Foto: Agencia UNO

“El gobierno no ha violado los Derechos Humanos”: La defensa del ministro Ossa ante el naufragio de la partida del Tesoro Público en el Congreso

Los legisladores de oposición encontraron un muro en el ministro de la Segpres, quien reafirmó la postura del Ejecutivo respecto a modificar la glosa destinada a una política de reparación para las víctimas de violaciones a los Derechos Humanos durante el Estallido Social. Esta diferencia de criterio llevó a que se rechazara la glosa que contiene los recursos del aparato público.

Ministro Ossa

Con 10 votos en contra y sólo seis a favor, la Comisión Mixta que revisó la Ley de Presupuesto 2022 decidió rechazar la partida de Tesoro Público en la sesión del 28 de octubre. El naufragio fue posible principalmente a la postura inamovible que mostró el ministro de la Secretaría General de la Presidencia (Segpres), Juan José Ossa.

Toda la discusión partió porque el gobierno decidió retirar una glosa -aprobada ya el 2021- para la reparación a las víctimas de violaciones a los Derechos Humanos acreditadas por el INDH. Ahora, la propuesta del Ejecutivo plateaba la figura de “afectados” por el estallido social, marcando una equivalencia con las personas que sufrieron daño material.

Previo a la discusión, el diputado Rubén Moraga (PC) presentó una indicación que buscaba reponer lo que el Gobierno había plateado el año pasado -que el INDH siguiera acreditando a las víctimas de abusos por parte de Agentes del Estado desde el 18O-, argumentando que la administración de Piñera se negó a impulsar una política de reparación para personas que sufrieron “mutilaciones oculares, abusos sexuales, apremios ilegítimos y torturas”.

Los parlamentarios de oposición se cuadraron en torno a esa postura, salvo el diputado José Miguel Ortiz (DC), quien fuera de contexto comenzó a defender al director del INDH, Sergio Micco, al mismo tiempo que anunciaba su voto en contra a esta indicación que consideraba “inadmisible”.

Tras su primera intervención, el senador Carlos Montes se acercó a su escaño y, con el micrófono aún prendido, le dijo: “Yo me coordiné con Micco para esto, hueón”. Ante ello, Ortiz afirmó: “Pero si yo estoy de acuerdo”, aunque posteriormente reiteró su rechazo a la indicación.

Elizalde vs Ossa

En una primera instancia, la encargada de dar cuenta de la visión del gobierno fue Cristina Torres, Directora de Presupuesto, quien le dio un matiz tecnocrático a la discusión. La abogada aseguró que la glosa propuesta por el Ejecutivo “amplía la cobertura y elimina el requisito de calificación, lo que significa un trámite burocrático menos”.

Sin embargo, no logró convencer a los parlamentarios de oposición. En ese contexto, tomó la palabra Juan José Ossa, ministro de la Segpres, para darle un trasfondo político a los planteamientos del Gobierno. “La propuesta que se nos hace nos merece algunos reparos y preocupaciones”, partió señalando.

Para Ossa, “el hecho que se señale que una determinada conducta de cualquier especie pueda ser acreditada por el INDH, nos parece que va contra los principios más básicos de nuestro ordenamiento jurídico, particularmente los artículos 6 y 7 de la Constitución que impiden que un organismo se inmiscuya en potestades de otros”.

“Nosotros consideramos que son los tribunales de justicia los llamados a determinar si una determinada situación ha ocurrido y el carácter que pueda revestir. Por lo mismo, y consistente con eso es que el INDH tiene la facultad de querellarse en algunos casos y es esa su naturaleza. La de ser parte en un juicio. No la de por sí, y ante sí, y con el respeto que nos merece esa institución, poder acreditar una determinada situación”, añadió.

Sin embargo, recibió una enérgica réplica por parte del senador Álvaro Elizalde (PS): “No puedo dejar pasar la intervención del ministro Ossa porque me parece especialmente grave. Aquí hubo violaciones a los DD.HH. El presidente, cuando se produjeron esas violaciones a los DD.HH., era Sebastián Piñera. El mismo que está actualmente. Lo mínimo que se le puede pedir a un gobierno que supuestamente está comprometido con los DD.HH. es tener una actitud proactiva”.

El legislador acusó de “falso argumento jurídico” las alusiones de Ossa a los artículos 6 y 7 de la Constitución, argumentando que han habido políticas de reparación, acreditadas por organismos como la Comisión Valech, que se han planteado sin necesidad de que hayan sentencias por parte de los tribunales.

“¿Se requiere una sentencia ejecutoriada para efectos de proceder a la reparación de las víctimas de la dictadura? No es así. Son cosas distintas. Los autores de los delitos tienen que responder ante la justicia y nadie más que los tribunales tienen que sancionarlos. Eso no está en duda. Pero aquí se está planteando algo distinto”, sostuvo Elizalde.

El senador subió el tono, acusando al Ejecutivo de violar los Derechos Humanos y no querer generar una propuesta de reparación. “Avergüenza que el gobierno no tome conciencia”, manifestó. El ministro Ossa volvió a tomar la palabra y apuntó a Elizalde lamentando que le dé “uso político” a una glosa presupuestaria. Sin embargo, fue más allá y afirmó que “el gobierno no ha violado los Derechos Humanos”.

La discusión se cerró cuando el diputado Rubén Moraga ofreció retirar la indicación, con la condición de que se rechace la partida del Tesoro Público, algo que finalmente ocurrió. La discusión seguirá en la Cámara de Diputados.


Volver al Home para seguir leyendo más notas de The Clinic

The Clinic Newsletter
Comentarios