Gabriel Boric dando su discurso de cierre de campaña en Parque Almagro

Vuelta al fin de las AFP y acusaciones de “fraude electoral” a Kast: así fue el “accidentado” cierre de campaña de Boric en Parque Almagro

El abanderado de Apruebo Dignidad recalcó las promesas que resuenan en la izquierda: término de las administradoras de pensiones, un sueldo mínimo de $500 mil y 40 Horas de trabajo semanal. Todo, en medio de desmayos de adherentes, una pelea de corto alcance y los constantes cánticos por la muerte de Lucía Hiriart, esposa del dictador Augusto Pinochet.

A eso de las 16:30 del jueve 16 de diciembre, cuando recién había un poco más de un centenar de personas guarecidas bajo las copas de los árboles del Parque Almagro, el encargado de la prueba de sonido del escenario donde más tarde daría su discurso de cierre de campaña el abanderado de Apruebo Dignidad, Gabriel Boric, pidió la atención de los asistentes para dar una noticia que los haría pararse, gritar y celebrar casi como un acto reflejo: “¡Hola a todos! Tenemos una información que darles: acaba de fallecer Lucía Hiriart”, se notificó a la concurrencia.

Los cánticos se hicieron un gran coro colectivo. “¡Se murió, se murió, la vieja se murió!”, entonaban los asistentes, mientras sacaban sus celulares para tratar de confirmar o compartir la noticia. 

Media hora más tarde, ya se podían ver olas de personas caminando desde la estación Parque Almagro hasta la altura de calle San Ignacio, donde se ubicó el escenario para el cierre de campaña del abanderado Boric. Cada grupo de adherentes que llegaba, empezaba el mismo grito: “Se murió, se murió…”, lo que alternaban de vez en cuando con otro cántico: “Se siente, se siente, Boric Presidente”.

A medida que iban pasando las horas, el parque comenzó a repletarse, acotando a su mínima expresión los espacios para sentarse en el pasto. Pasadas las 18:00, en tanto, el ambiente ya era de celebración pura: la gente abría una que otra cerveza, mientras otros sacaban pipas cargadas de cannabis, incensando el ambiente con un aura dizque jamaicano. 

Si bien el grueso de los asistentes al cierre de campaña tenía entre 20 y 30 años, había una alta presencia de familias y personas mayores de 50 que agitaban banderas con la consigna “Boric Presidente”, las que vendían al costado del parque. 

Luego de la presentación de la banda Los Vásquez, la comediante Natalia Valdebenito se subió al escenario a animar al público. Ahí fue cuando los cánticos por la muerte de Lucía Hiriart comenzaron a variar y al “Se murió…”, se sumó “el que no salta es Pinochet” y otro apuntando a José Antonio Kast: “Votar por el Nazi: no, no, no…”.

A eso de las 19:00, la preocupación en el comando de Boric era que no se produjeran desmanes en torno a la muerte de Lucía Hiriart, que el oficialismo usara para atacar a Boric.

Pasadas las 19:00, la preocupación en el comando de Boric era que la muerte de Lucía Hiriart no se robara las pantallas ni se produjeran desmanes para que la derecha no lo usara para atacar a Boric, reconocían en el equipo de campaña del diputado frenteamplista.

Mientras, la rapera Ana Tijoux tenía cantando a todos los asistentes -que según los cálculos optimistas del comando llegaron a 25 mil-,  instalando la consigna “liberar a los presos por luchar”, la que fue reproducida por la mayoría del público. En esa presentación también apareció el rapero Portavoz, quien cantó por primera vez desde el accidente que sufrió en Agosto de este año.

Izkia Siches: “Está orquestando el fraude electoral”

A pesar de la gran calidad de artistas que estaban invitados, además de los ya nombrados –Chancho en Piedra, Gepe, Claudio Narea, Illapu-, la más aplaudida de la noche fue Izkia Siches, jefa de campaña de Gabriel Boric, que a las 19:40 se subió al escenario para saludar a los asistentes.

La doctora y ex presidenta del Colegio Médico llegó una hora antes al backstage del escenario, en un auto y acompañada de su hija Khala. Justamente con su bebe y su equipo venía de recorrer Chile en un “Bus de la Esperanza” desde Arica a Puerto Montt.

“Quería aprovechar esta oportunidad para contar por qué estoy acá”, comenzó Siches. “Vimos los resultados de la primera vuelta y como muchos de ustedes, sentí miedo. Estamos escribiendo una nueva Constitución y no podemos dejar este camino a medias”, continuó.

Así, por ocho minutos y como telonera del candidato Gabriel Boric, Siches le habló a los asistentes de su gira, nombrando, por ejemplo, su encuentro con Elisa Loncón en Valdivia, desatando gritos y aplausos del público.

Antes de que Gabriel Boric pasara al escenario, Izkia Siches le habló a los asistentes asegurando que “el candidato del miedo y del terror está orquestando el fraude electoral”.

