Camila Torres

Compañera de lista de Rodrigo Rojas Vade en Distrito 13 padeció cáncer: “Durante la campaña le dije cuanto respetaba su lucha porque yo no me sentía capaz de salir a las calles”

La profesora Camila Torres fue la tercera mayoría de la Lista del Pueblo en el distrito 13, solo detrás de Ingrid Villena y Rodrigo Rojas Vade, quienes resultaron electos. Aquí, la mujer que se operó dos veces por un cáncer durante su campaña analiza la gran mentira de su compañero de lista a quien consideraba un "rockstar" y que incluso le aconsejó que remedios tomar.

Camila Torres conformaba una de las cientos de agrupaciones sociales que conformaron la Lista del Pueblo, previo a las elecciones para definir a los redactores de la nueva Constitución.

Ella, profesora de lenguaje, fue elegida por su movimiento “Docencia Ciudadanda” como su candidata en el distrito 13, el lugar donde creció, estudió y ejerció la pedagogía durante casi toda su vida, moviéndose entre las comunas de Lo Espejo y Pedro Aguirre Cerda, ambas pertenecientes a la circunscripción.

En la conformación de la lista vio a caras conocidas. Ella admiraba profundamente a Rodrigo Rojas Vade, quien se hizo conocido protestando en Plaza Italia por una mejora en los tratamientos oncológicos. Una bandera de lucha que simbolizaba con su propio cuerpo supuestamente aquejado por una leucemia fulminante.

Pero esa enfermedad nunca existió

Su historia imaginaria, no solo convenció a la Lista del Pueblo, también a parte importante de la ciudadanía, los electores e incluso gran parte de los medios de comunicación. Incluido este.

Camila no era ajena a esa efervescencia por Rojas Vade. Su historia personal provocó que la lucha en las calles de Vade le tocara las fibras. Ella, asegura, que en pleno proceso de campañas fue sometida a dos intervenciones por un cáncer.

El trauma del quirófano y la difícil situación mental por la que atraviesan los pacientes oncológicos, dice, le impidió hacer campaña. Aún así logró ser la tercera mayoría de la Lista del Pueblo con 8.970 votos en su distrito, solo detrás de Ingrid Villena (19.801 votos) y Rodrigo Rojas Vade (19.412 votos), quienes resultaron electos.

Hoy la votación de Camila es relevante. Esto porque en el caso de que Rodrigo Rojas Vade saliera de la Convención, ella podría representarlo. Aunque para aquello falta mucho trapo por cortar.

El reglamento de la Convención aún ni siquiera se votó. Solo hay un borrador, el que dice que en caso de surgir una vacante, esta debiese ser llenada por el candidato de la lista del convencional saliente con mayor votación y del mismo género. En ese caso el reemplazante de Vade sería Andrés Cuevas, quien sacó poco más de 4mil votos.

Hoy, sin embargo, ese borrador y la eventual salida de Vade solo son especulaciones.

Lo que no es especulación es el dolor de Camila Torres con la mentira de su compañero de lista. La que se acrecienta con su propio padecimiento:

-Yo si tuve cáncer, ya está en remisión. A mi me diagnosticaron dermatofibrosarcoma, fui intervenida dos veces este año para eliminar cada rastro del cáncer y luego de eso estuve en curaciones porque me sacaron bastante piel de la cabeza y la verdad es que yo de ahí desaparecí. Yo desaparecí de mis redes sociales.

¿Por qué?

-Dejé de publicar mucho porque tomé la decisión de centrarme en recuperar mi salud antes de seguir con cualquier cosa, incluso con mi campaña.

¿Las cirugías te tocaron en período de campaña?

-Claro. Cuando fue el tema de juntar las firmas yo no me moví porque ya estaba mal, me sentía mal, estaba agotada. Entonces no pude hacer mucho, pero seguí en campaña con mis compañeros de lista porque había que presentar una lista completas. Por temas de paridad si se bajaba una mujer había que buscar a otra mujer y costó mucho que las mujeres del distrito pudieran completar la lista. Era complejo bajar la candidatura. 

