Agencia Uno

Javiera Arce y Vania Figueroa: las feministas ex PS que asesoraron a Provoste en temas de género

Ambas activas militantes del feminismo, articularon las propuestas de género en el programa de gobierno de la abanderada DC. En conversación con The Clinic, profundizan por qué cruzaron la vereda y en las contradicciones de la candidata y de su partido en temas fundamentales para el movimiento, como el aborto.

Cuando la candidata presidencial de la DC, Yasna Provoste, presentó a su equipo de campaña el pasado 19 de julio, llamó la atención el concepto utilizado por la abanderada para catalogar lo que tradicionalmente se define como un “comando” de campaña. La abanderada, sin embargo, lo definió como un “Ayllú Ciudadano”, haciendo alusión a un vocablo quechua que remite a la organización social comunitaria de los pueblos andinos. La idea, por cierto, era relevar la ascendencia diaguita de la presidenta del Senado. 

Sin embargo, en el diseño de su equipo de colaboradores´-comandados por Marcelo Mena y Macarena Lobos en calidad de “coordinadores”-, había una ausencia que destacaba para una candidatura presidencial que se precia de progresista: no habían profesionales encargadas del tema de género, bandera de lucha de la izquierda en todos sus bemoles. 

Sin embargo, hubo una reservada gestión previa para llenar ese vacío , a fin de que alguien se hiciera cargo de articular las propuestas de género en el programa de gobierno. Así, Yasna Provoste definió que era el momento de cruzar fronteras, por lo que dos días antes, llamó a una reconocida politóloga, feminista y de izquierda: Javiera Arce, ex militante del PS, quien no figuró en el elenco de colaboradores de Provoste debido a su escasez de tiempo y porque aún tenía dudas sobre si era apropiado que esa participación fuera pública. Esto, luego de conocerse  su colaboración con la campaña de Claudio Orrego a la gobernación de la RM, también en sus propuestas de género. Aún resiente las hordas de Twitter que hostigaron dicha colaboración con el personero DC.

Por lo mismo, sobre la marcha Arce -académica de la Universidad de Valparaíso y miembro de la Red de Politólogas- comenzó a reclutar a otras académicas y a redactar en el acto el capítulo que posteriormente se tituló “Perspectiva de Género: un Chile con nosotras”. 

Aborto: ese talón de aquiles en la DC

Una de las muchas demandas del movimiento feminista es precisamente la soberanía de los cuerpos expresados en los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres. Aquí, ampliar la autonomía para interrumpir el embarazo es vital y bien lo saben en la Democracia Cristiana, debate que genera tensiones al interior de sus filas. 

Desde que lanzó su candidatura, sin embargo, el aborto ha sido uno de los flancos de campaña de Provoste desde que lanzara su candidatura presidencial. Así lo graficó este medio cuando entrevistó a la abanderada, una vez que hizo su anuncio presidencial en su Vallenar natal: no tuvo una postura clara ante el proyecto que despenaliza el aborto hasta las 14 semanas. 

También confidenció por qué en el 2015 votó en contra de la causal de inviabilidad fetal en la actual ley de “aborto terapéutico”, en los tiempos en que era diputada, proyecto emblemático del segundo gobierno de Michelle Bachelet. Primero, una experiencia personal en uno de sus embarazos, los médicos le hicieron un diagnóstico que, al final, resultó equivocado: “Nos dijeron que nuestra hija nunca iba a caminar, nunca iba a ver, nunca iba a escuchar”, contó a este medio. También arguyó una escasez de especialistas en malformaciones congénitas. 

A partir de ahí, el aborto ha perseguido la campaña. Tras definirse a favor de la iniciativa en su primer debate presidencial, el tema ha evidenciado las contradictorias convicciones al interior de la colectividad. En la tramitación del proyecto en la Comisión de Mujeres de la Cámara, la diputada y vicepresidenta de la DC, Joanna Pérez, votó en contra de la idea de legislar el proyecto ”como demócrata cristiana y por lo que represento”, argumentó. Acto seguido: arreciaron las críticas del feminismo y emplazamientos de otras legisladores de oposición, mientras que Provoste tuvo que salir del paso desmarcándose de su camarada a través de su cuenta de Twitter. 

Esta semana, además, renunció a la comisión de salud de la DC Jaime Burrows, ex subsecretario del ramo en el segundo gobierno de Michelle Bachelet, precisamente por diferencias con la candidata presidencial de su partido respecto al aborto. Asimismo, contó a The Clinic que se encuentra en “estado de reflexión” respecto a la continuidad de una militancia de tres décadas. 

Con todos estos antecedentes: ¿por qué Javiera Arce, militante del feminismo -jugó un rol crucial dentro de las profesionales que asesoraron y presionaron a legisladores y legisladoras para establecer el criterio de paridad de género mientras se tramitaba las iniciativas legales que dieron forma a la Convención Constitucional- y otrora miembro de la corriente “Colectivo Socialista” del PS, apoya a una candidata católica, cuasimodista, y que representa a un partido con sectores refractarios al aborto?

