El abanderado quiso tantear las lealtades en las bancadas de Chile Vamos para su candidatura al criticar un eventual cuarto retiro de las AFP.

Tantear el terreno y ultimátum para díscolos: cómo se gestó el emplazamiento de Sebastián Sichel a Chile Vamos por el cuarto retiro del 10%

Inmediatamente después de que Sebastián Sichel emplazara a los diputados de Chile Vamos a rechazar un cuarto retiro de fondos de pensiones, los coordinadores de su campaña comenzaron a llamar a las mesas directivas de los tres partidos que forman su coalición- RN, UDI y Evópoli-. El candidato presidencial de la derecha dijo que “voy a estar mirando quienes apoyan o no esto para cuando después pidan apoyos de vuelta en las campañas”, con el objetivo de advertir a los posibles díscolos que encuentre en su recorrido a La Moneda. Mientras que varios diputados se sintieron amenazados por la declaración de Sichel, las mesas directivas de los partidos se mostraron conformes con la mensaje del abanderado.

Los resultados de las primarias presidenciales de Chile Vamos significaron mucho más que una victoria para Sebastián Sichel. El candidato independiente siempre supo que, de ganar, tendría que saber unificar a los tres partidos políticos que forman su coalición. Por eso, el colchón de 49% de los votos que obtuvo frente a esos partidos le otorgó suficiente capital político como para tomarse unos días de vacaciones y analizar los siguientes pasos en su campaña por llegar a La Moneda.

En el círculo cercano del candidato tienen claro que para cuadrar a los partidos con la campaña tendrán que ordenar desde cero las filas de la derecha. Por eso -antes de retomar conversaciones programáticas con los líderes de los partidos- Sichel volvió este miércoles al ojo público con una entrevista Radio Infinita realizada en la mañana de ayer, donde hizo un fuerte emplazamiento a las bancadas de Chile Vamos en el Congreso respecto de un cuarto retiro del 10% de las AFP: “Voy a hacer el esfuerzo mayor para ayudar a ordenar a los parlamentarios y también voy a estar mirando quiénes apoyan o no apoyan esto, para cuando después pidan apoyos de vuelta en las campañas”.

El mensaje podría sonar casual, pero este fue conversado previamente en el comando. La intención del equipo del ex ministro de Desarrollo Social fue aprovechar el buen momento de Sichel para dar un ultimátum a eventuales díscolos de la coalición y, de esta forma, lograr unidad en Chile Vamos.

El emplazamiento llegó casi de inmediato a los oídos de los diputados de Chile Vamos, quienes se mostraron a favor o en contra de la declaración de forma muy veloz. Con esto, Sichel logró uno de los objetivos de su mensaje: distinguir a quienes lo apoyan respeto de quienes no respaldan sus posturas.

Cuarto Retiro de las AFP: la prueba de fuego de Sebastián Sichel para cuadrar a Chile Vamos tras su candidatura

Llamado a las directivas de los partidos

Pese a las dispares reacciones de los diputados del bloque, lo cierto es que quedó resonando en el Congreso que nadie del comando de Sichel se comunicara con ellos.

Sin embargo, -con la grabadora apagada- uno de los miembros de este equipo cuenta que los coordinadores de campaña del candidato se dedicaron a llamar a las mesas directivas de Evópoli, Renovación Nacional y la UDI apenas terminó la entrevista. La respuesta a estas gestiones, las cuales habrían sido reforzadas por el propio candidato, fue de conformidad con la declaración.

Este mismo integrante comenta que decidieron hacer la declaración sin previa consulta a los partidos para tantear la ascendencia de su candidato entre los dirigentes de Chile Vamos, aprovechando el capital político logrado tras vencer en las primarias del bloque. Saben que para los parlamentarios es fundamental el apoyo de un candidato presidencial fuerte en sus próximas campañas y que de no respaldarlo, pueden arriesgar a que sus partidos le quiten cupos en las elecciones de noviembre.

Así, en la directiva de RN confirman el llamado de los coordinadores de campaña minutos después de la entrevista y explican que, según la conversación, el emplazamiento tuvo tres objetivos: primero, unificar a la coalición y esbozar un pacto de gobernabilidad interno. Segundo, salir al paso de eventuales comentarios del candidato del Partido republicano, José Antonio Kast, quien ha criticado al gobierno diciendo que no muestra posturas firmes. Y, en tercer lugar, quitarle piso político al proyecto que más ha dividido a la coalición -sobre todo en la antesala de elecciones populares-, aprovechando la aprobación lograda en las primarias.

Fuentes de la mesa de RN confirman que recibieron de buena manera el emplazamiento de Sichel y también concordaron con sus motivos, principalmente, porque si llega a gobernar, no va a querer que se le vaya el tiempo cuadrando a la coalición, como le ocurrió a Sebastián Piñera, recalcan las fuentes. Eso sí, se le aconsejó al candidato que no abuse de su capital político con este tipo de declaraciones, para que no pierda así no debilite su liderazgo antes de tiempo.

Juan José Santa Cruz, coordinador político de Sebastián Sichel: “A la mayor parte de este país le gustaría que sus hijos fueran empresarios”

Tenso almuerzo en la UDI y molestia en RN

El próximo 11 de agosto los diputados tendrán que comenzar la tramitación del cuarto retiro de fondos de las AFP en la Comisión de Constitución, por lo que el emplazamiento de Sichel movió rápidamente a las bancadas de Chile Vamos para hablar sobre el tema durante la hora de almuerzo.

En la bancada de la UDI el tema es sensible, ya que cinco diputados fueron expulsados del partido tras apoyar el primer retiro el año pasado. Por lo mismo, la bancada se juntó a compartir opiniones durante la colación. Según cuenta a The Clinic uno de los convocados a ese almuerzo, aún no hay una postura unánime entre sus colegas y muchos están por ponderar la situación en sus distritos antes de dar su apoyo o rechazo al proyecto.

A pesar de que las palabras de Sichel incomodaron a algunos integrantes de la bancada gremialista que aún no han decidido su voto, Sichel también se ganó un jumbito con varios parlamentarios que apoyaron su performance, ya que la mayoría de ellos se mostró a gusto con la postura firme del candidato, aseguran fuentes de la bancada.

Por el contrario, en la bancada de Renovación Nacional el mensaje cayó pésimo. Los diputados creen que es válido que Sichel muestre su postura con firmeza, pero subrayan que no le corresponde decir que la votación de un proyecto de ley define “qué tipo de parlamentarios vamos a tener en Chile Vamos hacia adelante”, como declaró el candidato.

Incluso, uno de los integrantes de la bancada dice que varios de los diputados más cercanos al ex presidente de Banco Estado están incómodos con sus dichos, ya que sus votaciones en los proyectos de ley no pueden basarse sólo en complacer a su candidato.

Por esto, según explica una fuente fuera de micrófono, Sichel va a tener que dar una nueva señal a los parlamentarios de su coalición para mostrar que él también los apoya. Sin embargo, habrá que esperar a que inicie la discusión del cuarto retiro en para saber si el abanderado de Chile Vamos, finalmente, logró mantener su peso político y alinear a su conglomerado.

Cristián Monckeberg (RN) y el rol de la derecha en la Convención: “Muchas veces nos han obligado a atrincherarnos”
Comentarios