Secciones

The Clinic Newsletters

Más en The Clinic

The Clinic Newsletters
cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Política

29 de Abril de 2022

No estaban muertos, andaban de estrategas: el cuidado repliegue de Chile Vamos para la franja del Plebiscito de Salida

representantes de Chile Vamos en el Senado, Luciano Cruz-Coke (Evópoli), Francisco Chahuán (RN), Javier Macaya (UDI) y Rojo Edwards (Republicanos)

La primera señal la dio la UDI, anunciando que cederán sus minutos en la Franja Electoral a organizaciones de la Sociedad Civil. En RN están desplegados desde noviembre de 2021, con los “ministros en las sombras” incluídos. Pese a que la conclusión es no anunciar una postura institucional hasta junio, todos apuntan a preparar la campaña del Rechazo. Para el filósofo Hugo Herrera, la estrategia es mala, porque están reconociendo incompetencia.

Por

“En la práctica, por ahora, se ha propuesto cambiar la bandera, el himno nacional, el nombre del país”. Esta frase fue pronunciada por la ex senadora gremialista Ena Von Baer, cuando en la franja parlamentaria de la UDI del 24 de octubre de 2021, aparece interrumpiendo un discurso a favor de la Convención y el plebiscito constituyente que destacaba la inclusión de derechos sociales en la misma. “Entre los derechos que no se quieren incluir, está el derecho a los padres a elegir el colegio de sus hijos”, cierra el mensaje.

Este tipo de intervenciones de reconocidas figuras políticas de derecha, son las que ahora pretenden evitar en Chile Vamos de cara al Plebiscito de Salida, principalmente para que el debate no se concentre en el eje derecha-izquierda, reconocen fuentes del bloque.

La razón, según reconocen en la oposición, es que los políticos pueden generar anticuerpos ante una ciudadanía distante y crítica de la política. En cambio, las voces ciudadanas tendrían mayor facilidad para instalar posturas en el debate constitucional, ya que hay muchos subtemas -Pensiones, Salud, Plurinacionalidad- que pueden sentir como una perjudicación personal.

El cálculo en los partidos de derecha se sustenta en los últimos sondeos de opinión relativos a la adhesión ciudadana ante el referéndum del próximo 04 de Septiembre. No obstante la posición minoritaria de Chile Vamos en la Convención, el Rechazo a la nueva Constitución ha ido creciendo en las encuestas.

Ejemplos: la última encuesta Cadem del 24 de Abril, arrojó un 46% -versus 37%- a favor del Rechazo, mientras que el estudio de Criteria del pasado 7 de Abril, registró que el Apruebo pasó de tener una ventaja sobre el Rechazo de 15 puntos en Febrero, a apenas 3 puntos en el mes de Marzo.

En concreto, esta intención se refleja con la decisión adoptada por la comisión política de la UDI el pasado lunes 25 de Abril: ceder sus minutos en la franja del Plebiscito de Salida, a organizaciones de la sociedad civil afines al partido.

UDI: conversatorio distritales con convencionales

Además de la definición tomada por la UDI, desde la colectividad señalan que están enfocados en profundizar sus redes mediante el trabajo territorial.

Así, un parlamentario gremialista cuenta que en las semanas distritales organizan conversatorios con distintos actores de las comunas que representan, e invitan a convencionales de su partido a explicar lo aprobado por la Convención en distintas materias. Entre esos constituyentes, destacan a Rocío Cantuarias o Constanza Hube, esta última debido a su experiencia académica, lo que facilita la bajada de contenidos que siguen siendo áridos para la comprensión ciudadana, explican en el partido.

Además, en la colectividad -aseguran- se han acercado a organizaciones como pymes, pequeños mineros, pescadores o agricultores, a socializar ideas y generar masa crítica respecto al Proceso Constituyente.

Pese que en el partido de calle Suecia -Providencia- recalcan que no han cerrado una postura institucional a favor del Rechazo, sí reconocen off the record que esa es la tendencia al interior de su base militante.

Una inclinación que, además, se refleja en las posiciones adoptadas en el órgano constituyente. Cómo ha ocurrido en la mayoría de las votaciones de normas, las propuestas de los convencionales del conglomerado han sido rechazadas, a la vez que han rechazado o se han abstenido en la mayoría de las disposiciones aprobadas por el Pleno. “

RN: Comisión Política ampliada y gira nacional de constituyentes de cara al plebiscito

En Renovación Nacional, en tanto, la línea de trabajo es similar a la de la UDI, aunque la han hecho de manera más institucional. Desde Noviembre del año pasado, la directiva del partido se ha desplegado por Chile con un programa que denominaron “RN Escucha”, el que concluyó el pasado martes 26 de Abril.