-¿Cómo fue la candidatura entonces?

-Yo no hice campaña, tampoco salí cuando fue la franja, cuando se tomó la fotografía oficiales de la lista tampoco salí porque mi inscripción fue el 13 de enero y yo el 20 de enero tuve mi primera cirugía, por lo tanto no tuve tiempo. El 12 de febrero volví a pabellón, entonces tiempo para hacer campaña no tuve. 

¿Tu diagnostico no fue de extrema gravedad?

-No, después de la primera y segunda cirugía se mandó a biopsia el tejido y salió todo bien, por lo tanto no requerrí más tratamiento que las curaciones, porque se hizo injerto, un colgajo y todo eso requirió curaciones por varios meses, pero nada más que eso. 

¿No pasaste por quimioterapia?

-No. Era un cáncer maligno, pero lo encontramos a tiempo. 

¿Cómo fue pasar por eso y ver a tu compañero de lista Rodrigo Rojas Vade peleando por la salud oncológica en Chile, diciendo que él tenía un padecimiento similar?

-Yo lo admiraba. Le mandé muchos mensajes diciendo cuando respetaba su lucha porque yo no me sentía capaz de poder salir a las calles. Lo hice varias veces, por Whatsapp, por Instagram, por redes sociales. Cuando hacía transmisiones en vivo yo le colocaba que era un rockstar, porque lo admiraba mucho. Admiraba mucho que él pudiera dar esa lucha por un cáncer que era peor que el mío, que solo requirió de dos cirugías y algunos controles. 

-¿Qué admirabas?

-Yo admiraba ver la fuerza que tenía. 

¿Aportaste en sus rifas?

-No. solo mensajes.

¿Qué te decía él cuando le escribías?

-Me respondió muchas veces, más de una vez me preguntó que tipo de tratamiento estaba siguiendo, qué medicamentos me habían dado para el dolor. Él me comentaba que tomaba morfina para los dolores, cosas de ese tipo. Lo que si me daba las gracias cuando yo le decía que lo admiraba. 

¿Te daba esperanza la imagen que proyectaba?

-Totalmente.

¿Qué se sintió ser la tercera mayoría?

-Me dio esperanzas. Mi única campaña fue la pega que hice en clases, quizás mis ex estudiantes que ya son mayores de edad, recibí muchos mensajes de esos estudiantes diciendo que iban a votar por mí, que le iban a decir a sus cercanos. En redes sociales solo compartía lo que nos mandaban de la Lista del Pueblo y que teníamos que compartir. 

¿Te alegró que saliera electo?

-Si me alegró mucho. Le mandé un mensaje. Estaba muy contenta que él hubiese ganado, aunque no es de acá. Yo estaba muy feliz porque encontraba legítima su lucha, una lucha contra un sistema que en realidad es nefasto en cuanto a la salud. Además con una enfermedad que me vi obligada a empatizar, porque me tocó ser protagonista en algún momento.

Dices Rodrigo Rojas era tu referente ¿Nunca pensaste en usar tu enfermedad como una idea fuerza para tu campaña?

-No, de hecho cuando supe mi diagnostico en la reunión que tuvimos con los otros candidatos del distrito, yo comuniqué mi decisión de mantenerme en la papeleta, porque ya estábamos en el límite, pero dije que en los gastos electorales del distrito pensaran en el resto de los candidatos y que no me sumaran a mí como un gasto porque yo no podía hacer campaña. Eso por respeto a mis compañeros que iban a hacer campaña.

¿Sentiste que era desleal usar tu enfermedad como un capital político?

-Totalmente, de hecho yo hice publico esto en mi red social personal porque están mis círculos cercanos y mis amigos, pero en estas reuniones más de alguien me preguntó qué era lo que yo tenía y nunca respondí. Lo más cercano a decir que estaba enferma fue una publicación que hice en mi Instagram que dice: “Mi salud no ha estado muy bien, pero aquí estamos”. No me parecía sacar provecho de algo así. 

¿Cómo te enteraste de la gran mentira de Rodrigo?

