Secciones

Más en The Clinic

The Clinic Newsletters
cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Negocios

14 de Junio de 2024

BancoEstado deberá pagar más de $32 millones a guardia que fue despedido injustificadamente

BancoEstado Agencia Uno

La Corte Suprema de Chile falló a favor de un guardia de seguridad de BancoEstado, que despidió al hombre después de constatar que mintió en su solicitud para acceder al Bono Clase Media. El fallo establece que las acciones privadas del trabajador, que no afectan directamente su desempeño laboral, no son suficientes para justificar una terminación de contrato.

Por Catalina Reid

Tras una larga batalla judicial, la Corte Suprema de Chile ordenó a BancoEstado pagar más de $22 millones a un ex guardia de seguridad. El conflicto surgió cuando el ex funcionario fue despedido por BancoEstado tras solicitar y recibir el Bono Clase Media, un beneficio fiscal al que no tenía derecho.

El hombre trabajó en la institución bancaria desde 2005 hasta 2021, percibiendo una remuneración de $1.566.335. Sin embargo, en medio de la pandemia obtuvo los $400.000 del Bono Clase Media después de declarar una renta inferior a la que realmente había percibido. Su actuar fue descubierto por el banco, quién se se comunicó con el Servicio de Impuestos Internos para investigar a todos los trabajadores que solicitaron el Bono Clase Media sin cumplir con los requisitos. Debido a esta información falsa, el Comité de Ética del banco concluyó que el trabajador había violado gravemente el contrato de trabajo y el deber ético jurídico que deben mantener los empleados de una empresa estatal, lo que se consideró una falta grave.

La Cuarta Sala del máximo tribunal revisó el caso y concluyó que el despido no estaba justificado. “La conducta reprochada supuso entregar información relativa a sus ingresos, errónea o distinta a la real, a un organismo público distinto a su empleador, el Servicio de Impuestos Internos, con miras a obtener un beneficio que tampoco fue financiado por el empleador”, detallaron. Por ende, “no es posible vincular la buena fe que debe unir a las partes en sus relaciones mutuas, con una falta de fidelidad o lealtad en que el demandante incurrió en tanto ciudadano o contribuyente respecto o en perjuicio del erario público, cuestión absolutamente extraña e independiente de su relación laboral y de su rol como trabajador“.

Fundamentos del fallo

Aunque consideraron el acto como reprochable, la Corte Suprema señaló que el despido no tenía una conexión directa con su desempeño laboral ni con sus obligaciones contractuales con BancoEstado. “La única circunstancia que liga a la falta con el demandado es que se trata de una empresa pública, lo que no importa conferir al trabajador la calidad de funcionario público, ni hacerle extensivo el principio de probidad administrativa al que alude la sentencia del grado” decretaron.

El fallo subrayó que la conducta de González no infringió directamente las normas del Reglamento Interno de la empresa ni afectó su desempeño laboral. Además, la Corte destacó que la relación entre el incumplimiento ético y la causal de despido no estaba suficientemente establecida. Extender el control del empleador a la vida privada del trabajador, en este caso, era excesivo y no justificado.

En consecuencia, la Corte Suprema ordenó a BancoEstado pagar: $1.566.335 como indemnización sustitutiva del aviso previo, $17.229.685 por indemnización por once años de servicio y $13.783.748 en concepto de incremento previsto en la letra c) del artículo 168 del Código del Trabajo. La suma total alcanza los $32.579.788.

Temas relevantes

#Bancoestado#corte suprema

Notas relacionadas

Deja tu comentario