Pero un punto central del discurso de la doctora en el cierre de campaña de Boric estuvo enfocado en el mismo domingo 19 de Diciembre. “Quiero pedir algo en particular. Ya sabemos que el candidato del miedo y del terror está orquestando el fraude electoral. Porque sabe que cuando ganemos va a decir que los votos no llegaron. Es por eso que necesitamos un apoderado en cada mesa del país, no sólo para garantizar nuestro triunfo, sino que para garantizar la democracia, porque aquí estamos los demócratas. Y no vamos a quemar nuestro país. Amamos nuestro país”.

La petición de cierre de campaña de Boric: “Están esperando cualquier cosa”

A las 19:47, Izkia Siches anunció a Gabriel Boric y éste subió al escenario de cierre de campaña entre los aplausos de la gente, que gritaba “se siente, se siente, Boric Presidente”. El candidato abrió su discurso refiriéndose a lo que todos esperaban.

“Hoy es un día histórico. Ha muerto en la impunidad, pese al profundo dolor y división que causó a nuestro país, Lucía Hiriart. Hoy día desde acá, quiero entregar nuestro respeto, nuestra consciencia, a todas las víctimas de la dictadura de la que fue parte y símbolo”, reflexionó el parlamentario.

Ese mensaje lo acompañó inmediatamente con otro que refleja la preocupación de su comando: “Hoy estamos aquí porque trabajamos por la justicia y la vida digna sin caer en provocaciones y violencia, que es de donde vienen aquellos que están del otro lado. Trabajamos por la vía de unidad, de paz e igualdad para todo Chile”, sostuvo.

“Recuerden que hoy, y el domingo también, nos iremos a la casa tranquilos, sin caer en provocaciones. Están esperando cualquier cosa”, le dijo Boric a los asistentes, a propósito de la muerte de la esposa del dictador.

Más tarde, al cierre de su discurso, fue más claro con el mensaje para que sus adherentes no hagan desmanes en la celebración de la muerte de Lucía Hiriart. “Recuerden que hoy, y el domingo también, nos iremos a la casa tranquilos, sin caer en provocaciones. Están esperando cualquier cosa, están esperando cualquier cosa”.

A pesar de que comenzó solo, de a poco la escena la fueron completando los demás dirigentes de Apruebo Dignidad, además de su pareja, Irina Karamanos, y su hermano Tomás. La escena la completaron los demás representantes de Apruebo Dignidad, que se subieron en masa a la tarima. En el evento, no estuvieron presentes los miembros de los partidos de la ex Concertación, excepto por la diputada PS Maya Fernández.

El discurso del candidato, forzado por una voz desgastada por el peso de la campaña, pasó por varias temáticas. Entre ellas, los derechos de la mujer, la defensa de la Constitución, orden público, salud mental, y Pueblos Originarios. Pero mantuvo un tono un poco más cargado a la izquierda respecto de la moderación que venía mostrando en segunda vuelta.

Por ejemplo, dijo que de llegar a La Moneda, “con nosotros entra el pueblo”. También reculó en la moderación mostrada respecto de las AFP en el debate Anatel, donde mencionó que lo importante era subir la pensión más allá de si existían o no las administradoras privadas. 

En esta ocasión, en tanto, el candidato fue tajante: “Vamos a empezar un cambio sustantivo en el sistema de pensiones (…) Sin AFP, no más AFP”.

También aprovechó para destacar dos de sus propuestas en materia laboral. “Vamos a tener trabajo digno, con un sueldo mínimo de 500 mil pesos, y, nuevamente, 40 horas laborales. A quienes se oponen a esta medida, les decimos que no tengan miedo”, sentenció.

A pesar de las consignas que cantaban los asistentes, el discurso de Boric no tuvo ninguna mención para el proyecto de Indulto a quienes están en prisión preventiva por eventuales delitos cometidos durante el Estallido Social

Pero, en su discurso, quienes no tuvieron mención fueron los más cercanos a lo que los analistas llaman el “octubrismo”. A pesar de que buena parte del público -e incluso algunos fotógrafos debajo del escenario- gritaban “¡liberar, liberar, a los presos por luchar!”, el discurso no tuvo ninguna mención para el proyecto de Indulto a quienes están en prisión preventiva por eventuales delitos cometidos durante el Estallido Social.

De todos modos, el discurso -que se extendió por 30 minutos-, estuvo marcado por varias interrupciones. En cinco ocasiones el candidato tuvo que frenar su exposición para pedir que los asistentes se corrieran y los trabajadores de la salud pudieran asistir a una persona que se había desmayado. En otro momento tuvo que pedirle a una persona que se bajara de un árbol y, en otra ocasión, se detuvo porque habían unas personas en las filas cercanas al escenario que estaban peleando.

Al terminar de hablar, Izkia Siches tomó el micrófono motivando al público, mientras Boric tomaba de la mano a su pareja, se abrazaba con su hermano y los dirigentes de Apruebo Dignidad. 

La jornada se cerró con una selfie con el resto del público de fondo. 


VOLVER AL HOME

The Clinic Newsletter
Comentarios