Fernanda Pinilla, física y futbolista: “Me siento orgullosa de mantenerme fiel a mis convicciones”

La capitana del equipo femenino de la Universidad de Chile y seleccionada nacional, Fernanda Pinilla, conversó con The Clinic sobre lo que ha significado para ella equiparar el tiempo para dedicarse a sus dos pasiones.

El mundo en el que se desenvuelve Fernanda Pinilla (28) se divide en dos: ciencia y el deporte. Más de alguna vez le dijeron que era imposible compatibilizar ambos campos. En algún minuto tuvo la idea de dejar sus estudios en Licenciatura en física, pero la pasión ha sido un motor importante para seguir adelante.

Pinilla es lateral izquierda de La Roja femenina y actualmente capitana del equipo Universidad de Chile. A sus 28 años ya ha cosechado logros en lo futbolístico y como científica.

Gracias al deporte pudo llegar a España, donde fue fichada por el Córdoba CF en 2018 y al año siguiente en Santa Teresa. Pero además de su desarrollo profesional como jugadora, también ha hecho historia en el fútbol nacional: en 2019 jugó por La Roja en el debut de la selección femenina en una Copa Mundial.

El 2021 tampoco se ha quedado corto para Pinilla: jugó por la selección en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 (realizados este año por la pandemia). Pero de seguro que el hito más importante fue el del pasado 8 de diciembre,. Ese día junto a sus compañeras de Universidad de Chile se coronaron como campeonas del Torneo Nacional Femenino.

En la vereda de la ciencia, Pinilla actualmente cursa un doctorado en Física en la U. de Chile y cuenta con dos investigaciones publicadas, todo en medio de la vorágine que significa el mundo del fútbol.

“Siento que tengo la fortuna de tener dos grandes pasiones y puedo dedicarme todo el día a las dos: mediodía a una y mediodía a la otra y poder administrar mis tiempos al respecto”, afirma Pinilla.

Fernanda Pïnilla.

¿Cómo ha sido para ti desarrollarte en el mundo de la física y la ciencia?

Siempre me he dejado llevar por mis pasiones, por mis amores y la verdad es que ha sido un trabajo muy duro. Me tocó que, al igual que en el fútbol, encontrarme con un mundo donde tenía pocas compañeras mujeres. Ha sido bien difícil armarse un camino. Pero creo que junto a las comunidades de científicas hemos conseguido posicionarnos y ser cada vez más respetadas.

Y en el caso del fútbol ¿qué significa para ti hoy ser mujer y futbolista?

Ser mujer y futbolista significa algo que me define, me ha definido durante toda la vida. Al fin creo que he podido unir las dos cosas, ya siendo adulta porque cuando chica escuchaba mucho decir que no podían jugar al fútbol las niñas.

Desarrollandote en estas dos áreas ¿en qué momentos crees que ha aparecido tu fortaleza para enfrentar desafíos?

 Ha sido cuando en uno de los dos mundos, en el fútbol o en la ciencia, me he visto desmotivada, a lo mejor con malos resultados, con pocas condiciones también – sobre todo en el ámbito deportivo– y me he sobrepuesto a eso.

Por mucho tiempo pensé en dejar la licenciatura, dejar de estudiar ciencia, porque me hicieron cuestionarme de que era imposible hacer las dos cosas. Cuando logré romper esa barrera y empecé a seguir especializándome, pude hacer dos publicaciones a la comunidad científica y aportar mi granito de arena, sentí que podía aportar.

De lo que has podido lograr hasta el momento ¿Qué es lo que te hace sentir más orgullosa?

De lo que me siento más orgullosa es del tipo de persona que soy hoy. Creo que el fútbol y la ciencia me han entregado mucha experiencia. Me ha entregado muchos logros también, sobre todo en lo deportivo y en lo que siempre ha sido una constante: la humildad, el trabajo, la convicción y también la pasión por creer en un proyecto, por creer en un equipo, en el trabajo colectivo. Así que de lo que más me siento orgullosa es de mantenerme fiel  a mis propias convicciones durante todos estos años.

¿Cuál crees que ha sido el mejor gol de tu vida?

Creo que fue hace poco, en marzo, cuando jugamos con Independiente Santa Fe en la Copa Libertadores. Fue un gol que nos permitió sellar el paso a una semifinal de Copa Libertadores.

Significó muchas cosas, sobre todo en lo colectivo. Creo que fue una manera de cerrar un trabajo que se venía haciendo a lo largo de mucho tiempo en la U, sobre todo del trabajo de equipo. La construcción del gol fue a partir de unas jugadas que habíamos estado trabajando en el plantel. Se dio justamente en una instancia en donde era muy importante asegurar esa clasificación. 

The Clinic Newsletter
Comentarios