Gas

Supuesta emergencia por olor a gas fue realmente causada por la fruta más apestosa del mundo

Los bomberos de la capital australiana de Canberra estuvieron durante una hora intentando identificar de dónde venía el fuerte olor. El durio es una fruta que desprende un olor tan intenso que podría ser desagradable.

El aviso de emergencia en un centro comercial de Canberra por una supuesta fuga de gas resultó ser en verdad causada por el durio, una fruta reconocida por su fuerte e intenso olor, según informaron el viernes (15.10.2021) las autoridades australianas.

“Después de una hora en el lugar de los hechos, el propietario de un local situado encima de las tiendas avisó del posible origen del incidente“, dijo un responsable de los servicios de emergencia.

El departamento de bomberos y rescate de la capital australiana le había pedido a los habitantes que no se acercaran a la zona, mientras buscaban en vano el origen de la fuga en el recinto comercial.

“No se trataba de una fuga de gas, sino de una fruta durio. La fruta desprende un olor muy penetrante y puede propagarse a cierta distancia”, informó la agencia de bomberos en un comunicado.

No es la primera vez que ocurre un incidente similar confundido con gas

Falsos eventos de emergencia han ocurrido anteriormente en Australia en los últimos años. En 2019, la biblioteca de la Universidad de Canberra tuvo que ser evacuada por un “fuerte olor a gas” que también resultó provenir del durio.

Otra situación parecida sucedió en 2018, en la ciudad de Melbourne -sureste-, donde 600 empleados y estudiantes tuvieron que ser evacuados de un centro educacional por culpa de un durio podrido.

Una fruta odiada y amada

El durio, expandido y cultivado en el todo el sudeste asiático tropical, es definido por sus aficionados como el “rey de las frutas” por su sabor agridulce y su textura cremosa. La fruta ha sido traída a Australia de la mano de miles de inmigrantes asiáticos.

Sin embargo, sus detractores comparan su olor con el de la basura en descomposición -o, en este caso, con el de una fuga de gas-. Por este motivo, y para evitar un pánico innecesario, la fruta está prohibido en muchos hoteles y en el transporte público en países como Japón o Singapur.


VOLVER AL HOME

The Clinic Newsletter
Comentarios