del comando de Daniel Jadue.

VIDEO. Citando a Salvador Allende y resaltando a la juventud: así fue el discurso ganador de Gabriel Boric

“Derrota cultural”

Pese a ello, hay otro factor que en el comando de Jadue lo califican como “derrota cultural”: hubo un voto transversal que terminó por castigar a los partidos tradicionales, lo que se expresa en la derrota de Joaquín Lavín -por tanto, la UDI-, como en la derrota del jefe comunal y, por consiguiente, del centenario Partido Comunista. Un electorado que tiene un posicionamiento más líquido en cuanto a las ideologías, donde la densidad doctrinaria del comunismo no hace todo el sentido que quisiera el partido.

Por eso, ejemplifican las fuentes del PC, las diferencias entre las franjas televisivas de Jadue y Boric eran diametralmente opuestas: alusiones a la Revuelta del 18-O, música con charango y letras con un relato de épica en la del candidato comunista, versus la producción audiovisual de Boric más convocante y con un tono de optimismo, a favor de causas temáticas sin un metarrelato explícito.

El silencio de la Lista del Pueblo

Además, la estrategia electoral de Jadue quedó superada por los hechos. Hasta el último día de campaña, en el comando del candidato comunista trasmitían la idea de que la primaria de Apruebo Dignidad era una medición de fuerzas de la izquierda. Por eso, mientras Gabriel Boric insistía en un discurso dialogante a otras fuerzas, Jadue ponía énfasis en una retórica que apuntaba a los sectores duros de izquierda; esto es, en el espacio político que actualmente representa La Lista del Pueblo en la Convención Constitucional.

El último ejemplo de aquello fue cuando Jadue responsabilizó a Boric de que “hoy tengamos muchos presos políticos en nuestro país”, debido a la postura de los parlamentarios de FA de aprobar la idea de legislar la llamada “Ley Antibarricadas”. Una crítica que resuena en la mentalidad de quienes conforman La Lista del Pueblo, quienes aún cuestionan el rol de Gabriel Boric en la firma del acuerdo del 15N.

Por lo mismo, las fuentes cercanas a Jadue reconocen que esperaban un pronunciamiento de La Lista de Pueblo a favor de la candidatura de alcalde comunista, lo que nunca ocurrió, pese a las conversaciones de carácter informal entre el comando del ex abanderado y algunos convencionales de dicho elenco, además de algunos intercambios programáticos que existieron en los contactos entre ambos mundos.

Asimismo, otro factor que explica la derrota de Jadue es la propia crítica que lanzó el ex candidato mientras reconocía su derrota. “(Agradecer) sobre todo a los y las independientes, que mucho antes que los que están sobre este escenario pusieron la candidatura sobre la mesa. Esto tiene que ser el principal aprendizaje que saquemos hoy, porque se suponía y se supone que las organizaciones políticas son, entre comilla, una especie de vanguardia del pueblo organizado y, sin embargo, en esta campaña, todas las organizaciones llegamos tarde y asumimos esta unidad sólo por la presión que nos pusieron los independientes”.

Un cuestionamiento que ocurrió con una notoria ausencia entre quienes compartían escenario con el candidato: no estuvo allí el presidente del PC, diputado Guillermo Tellier, quien si bien estuvo presente anoche en el comando, se restó de participar del reconocimiento público de la derrota. En este sentido, para nadie en el PC es un misterio que históricamente el alcalde de Recoleta fue crítico de la cúpula partidaria, distanciamiento que se mantuvo hasta que Jadue se convirtió en una figura popular con posibilidades presidenciales.

Una serie de elementos que el PC espera digerir con mayor calma a partir de la Comisión Política fijada para hoy, a las 16:00 horas. Un análisis que someterá a revisión todo el diseño político del PC; desde las truncadas primarias presidenciales conjuntas con Paula Narváez, donde una fuente del comando del ex alcalde reconoce que era altamente probable que en dicho escenario Jadue se pudo haber impuesto a Gabriel Boric y Paula Narváez -dada la dispersión de dos candidatos con discursos moderados de izquierda-, hasta la apuesta de más largo plazo del PC, en orden a acumular fuerzas para la apuesta parlamentaria.

Así, comentan las fuentes, el bosquejo inicial del PC para proponer a Apruebo Dignidad era ir en dos listas de candidatos al Congreso, donde una de ellas sería hegemonizada por los comunistas, junto al resto de las fuerzas de Chile Digno y eventuales candidaturas que surgieran desde el mundo político que actualmente representa la Lista del Pueblo.

VIDEO. La autocrítica y el llamado a la unidad de Daniel Jadue tras inesperada derrota electoral
Comentarios