En un encuentro telemático por Zoom, Javiera Arce y Vania Figueroa -bioquímica, doctora en neurociencia, feminista, también ex militante PS y miembro de la Red de Investigadoras- explican a The Clinic las razones que la llevaron a cruzar hasta el círculo de la abanderada DC donde, como primera razón, argumentan una identificación de clase con la candidata.

Arce: “Hay cosas que también me generan cercanía con ella desde el ámbito simbólico. Tiene que ver con la dimensión de clase y de raza. Milité veinte años en el PS y siempre me trataron de negra y me hicieron saber que era pobre”. 

Figueroa: “Me crié en una población de Playa Ancha (Valparaíso), nosotros no somos personas que tienen acceso fácilmente al poder, ni menos a tener la facilidad de poner tus ideas, ya sea en un proyecto de ley o en un programa de gobierno, porque simplemente no se te abren las puertas, porque no tienes el apellido ni tienes las redes. Entonces, la posibilidad de poner tus ideas en un programa de gobierno, y más encima que te abran la puerta de par en par sin restricciones, encontré que era una oportunidad que no podía dejar pasar”. 

Arce: “Yo le decía a la Vania ‘hago clases de esto, y no puedo permitir que no haya una reforma política institucional en materia de género que sea vista como un todo’. Necesariamente esto tiene que encontrar un anclaje institucional, con centros neurálgicos de transversalización de género en coordinación directa con todos los ministerios, acá no vamos a tener el ‘comité de la igualdad’. No, acá todo tiene género. (N. de la R. Uno de los aspectos de género en el programa de Provoste propone “Direcciones de Transversalización de Género en los Gobiernos Regionales y en las Municipalidades para incorporar en el nivel más alto del municipio y los gobiernos regionales una Unidad de Transversalización de Género)

“Hay cosas que también que me generan cercanía con ella desde el ámbito simbólico. Tiene que ver con la dimensión de clase y de raza”, explica Javiera Arce sobre sus razones para colaborar en el capítulo de género de Yasna Provoste .

Sin embargo, Provoste votó en contra de una causal de la ley de “aborto terapéutico” y cuando se le entrevistó en este medio, no pudo sostener una postura clara sobre el aborto hasta las 14 semanas. Sólo hace algunas semanas comunicó una convicción al respecto. 

Figueroa: “Lo que nosotros pensábamos hace diez años probablemente ya no sea válido. El movimiento feminista en Chile resurgió con mucha fuerza y una cosa que personalmente detesto mucho en las personas, es la poca capacidad de cambiar ante la evidencia. Hay que reivindicar el derecho a cambiar de opinión”. 

En la DC hay sectores conservadores contrarios al aborto. Yasna Provoste es católica y cuasimodista. En términos del feminismo, la Iglesia Católica debe ser de las instituciones más patriarcales de la historia moderna. 

Arce: “El Partido Socialista es una institución ligada al patriarcalismo de la izquierda. Manuel Riesco (economista PC) reivindicó el avance del talibán el domingo, cuando toda la comunidad internacional y todas nosotras estábamos horrorizadas. El patriarcado se distribuye en todos lados”. 

“Lo que nosotros pensábamos hace diez años probablemente ya no sea válido (…) Hay que reivindicar el derecho a cambiar de opinión”, dice Vania Figueroa sobre la evolución de Provoste en el aborto.

Figueroa: “A mi me molesta un poco esta suerte de ninguneo al liderazgo de las mujeres porque se dice “ah, la Yasna tiene detrás a la DC”,  como si Yasna no tuviera liderazgo propio”. 

Arce: “Siento que en los partidos políticos, sobre todo de la izquierda, ha habido poco debate político ideológico, y no sólo en la izquierda, sino que en todo el sistema. Incluso dentro del propio Partido Socialista lo que te queda es la marca, pero tienes gente súper neoliberal, incluso como de derecha, como José Miguel Insulza”. 

“El patriarcado se distribuye en todos lados”, sentencia Javiera Arce sobre el vínculo histórico del partido de Provoste y la Iglesia Católica.

Laura Albornoz estaba a cargo del VI Congreso Ideológico de la DC y renunció al partido acusando que la presidenta de la Falange, Carmen Frei, prácticamente no la pescó. ¿No les dice algo ese antecedente?

Figueroa: “¿Sabes? Yo creo que nadie está en el domicilio político adecuado para el momento, porque nosotros lo que vivimos en los últimos tres o cuatro años, fue un remezón que reventó con el Estallido Social. Y lo que pasó es que después de la recuperación de la democracia, todos se acomodaron. Esto es transversal, ¿ok? Aquí nadie puede decir “la DC se acomodó más que el PS”, no. Todos se acomodaron.”

También puedes leer: Postura de Provoste a favor del aborto fractura a la DC: ex subsecretario de Salud, Jaime Burrows, le quita su apoyo y no descarta renunciar al partido


Volver al Home

Comentarios