Hombre que luchó contra uso de mascarillas muere de COVID-19

Hombre que lideró protestas anti-mascarillas en Estados Unidos murió tras contagiarse de Covid-19

Caleb Wallace, una vez empezó a experimentar síntomas, se negó a hacerse las pruebas o a ir al hospital. "Era un hombre imperfecto, pero amaba a su familia y a sus pequeñas hijas más que a nada", dijo su esposa.

Un hombre que lideró las protestas en su comunidad del centro de Texas contra el uso de mascarillas y otras medidas preventivas durante la pandemia de coronavirus ha muerto a causa del COVID-19, un mes después de haber sido ingresado en urgencias. 

Caleb Wallace murió el pasado sábado 28 de agosto, según informó su esposa Jessica Wallace en una página de GoFundMe en la que había estado publicando actualizaciones sobre su estado, informó el San Angelo Standard-Times.

Tenía 30 años y era padre de tres hijos. Su esposa está embarazada de su cuarto hijo. “Caleb ha fallecido en paz. Él vivirá por siempre en nuestros corazones y mentes”, escribió Jessica Wallace. 

“La concentración por la libertad” 

El 4 de julio de 2020, Caleb Wallace ayudó a organizar “La concentración por la libertad” en San Angelo. La gente en las protestas llevaba carteles que criticaban el uso de mascarillas, el cierre de negocios, la ciencia detrás de COVID-19 y los medios de comunicación liberales.

También organizó el grupo “Los defensores de la libertad de San Angelo”. 

“No estamos muy contentos con el estado actual de Estados Unidos en este momento”, dijo Wallace en julio de 2020. 

En abril, escribió una carta al distrito escolar de San Angelo, exigiendo que anulara todos sus protocolos COVID-19. 

Altas dosis de vitamina C, aspirina de zinc e ivermectina 

Jessica Wallace dijo al periódico que su marido empezó a experimentar los síntomas de la COVID-19 el 26 de julio, pero se negó a hacerse las pruebas o a ir al hospital.

En su lugar, tomó altas dosis de vitamina C, aspirina de zinc e ivermectina, un medicamento antiparasitario que las autoridades han instado a no tomar para la COVID-19. 

Caleb Wallace fue llevado a urgencias el 30 de julio y desde el 8 de agosto estaba inconsciente y conectado a un respirador. 

Un día antes de su muerte, Jessica Wallace ha publicado en la página de GoFundMe de la familia que su marido “era un hombre imperfecto, pero amaba a su familia y a sus pequeñas hijas más que a nada.” 

“A los que le deseaban la muerte, siento que sus puntos de vista y opiniones los hirieran. Recé para que saliera de esto con una nueva perspectiva y más aprecio por la vida. No puedo decir mucho más que eso porque no puedo hablar por él”, dijo.

VOLVER AL HOME PARA SEGUIR LEYENDO MÁS NOTAS DE THE CLINIC

Comentarios