Cerca de cinco mil personas participaron de la marcha desde Plaza Brasil de Iquique, en contra de la inmigración irregular, que término con quema de carpas.

Agencia Uno

El relato de ciudadana venezolana tras sufrir ataque en Iquique: “Nos quemaron todo… eso no se le hace a un ser humano”

La mujer víctima de la quema detalló que en el lugar habían 30 adultos y siete niños venezolanos, además de lamentar que "perdimos los documentos, que es lo más importante".

Una dramática situación se vivió en Iquique luego de que un grupo de manifestantes quemaran las pertenencias de inmigrantes venezolanos que se habían instalado en una de las calles de la comuna.

A través de redes sociales se difundieron registros del momento que se produjo entre las calles Rozas con Avenida Aeropuerto, cuando varias personas comenzaron a arrojar carpas, colchones, ropas y otros elementos al fuego.

Tras esta situación una de las víctimas relató el ataque sufrido, detallando que en el lugar habían 30 ciudadanos venezolanos y siete niños los que no sufrieron lesiones, pero perdieron prácticamente todas sus pertenencias.

“De salud estamos todos bien, no nos hicieron nada porque llegaron los Carabineros y nos sacaron de aquí. Nos quemaron todas las pertenencias, todos los papeles, se llevaron a uno de mis cachorros”, señaló entre lagrimas una mujer a Radio Bio Bio.

En esta línea precisó que “éramos como 30 venezolanos, teníamos aquí unos 15 días (…) estábamos esperando el pasaje para irnos más adelante”.

“Los policías nos sacaron y no nos dieron chance de sacar nada, nada, nada… todo se lo llevaron, lo quemaron. (Acá vivían) siete niños. Perdimos los documentos, que es lo más importante”, añadió la mujer.

Asimismo, aseguró que “Carabineros nos dijo que nos fuéramos, que ellos no podían detener la marcha porque eran mucha gente, que nada más nos podían sacar a nosotros rápido antes que vinieran ellos, porque si ellos nos hubieran visto, nos hubieran pegado”.

“Lo que nos hicieron, eso no se le hace a un ser humano, porque todos somos seres humanos, todos somos hijos de Dios. Tienen que agarrar a la gente que está haciendo lo malo, no los que están trabajando”, cerró la mujer afectada por el ataque de los manifestantes.

LEER MÁS…

VOLVER AL HOME

The Clinic Newsletter
Comentarios