Nuevo Pacto Social: el “fashion emergency” de la ex Concertación para empezar de cero la campaña de Yasna Provoste

Con este nombre, los partidos que apoyan a la senadora y ahora candidata presidencial dejaron atrás el rótulo de Unidad Constituyente, lo que se ratificó en la inscripción del pacto electoral para las elecciones de noviembre. Con esto, buscan darle renovación a la coalición para enfrentar los comicios parlamentarios y presidenciales. Eso sí, el nuevo conglomerado se "operó" del PRO y de su líder, Marco Enríquez-Ominami, contumaz abanderado en su cuarto intento por llegar a La Moneda.

Tras la consulta ciudadana que erigió a Yasna Provoste como la candidata presidencial de los partidos de la ex Concertación (DC, PPD, PS, PR), Ciudadanos, Partido Liberal y Nuevo Trato, la coalición decidió dejar en el pasado el nombre de Unidad Constituyente, que los acompañó desde las primarias de gobernadores regionales en 2020.

Con la inscripción oficial de las candidaturas para las elecciones de noviembre -presidencial, parlamentarias y de consejeros regionales-, el conglomerado decidió cambiar su nombre e inscribir su pacto electoral como “Nuevo Pacto Social”, paraguas que incluirá a todas los partidos que participaron de la consulta ciudadana del pasado sábado.

En este sentido, la presidenta del PPD, Natalia Piergentili, justificó el cambio de nombre apuntando a un cambio de ciclo. “Unidad Constituyente se generó para todo lo que tenía que ver con el proceso constituyente. Hoy día estamos en otra etapa, por lo tanto nos parecía que nuestro nombre tenía que dar sentido respecto a lo que queremos ofrecerle al país”, sostuvo.

Los partidos que apoyan la candidatura de Yasna Provoste barajaron varios nombres para inscribir su conglomerado de cara a noviembre. El nombre que más dio la pelea fue “Unidad Democrática”, aunque no alcanzó los votos para superar a “Nuevo Pacto Social”.

Según las mismas fuentes, en el proceso para elegir el nuevo nombre del conglomerado también se barajaron otras ideas. De estas, la que tomó más fuerza fue la de llamarse “Unidad Democrática”. Sin embargo, finalmente Nuevo Pacto Social tuvo más votos, ya que permitía alejarse del nombre anterior y empezar la campaña desde cero.

ME-O acusa (otra vez) conspiración en su contra

A pesar de la intención de mostrarse renovados, la inscripción de este pacto electoral no estuvo exenta de problemas. Esto, por la candidatura presidencial que levantó Marco Enríquez-Ominami la noche del domingo 22 de Agosto, posterior a conocer el fallo del Tribunal Constitucional que le devolvía sus derechos políticos al ser reincorporado al padrón de votantes, luego de un complejo proceso administrativo por parte del Servicio Electoral.

Esta decisión, sumada a que el PRO decidió no participar en la consulta ciudadana, provocó que en la ex Unidad Constituyente los dejaran fuera de la conformación de sus listas parlamentarias, lo que deja con menos posibilidades al partido de ME-O de conseguir escaños en el Congreso. 

Primeros coletazos del PRO fuera de Unidad Constituyente: Guillier y Navarro declinan ir a la reelección

De hecho, sus únicos dos representantes en el Parlamento, los senadores Alejandro Navarro y Alejandro Guillier, declinaron ir en una nueva candidatura parlamentaria. En el caso del senador por el Biobío, debido a que no puede repostular y no quería ir como diputado, mientras que en el caso del ex candidato presidencial de la ex Nueva Mayoría, por no creer que tenga chances de electibilidad.

En medio de este escenario, el ahora cuatro veces candidato presidencial, hizo un llamado a Provoste para rectificar la decisión de Nuevo Pacto Social, pidiéndole a la senadora que “luché por la lista única, todavía queda una hora, dos horas, sino se van a cometer enormes errores para lo que necesita Chile”, presagiaba el cineasta.

Durante la tarde del lunes, ME-O hizo un llamado a Provoste para impulsara una lista única que incluyera al PRO. Sin embargo, Provoste le cerró las puertas vía twitter diciendo que, su camino propio, “beneficia a la derecha”.

Sin embargo, Provoste rechazó este llamado a través de una publicación en su cuenta de Twitter, donde dice que “nuestra candidatura presidencial tendrá lista parlamentaria común, fruto de la unidad y de un proceso concordado. El camino propio de Marco Enríquez-Ominami sólo beneficia a la derecha”.

Sin embargo, cuando el presidente del Partido Progresista, Camilo Lagos, llegó al Servel, dio un punto de vista distinto, asegurando que “la Unidad Constituyente decidió dividirnos. Nosotros siempre quisimos una lista única, lo más amplia posible. Ellos aceptaron que siguiéramos negociando en listas parlamentarias, a pesar de que el PRO no iba a participar de la consulta”, cerrando con que “la Unidad Constituyente sí podía ir con dos candidatos”. 

En tanto, ME-O dio una entrevista a CNN con su candidatura ya inscrita, donde aseguró que “yo el sábado no vi una fiesta, vi una gran decepción para un mundo que no se siente representado por las fuerzas que hoy existen. Votó menos gente que el total de votos que obtuvo Briones”, ponderó, agregando que “si hubo una cocina, fue para decidir esta primaria: eran siete personas en un living, ahí decidieron que yo no compitiera”.

Además, el candidato hizo un nuevo llamado a Yasna Provoste proponiéndole que “si a dos o tres semanas de la elección ella está claramente arriba mio, llamaré a votar por ella”.

Luego de los distintos encuentros poco amigables que tuvieron en los distintos debates previos a la consulta ciudadana, los tres candidatos que participaron en esta anunciaron juntos a Provoste como abanderada de su coalición.

Provoste y el punto de prensa de la paz

Por su parte, la senadora dio un punto de prensa, luego de inscribir su candidatura, desde la sede del Partido Socialista, en compañía de sus adversarios en la consulta ciudadana: Paula Narváez y Carlos Maldonado. A juzgar por las palabras de la legisladora DC, aparentemente atrás quedaron las pesadeces y comentarios filudos propios de una contienda electoral.

Mantenerse en la agenda “a cualquier costo”: analistas examinan la apuesta más arriesgada de Enríquez-Ominami

“Quiero agradecer el esfuerzo desplegados por nuestros compañeros y compañeras que hoy nos han acompañado, Paula Narváez y Carlos Maldonado, y a través de eso, agradecer el esfuerzo motivador de quienes también acompañaron cada una de sus candidaturas. Desde este momento que se inscribe formalmente nuestra candidatura, caminaremos como uno sólo, con la fuerza y el convencimiento de abrir las puertas de La Moneda desde la unidad de la centro izquierda”, sostuvo.


También puedes leer: El banquillo de los ocho: estos son los imputados del caso SQM a quienes se les restituyó su derecho a voto

Volver al Home

Comentarios