Archivo de Enrique Ramírez.

Enrique Ramírez, artista chileno radicado en Francia: “El arte es muy importante para evidenciar los problemas de la inmigración”

El cineasta -que vive en Europa desde el año 2010- habló con The Clinic sobre el impacto de la crisis migratoria y cómo esto afecta al desarrollo del arte. Además, el artista se refirió a los últimos incidentes ocurridos en Iquique, entre ciudadanos chilenos y venezolanos. “Chile es un país muy poco acostumbrado a vivir con extranjeros”, aseguró.

“¿Por qué viajamos? El hombre se mira a sí mismo, cada andar gira en torno a nuestros sentimientos, el silencio, la soledad, la vida, la muerte …”, se lee en un escrito del portal web del artista.

***

Enrique Ramírez (42) es un artista nacido y criado en Chile que estudió música popular y arte hasta el año 2010, cuando migró a Francia para continuar sus estudios sobre arte contemporáneo.

El año 2014 ganó el premio de descubrimiento de Les Amis du Palais de Tokyo en París, Francia. Desde entonces, ha sido nominado, premiado e invitado a una serie de eventos nacionales e internacionales. Siendo uno de los más importantes la invitación -en el año 2017- a la 57a Exposición Internacional de Arte: La Biennale di Venezia comisariada por Christine Macel.

Su obra es un conjunto de elementos artísticos entre videos, fotografías o poemas, que giran en torno a diversas temáticas, como el viaje, la observación, el mar o la inmigración, que figuran solo como algunas de las perspectivas planteadas por el artista.

En conversación con The Clinic, Enrique Ramírez habló sobre sus próximas exposiciones, la crisis migratoria y el arte chileno:

-¿En qué se encuentra actualmente Enrique Ramírez?

-Actualmente estoy preparando una exposición para la galería de L’uqam, en Montreal. Que se inaugura en noviembre. También una exposición en el CCE Santiago, que se inaugura a fines de ese mismo mes. Además de la participación en la bienal de artes mediales, que me tiene muy contento.

¿Cómo llevas esta modalidad híbrida entre exposiciones (y actividades) presenciales y virtuales por la pandemia?

-Ahora todo es así. La verdad a mí -personalmente- me tiene muy cansado, me hace falta algo de realidad. Pero no niego que es una buena forma de dar a conocer el trabajo de galerías, artistas, etc.

En esa misma línea, algunos artistas ven en el desarrollo de exposiciones y ferias de arte, una oportunidad de mayor alcance que las galerías -por sí mismas- no tienen. Teniendo en cuenta la amplia trayectoria que posees: ¿Cuál es tu opinión al respecto sobre la realización de este tipo de eventos?

-Yo pienso que hay que verlo no solo como un tema económico, sino también, como la posibilidad de un encuentro entre artistas y gestores del mundo del arte. Una posibilidad más para encontrarse y ver lo que se está haciendo, me parece que es lo más importante.

Desde el punto de vista artístico, ¿crees que la pandemia y el encierro han influido en el desarrollo de tus últimas obras?

-Creo que de una forma u otra, sí. Yo no soy un artista de taller, entonces para mi -honestamente- no ha sido fácil estar encerrado. Mi taller son los lugares y, sin lugares, no trabajo. Así que he tenido que buscar otras formas, otras maneras de cuestionarse y de mirar el mundo. Pero nunca serán mejor que la más simple: la de “ir a mirar”.

***

“Cuando caminamos podemos envolvernos en un silencio que envuelve nuestros pensamientos y nos aísla de la ciudad, de todo lo que pueda influir en nosotros…”, continúa la frase expuesta en el sitio web del artista.

“Me gustaría encontrar un lugar donde seamos espectadores de la magnitud del horizonte, un lugar donde podríamos caminar para siempre …”, concluye el escrito.

Se trata de la descripción de la obra Un hombre que camina. Un film de 21 minutos que Enrique Ramírez grabó en el Salar de Uyuni, en Bolivia. El registro se terminó de filmar el año 2012, pero se expuso recién el 2017, en la exposición internacional de arte en Venecia, curada por Christine Macel.

Portafolio de Enrique Ramírez.
Portafolio de Enrique Ramírez.

En el tráiler del film, se puede leer un escrito en portugués que traducido dice: “Pueblo bendito, para el que cada hueco se convierte en una ermita, cada línea en una cruz, cada roca en un altar y cada piedra en una imagen”. Una frase de Alexandre Rodrigues Ferreira, explorador portugués nacido en Brasil entre los años 1700.

Revisa el tráiler aquí:

Un Hombre que camina (trailer) from Enrique Ramírez on Vimeo.

En conversación con la revista digital Artishock, Enrique Ramírez comentó que “este proyecto está dedicado a todos aquellos que caminan, que caminan con la imaginación, que viajan sin moverse, a aquellos que sueñan y mueven sus ojos a través de cada imagen, a aquellos que están entre nosotros, muchas veces invisibles, caminado a nuestro lado”.

Arte y migración

Actualmente vives y trabajas en Francia, ¿cómo analizas el tema de la inmigración?

-Es un tema mundial, no solo en Francia o en Chile. El tema de la inmigración se ha vuelto bien violento, para que decir en Chile, que es un país muy poco acostumbrado a vivir con extranjeros. Seguramente -en parte- (eso pasa) por tener la condición de “isla”. 

¿Qué crees que falla?

-Existe una falta de ayuda de los estados, una falta de respeto al inmigrante que -muchas veces- no viene porque quiere. Una falta de políticas claras de inmigración de quienes realmente crean los problemas y no los resuelven: los estados. La gente se cansa, parece ser todo demasiado rudo. El mundo está en una crisis enorme que se ha acentuado para mal con el covid-19, que ha sido utilizado para crear un muro más entre los países pobres y ricos. Por el momento miro todo tratando de entender.

¿Cómo es la situación allá? ¿Cómo lo explica el arte?

-Acá en Francia el problema de la inmigración siempre ha estado bastante mal. Si tomas como ejemplo Calais, la frontera con Inglaterra, la situación es peor que hace 10, 5 o un año. Los flujos migratorios por guerras, miseria, cambio climático, etc., acentúan los problemas. El arte mira estos problemas y siempre los ha mirado, es muy importante justamente para evidenciarlos, mostrarlos e invitar a reflexionar.

Arte y Latinoamérica

Siguiendo ese mismo punto, hace tan solo unos días una violenta manifestación en Iquique nos mostró uno de los aspectos más negativos en torno a la recepción de migrantes. ¿Cuál es la visión de un latinoamericano que vive y trabaja en Europa?

-Yo siempre seré chileno, y, estando en Chile siempre me sentiré extranjero. Como dice una frase por ahí: “extranjero en todos lados”, y esa es mi condición y mi casa. Siempre intento mirar como un extranjero, mi acento no desaparecerá nunca. Hay gente que lo recibe bien y otros que no, eso siempre será así.

A estas alturas de tu carrera, ¿sientes que representas -en parte- al arte chileno? ¿Y te sientes representado por él?

-Como te decía, soy Chileno. Si represento o no el arte chileno, pues no lo sé. Pero mi pensamiento está ahí. Es parte de mi tierra, Chile.

Volver al Home.

Comentarios