-Vi su video en Instagram. Llevaba unos 16 minutos circulando y tenía demasiados comentarios y reproducciones. Lo escuché y pensé que era una broma. Después leí la entrevista de La Tercera y fue un golpe muy duro. Me costó procesarlo, todavía creo que lo estoy procesando.

¿Le dijiste algo?

-Le mandé un audio, no me ha respondido. Me imagino que debe estar muy mal con revelar esta información. No puedo decir que juzgo su decisión de haber mentido para ocultar otra enfermedad, pero no puedo decir que empatizo con lo que decidió hacer. Es complejo, me desfiguró completamente una imagen que admiraba. 

¿Ya no lo admiras? 

-Me cuesta un poquito, me cuesta un poquito porque están primero los principios que tiene uno. La propia ética. A mi nunca se me ocurrió usar mi situación de salud como una bandera de lucha, pero esa fue mi decisión, no cuestiono que otros la decidan usar, pero por lo mismo me genera conflicto lo que está pasando. 

¿Qué le dijiste en ese audio?

-Que no terminaba de entenderlo, que no sabía si era verdad. Que no sabía si creerle o no. Que si necesitaba comenzar podía escucharlo, pero no le dije nada concreto porque no tenía certezas y era una información muy difícil de procesar. 

Pero me imagino que ya no te quedan espacio de dudas con respecto a su mentira Además tú que sufriste la misma enfermedad que él aseguró tener…

-No es la misma, la de él era una leucemia.

Claro pero está la palabra cáncer que lo engloba todo. En ese sentido ¿Cómo paciente oncológico que significó esta noticia?

-Fue muy fuerte. Él se convirtió en un ícono de la lucha contra el cáncer que es una enfermedad muy cara. Por lo menos la mía no tiene cobertura GES, solo la cobertura adicional para enfermedades catastrófica, pero no cobrertura GES y eso económicamente para las familias y los pacientes es brutal. Mucha gente vio en él una luz de esperanza porque este es un país que necesita cambios. Es un país que requiere cambios urgentes en salud, educación y ver que su imagen se cayó, yo creo que es fuerte.

¿Me imagino que para ti esto ha sido un golpe duro?

-A mí me ha escrito mucha gente, personas que votaron por mí o se sintieron representados con la lista y que se cuestionaban. Ellos no están de acuerdo con lo que él hizo. Hay gente con cáncer o con familiares que se le han muerto familiares a causa del cáncer y que no van a entender nunca esas mentiras. 

En el caso de que él no siga el mecanismo de selección de candidato no está zanjado, pero si hipotéticamente, se llegase a definirse que tú al ser la continuadora de la votación puedes llegar a la convención ¿Lo harías? 

-No me he puesto en ese lugar y no me ha llamado nadie, de hecho mi relación con la Lista del Pueblo se terminó cuando mi organización, Docencia Ciudadana, decidió salirse que eso fue hace mucho tiempo. Desde ahí cortamos relación. Nadie me ha preguntado nada con respecto esto. 

Si es un caso hipotético, además por paridad probablemente sea un hombre ¿Pero pensarías siquiera en reemplazar a Rojas Vade?

-Creo que eso es apresurarse mucho, él sigue siendo un convencional legítimamente electo. No creo que que su renuncia sea tan sencilla y si fuera así por paridad debiese seguir mi compañero Andrés Cuevas.

¿Crees que él hubiese salido electo sin engañar a la gente con el cáncer?

-Creo que sin esa bandera como su símbolo de lucha quizás no sería tan fuerte su impacto en la opinión pública. Pero es cierto e innegable que el estuvo dando la batalla en cada manifestación que se dio en Plaza Dignidad, el tema es lo que él escogió como bandera de lucha y eso es lo que más le duele a la gente que lo escogió(…) Juega con las esperanzas de miles que le dieron su voto porque precisamente usó su supuesta enfermedad como campaña política.

https://www.theclinic.cl/2021/09/06/arriesga-hasta-tres-anos-de-presidio-fiscalia-inicia-investigacion-penal-de-rodrigo-rojas-vade-por-el-delito-de-perjurio/
Comentarios