Todo se chacreó en el oficialismo: cómo el “Factor Martorell” inclinó la balanza de los diputados RN que votarán a favor del cuarto retiro de las AFP

Esta tarde se votará en la Cámara de Diputados el cuarto retiro de los fondos de pensiones, donde varios parlamentarios de RN determinaron apoyar la iniciativa luego de que la vocera de campaña de Sebastián Sichel haya admitido que también hizo uso del primer 10% de las AFP. Esto, tras haber protagonizado una áspera ofensiva para alinear los votos del partido contra el texto.

“Yo hice un retiro del 10%, sólo uno, y lo hice por una situación familiar, una enfermedad familiar”. De esta manera, Katherine Martorell, vocera de campaña de Sebastián Sichel, reconoció el pasado fin de semana el haber realizado el primer retiro de los fondos previsionales.

Esto, luego que la ex subsecretaria de Prevención del Delito ha sido categórica en su postura contra la medida de los retiros anticipados, y en particular, con el proyecto para un cuarto retiro del 10%, medida que hoy se vota en una sesión especial en la Cámara de Diputados, desde las 14.30 horas.

La iniciativa ha dividido a Chile Podemos Más, afectando la relación entre los partidos y el comando de Sichel. Sobre todo con Renovación Nacional, colectividad en donde está la mayor cantidad de díscolos que estarían por aprobar un nuevo retiro del 10%.

Sin embargo, el hecho de que Martorell y también los ministros de Hacienda, Rodrigo Cerda, y de Medio Ambiente, Carolina Schmidt, hayan admitido haber retirado el primer 10%, ha intensificado los cuestionamientos desde RN, apuntando principalmente a la actual vocera de campaña de Sichel.

“Las condiciones del primero, segundo y tercer retiro, son muy distintas al cuarto retiro, donde se va a producir una espiral inflacionaria y donde lo más complejo es que los más vulnerables van a terminar pagando el retiro de los fondos previsionales”, dijo el timonel de RN, Francisco Chahuán, sobre los ministros que han reconocido haber retirado el primer 10%.

Fuentes al interior del partido señalan que entre los diputados es comentario obligado el descrédito de Martorell al intentar alinear votos en el oficialismo. Incluso, en los pasillos de RN aseguran que quienes hace unos días se mantenían en reflexión frente al cuarto retiro, finalmente se estén inclinando por apoyar la iniciativa.

Esto, sumado a las críticas que ha recibido la ex subsecretaria por el tono que utilizó contra los parlamentarios que anteriormente se mostraron a favor de la medida. Por ejemplo, en RN aún pesa la artillería que Martorell le dedicó hace unas semanas a la diputada Paulina Núñez tras anunciar su apoyo al 10%.

“De verdad es una desilusión que te saques la foto y después hayas decidido dejar de ser parte de este proyecto político y de gobierno”, fue el mensaje de Martorell a la parlamentaria por Antofagasta. Incluso, fuentes de la colectividad apuntan a un hecho difundido el pasado fin de semana en el equipo del abanderado oficialista, luego de que se sumaran, también en calidad de voceros de campaña, el diputado Evópoli Francisco Undurraga y la ex ministra de la mujer y vicepresidenta de la UDI, Isabel Plá.

Así, en el partido comentan que estas incorporaciones vienen a reforzar la vocería de Martorell, figura desgastada -aseguran- en este pasaje del cuarto retiro: quemó todas sus naves con una ruda ofensiva para alinear los votos de los parlamentarios RN, arremetida que tuvo como punto cúlmine el espolonazo que le mandó a la diputada Núñez a través del canal de mensajería interna de Renovación Nacional. Todo, para finalmente reconocer que ella también fue beneficiaria de los retiros de los fondos de pensiones, subrayan las fuentes.

Críticas que, en todo caso, también se extiende al Ejecutivo. El senador de RN, Manuel José Ossandón, ayer lunes 27 de Septiembre en Chilevisión, señaló que “cuando un gobierno tiene una posición tan dura y tan firme sobre un tema, tienen que mostrar coherencia sobre lo que se dice, porque sino la gente nadie les va a creer”, apuntando también a Cerda y Schmidt.

De todas maneras, ayer lunes 27 de Septiembre, en la Comisión Política de RN, el presidente del partido, Francisco Chahuán, descartó que esto pueda desacreditar la postura que el oficialismo ha tomado contra el proyecto. Así, el senador apuntó a las circunstancias que originaron los anteriores retiros de los fondos previsionales.

“Las condiciones del primero, segundo y tercer retiro, son muy distintas al cuarto retiro, donde se va a producir una espiral inflacionaria y donde lo más complejo es que los más vulnerables van a terminar pagando el retiro de los fondos previsionales”, acusó Chahuán.

En esta misma línea, la diputada RN Karin Luck comentó que Martorell, Cerda y Schmidt, “legalmente no hicieron nada que vaya contra la ley. Estaban en su derecho a hacerlo. Al final es un tema artificial que se está armando”.

A favor, en contra y en reflexión

Hace unos días la diputada de RN, Francesca Múñoz, anunció que aprobará el proyecto para un cuarto retiro de las AFP, sumándose a sus pares Paulina Núñez, Jorge y Eduardo Durán, Frank Sauerbaum, Hugo Rey y Erika Olivera, parlamentarios que están a favor de la iniciativa.

Ahora último, el RN Jorge Rathgeb también adelantó su apoyo al 10%. “Yo estoy a favor porque creo en la libertad de las personas y en la responsabilidad”, argumentó.

“Nuestra posición ha sido la misma de siempre: creemos que es una muy mala política pública y más ahora que tenemos un IFE Universal. Nosotros no vamos a aprobar el proyecto”, señaló el diputado de Evópoli, Andrés Molina.

Al interior de RN cuentan que los diputados Miguel Mellado, Alejandro Santana, Camilo Morán y Bernardo Berger, también estarían por aprobar el proyecto en Sala durante esta jornada.

En la UDI, en tanto, se habla que Álvaro Carter y Christian Moreira votarán a favor del proyecto. En tanto, Pedro Álvarez y Sandra Amar aún estarían en reflexión.

Panorama distinto en Evópoli, colectividad que se ha cuadrado contra el retiro de fondos. De hecho, en la previa de la votación en sala del texto, el timonel del partido, diputado Andrés Molina, aseguró que “nuestra posición ha sido la misma de siempre: creemos que es una muy mala política pública y más ahora que tenemos un IFE Universal. Nosotros no vamos a aprobar el proyecto”.

La iniciativa tiene un quórum de 3/5, es decir, requiere de 93 votos para ser aprobado en la Cámara Baja y así pasar al Senado.

También puedes leer: ¿Y si el futuro gobierno dura menos que un suspiro? Los efectos del debate que abrió Jaime Bassa ante la posibilidad de que se reduzca el próximo periodo presidencial


Volver al Home para seguir leyendo más notas de The Clinic

The Clinic Newsletter
Comentarios