El presidente de la colectividad, Francisco Chahúan, cuenta a The Clinic que han definido varias etapas de trabajo respecto al Proceso Constituyente. “La primera etapa de trabajo consistió en el despliegue del programa. La segunda etapa será una comisión política ampliada a partir del 14 de mayo con la militancia. Luego, despliegue de los convencionales con una segunda gira nacional, para así encontrarse con la sociedad civil y hacer pedagogía respecto del resultado de la Convención”, dice el senador.

Francisco Chahuán asegura que el 4 de junio RN tendrá un consejo general para definir su postura ante el plebiscito de salida.

Así las cosas, el timonel RN adelanta que realizarán un Consejo Nacional fijado para el próximo 4 de Junio. “En la mañana haremos una consulta no vinculante a los militantes, y en la tarde se desarrollará el consejo donde definiremos nuestra postura respecto al plebiscito de salida”, detalla el jefe partidario.

En este sentido, en el partido subrayan como una “fortaleza” que el vocero de la agrupación “Con Mi Plata No” -que busca establecer en el borrador de nueva Constitución la inexpropiabilidad de los fondos de pensiones-, Francisco Orrego, “es vicepresidente alterno de RN y subdirector del Instituto Libertad”, destaca Chahuán.

De hecho, el senador contó que la mañana de ayer, 28 de Abril, miembros del instituto del partido estaban reunidos con académicos para definir una propuesta tributaria y de pensiones, a objeto de plantear una propuesta alternativa a lo que diga el borrador de la Constitución.

Además, la ofensiva de RN contempla insistir en la idea del shadow cabinet -ministerios en las sombras- que había anunciado Chahuán con indisimulado orgullo en Diciembre, y que en entrevista con The Clinic el mismo legislador definió como “ministros alternos”.

Esta vez, en cambio, el nombre elegido fue “voceros alternos”. Para ello, Chahuán identifica algunos nombres: “Jorge Atton en Transporte, Emilio Santelices en Salud, Marcela Sabat en Infancia, Sofía Cid en Hacienda, Diego Paulsen como contrapunto en Segpres”.

Evópoli: tentados con la UDI para el plebiscito

En Evópoli reconocen con un dejo de admiración y ligera envidia que la decisión de la UDI fue la correcta. Según explican fuentes de la colectividad, en principio coinciden con la idea de replegarse de la franja televisiva del Plebiscito, pero quieren mantener una distancia observante del debate, a fin de no contribuir a que la discusión sobre el Apruebo o el Rechazo se polarice.

Así, las fuentes aseveran que en el partido ya hay una tendencia clara a favor del Rechazo, y que la acción de la UDI es acertada por lo implícito de la estrategia gremialista: “Todos saben que con organizaciones de la sociedad civil no se refieren precisamente a la CUT”, ejemplifica un parlamentario.

Pese a ello, el partido ya ha tenido debates preliminares internos. El domingo 24 de Abril, convocaron a un Consejo General donde debatieron sobre las elecciones para renovar a su mesa directiva. La decisión, sin embargo, fue aplazarla para el mes de Octubre, después del Plebiscito de Salida, evitando que los comicios partidarios, fijados originalmente para el mes de Agosto, se mezclen con el referéndum constituyente.

Asimismo, en la colectividad aseguran que a mediados de Mayo tendrán un Consejo General para trazar su postura de cara al Plebiscito de Salida. En todo caso, adelantan un criterio: no apurarse en las resoluciones internas y dejar que decante la recta final del Proceso Constituyente.

La apuesta tras esa estrategia, señalan las fuentes, corresponde al hecho de que hay diversas normas aprobadas por la Convención que incomodan a distintos sectores de la sociedad.

Con todo, la idea es fomentar la postura de que es necesaria una nueva Carta Fundamental, pero esto se debe hacer mediante reformas a la Constitución vigente. Por lo tanto, si bien en el partido son críticos de la Convención, la idea es presentar también una alternativa al proceso.

“¿Qué tiene la derecha en la sociedad civil? No tiene nada. Hablemos de política: ¿pueden paralizar el país? ¿Se pueden tomar el centro de Santiago por un día completo y paralizar todo?”, cuestiona Herrera.

