Secciones

Más en The Clinic

The Clinic Newsletters
cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Cultura & Pop

13 de Junio de 2024

Carla Guelfenbein sobre sus obras: “La sensibilidad es un patrimonio de la literatura, no es un patrimonio de las escritoras”

En conversación junto con Iván Guerrero en el programa “Dos en la ciudad”, live que se transmite a través de The Clinic, la escritora Carla Guelfenbein contó sobre el exilio, sus obras y su vida antes de ser escritora.

Por

La escritora, Carla Guelfenbein, conversó junto a Iván Guerrero en el programa “Dos en la ciudad”, transmitido a través de Instagram Live en The Clinic.

Durante la transmisión la autora contó que viene llegando de un viaje de dos meses y que en noviembre de este año sacará una novela inspirada en un viaje a Nueva York. Por esta razón, Iván Guerrero aprovechó la oportunidad para preguntarle sobre sus constantes viajes fuera de Chile.

“Surge de una suerte de desarraigo, como yo me fui muy chica a los 17 años, me tuve que ir, por razones políticas de mis padres. Desde ese entonces se produjo una suerte de desarraigo, el mundo es mi lugar“, comenta Carla Guelfenbein.

“Llegué a Inglaterra e hice de Inglaterra mi lugar, pero también de Paris y Berlín. Iba intentando encontrar un lugar que me acogiera plenamente y nunca existe, ese lugar no existe, es una quimera y yo creo que incluso para quienes no se han movido nunca, el lugar de pertenencia tiene conflicto igual. De alguna manera siempre ando buscando“, agrega.

Exilio y su vida en Inglaterra

Durante la dictadura su familia fue exiliada a Inglaterra después de que su madre, filósofa y académica de la Universidad de Chile, estuviera desaparecida durante 3 semanas. “Mi mamá justo antes de que la tomaran presa, le descubrieron un cáncer. Se juntó el hecho de que estaba desaparecida con su cáncer y el resultado fue que nos fuimos, porque teníamos mucho miedo de vivir acá. Siempre estábamos pensando cuándo van a venir de nuevo, porque todo fue muy violento”, cuenta.

“Fue un año en el cual, estaba el exilio y el tener que enfrentarme a esta cultura. Era un tiempo muy politizado en Europa y de una manera muy contestaria. El exilio está cruzado por esta historia familiar difícil que yo creo que me hizo súper fuerte, toda la fuerza que tengo, esa resistencia al fracaso, a la adversidad, viene de ahí“, dice.

Literatura para mujeres

Cuando Carla Guelfenbein empezó a incursionar el mundo de la literatura fue tildada de hacer literatura para mujeres, por el hecho de que sus obras mostraban su sensibilidad. “Yo lo que sentía era rabia porque yo no era un bestseller del minuto, ya llevó 9 novelas. No es que yo haya dicho ‘quiero ser escritora y escribí una novela y ya’. Existían todos esos prejuicios“, comenta.

“La sensibilidad es un patrimonio de la literatura, no es un patrimonio de las escritoras, pero cuando era adjudicado a una escritora mujer no se le tachaba de ser sensible, era sensiblera. En vez de ser un bestseller, era comercial“, dice.

Reconocimiento en Chile

Iván Guerrero le comentó a la escritora sobre su entrevista pasada en el programa “Dos en la ciudad” a Alfredo Castro y cuando tocaron el tema del poco reconocimiento al mundo de la cultura en Chile. “Casi no hay periodistas culturales y espacios de cultura en ningún medio de comunicación. Entonces la gente que hace literatura también hace cocina y teatro, un poquito de todo”, comenta Carla Guelfenbein.

“Yo tengo un público lector importante acá y que está siempre conmigo. No me siento abandonada, pero hay un área la cual sin duda afuera tengo mucha más resonancia, que es la academia literaria. Afuera doy charlas, me invitan y me pagan para que yo vaya. También hay muchas menciones. La academia existe afuera y aquí no existo. Ya estoy vieja y no me preocupa. Para mí es mucho más importante ser leída, porque eso significa movimiento”, añade.

Su vida antes de ser escritora

Sin embargo, la vida de Carla Guelfenbein no siempre estuvo rodeadea de novelas. Anteriormente estudió biología y después de eso decidió ser diseñadora. “Después de ser bióloga, estudié diseño y mi último trabajo fue como directora de arte de la revista Elle. Después de eso me fui y terminé una novela que había empezado hace mucho tiempo”, explica.

Esta novela cambió el curso que estaba teniendo su vida. “Salió ‘El revés del alma’ y resulta que la deje en las 3 editoriales de ese minuto más importante. Apareció Gabriel Sandoval me dijo que quería esta novela y en una semana él movió todos los hilos y mandó la novela a una editora en España y así fue“, agrega.

Notas relacionadas

Deja tu comentario