Hugo Herrera: “Es reconocer que son tan incompetentes, que es mejor ni aparecer”

Para el filósofo de la Universidad Diego Portales con domicilio político en la derecha, Hugo Herrera, la estrategia de Chile Vamos en cuanto a relevar a las organizaciones de la sociedad civil, no es precisamente un acierto político. El diagnóstico del columnista, cercano a la llamada “derecha social” que ha intentado impulsar el ex ministro -y otrora timonel de RN- Mario Desbordes, es de alta crudeza respecto de la idea del sector de replegarse ante la difusión televisiva del Plebiscito de Salida, para ceder ese espacio a la sociedad civil.

“Hay un problema de comprensión de la situación, porque esta es una crisis en general de todas las instituciones. Aquí no se libran las organizaciones de la sociedad civil tampoco. Uno podría preguntar: ¿Qué legitimidad tiene la CPC, por decir algo? ¿O qué legitimidad tiene incluso organizaciones de izquierda como la CUT? ¿Cuánto articula la CUT con lo que realmente ocurre en el país?”, cuestiona el académico.

“El proceso no está pasando por ahí, eso es equivocarse. Es decir agua va, porque los partidos están en una crisis de legitimidad y le pasan la responsabilidad a la sociedad civil. En estos momentos de crisis es donde se ven los buenos liderazgos que, en este caso, es asumir la responsabilidad que le caben a los partidos; son ellos los que tienen que conducir el proceso”, agrega.

“Es reconocer que son tan incompetentes, que es mejor ni aparecer. Porque el sólo hecho de aparecer va a generar Rechazo. Habla muy mal de la dirección de los partidos de derecha”, dice el filósofo Hugo Herrera.

-Con la estrategia que está articulando la derecha para el Plebiscto de Salida: ¿Están licuando la identidad del sector?

-Pero eso es decir agua va, es reconocer que son tan incompetentes, que es mejor ni aparecer. Porque el sólo hecho de aparecer va a generar Rechazo. Habla muy mal de la dirección de los partidos de derecha.

Aquí descuento a la UDI porque están muy desprestigiados y su voto ya está marcado en el Rechazo. Pero en RN, que es donde hay más pluralidad ideológica, la dirección actual está tan cuadrada con las posiciones más duras, que efectivamente no son interlocutores válidos. Y eso es grave.

En ese sentido, lo está haciendo mucho mejor el eje José Antonio Kast-Marcela Cubillos, porque ellos van a ser los pepes grillos de la derecha para ese 20% que no estaba de acuerdo con el proceso, pero así no se construye política en grande. Lo que falta es una centro derecha que pueda ser reconocida como interlocutora válida para la posición que se adopte.

-Evópoli, por ejemplo, aún no define su postura, pero les seduce la idea planteada por la UDI.

-Ellos tienen un problema de partida con el proceso. Se supone que votaron Apruebo en el Plebiscito de Entrada, descontemos eso. ¿Pero dónde quedó la idea de Evopoli de una Constitución mínima, por ejemplo? Fueron absolutamente incompetentes para torcer el destino de la Convención, operaron de modo muy parecido a todo el resto de la derecha: no marcaron un planteamiento distinto.

El discurso implícito es que, además de que no son interlocutores válidos, les resulta mejor ni asomarse. Además, están diciendo que las organizaciones sociales van a expresar mejor los planteamientos que no fueron capaces de articular ellos.

-Guardando las proporciones políticas e históricas, en el Plebiscito de 1988 la oposición a la dictadura cívico-militar se replegó y dejó espacio a otros actores…

-En esa época tenías organizaciones vecinales fuertísimas. Los del NO pudieron acordonar Santiago en un abrazo, eso hoy día es imposible. Había sociedad civil, había organización en los trabajadores, en las universidades. ¿Qué tiene la derecha en las universidades hoy en día, por ejemplo? Nada.

Cuando tienes una sociedad civil organizada, ahí pueden descansar porque la tenían organizada, pero: ¿qué tiene la derecha en la sociedad civil? No tiene nada. Hablemos de política: ¿pueden paralizar el país? ¿Se pueden tomar el centro de Santiago por un día completo y paralizar todo? Es una renuncia irresponsable, una claudicación. No lo veo positivo en ningún sentido, para el país tampoco.

Ricardo Montero, convencional del PS: «En estas semanas, nos jugamos la viabilidad de este proceso constituyente»

VOLVER AL HOME

Notas relacionadas

Deja tu comentario