• Acusan errores en la traducción hecha por los gringos del informe de Transparencia Internacional

POR JORGE ROJAS
A pesar de que la sangre casi llega al río por el escándalo que generó que el Reporte Global de Corrupción 2009 incluyera a Sebastián Piñera en sus páginas por uso de información privilegiada, los autores del polémico texto siguen defendiéndose de las críticas. Ahora lo hicieron fundamentando la información línea por línea ante la comisión de “hombres buenos”. The Clinic tuvo acceso al informe y acá se lo detallamos.
__________

Aunque mediáticamente las críticas al Reporte Global de Corrupción 2009 que acusa a Sebastián Piñera de usar información privilegiada en el caso LAN se han enfriado, en el capítulo chileno de Transparencia Internacional se sigue trabajando para aclarar el informe.

Hace una semana llegó a la comisión de “hombres buenos”, integrada por los abogados Enrique Barros, José Zalaquett y el economista Sergio Molina, un informe de 16 páginas en el que los autores del polémico texto, Marcelo Cerna y Rocío Noriega, defienden su trabajo casi línea por línea.

Allí se explican cada uno de los conceptos que se usaron para relatar el caso de uso de información privilegiada en que Sebastián Piñera se vio involucrado el 24 de julio de 2006, luego de comprar tres millones de acciones de LAN un día antes que se dieran los resultados de la empresa; y media hora después de haber salido de una reunión de directorio donde se le informó sobre los estados financieros de la línea aérea.

TRADUCCIÓN

El texto parte argumentando que los autores sólo aprobaron la versión en inglés del reporte y que la versión en español nunca estuvo en conocimiento suyo. El hecho es relevante, porque en ninguno de los tres borradores, ni en el original, el subtítulo en inglés, que habla del uso de información privilegiada, menciona la palabra “abuso”, como sí aparece en la versión en español: “El abuso de la información privilegiada llega a las empresas chilenas”. Pese a ese error de traducción, los autores fundamentan que eso no invalida los hechos relatados. Menos, los relatados en la versión en inglés, que se ajustan a las formas legales e ilegales que el organismo regulador del mercado de valores de Estados Unidos (SEC) reconoce para el uso de información privilegiada: “el subtítulo en idioma inglés se ajusta a los hechos y al concepto internacional para referirse a esta materia” -concluyen los autores.

Seguido a eso, el texto argumenta por qué se incluyó el caso de LAN dentro del uso de información privilegiada, contrariando lo expresado por los adherentes a Sebastián Piñera, que dicen que el deber de abstenerse de comprar no puede ser interpretado como uso de información privilegiada.

Para los autores ambas cosas apuntan a la misma falta de transparencia: “en la doctrina y en los medios de comunicación, el caso LAN se menciona como un caso de información privilegiada, ya que el deber de abstención de comprar valores que pesa sobre una persona que posee información privilegiada, está ligado a la prohibición de usar esa información”. Además incluye un listado de publicaciones donde abogados, revistas (citan a Forbes) y el centro de gobierno corporativo y mercado de capitales de la U. de Chile se han referido al hecho como uso de información privilegiada.

Lo anterior es argumentado, además, con resoluciones de la SVS, incluida la que multó a Piñera, que dice: “en los casos sancionados, los directores compran acciones de las sociedades que integran, estando en conocimiento de los estados financieros de sus respectivas compañías, sin que esta información fuera de dominio público”.

EL MILLONARIO OPOSITOR A BACHELET

Además de la acusación de uso de información privilegiada, una de las cosas que más molestó a la Coalición por el Cambio fue que en el informe se presentaba a Sebastián Piñera como un político más que un empresario. Específicamente en el párrafo que decía que era “uno de los ciudadanos más ricos de Chile y opositor de Michelle Bachelet en las elecciones presidenciales de 2006”. Si bien, en este punto el informe también es cuestionado, incluso por los “freístas” que están en Chile Transparente, porque le quita peso al argumento de fondo que -dicen- es la falta de transparencia de Piñera al hacer este negocio, los autores defienden el párrafo.

-Se informó que el Sr. Piñera era uno de los ciudadanos más ricos de Chile y opositor a la entonces candidata presidencial Bachelet porque éste es un reporte mundial, donde en la mayoría de los países los lectores no conocen antecedentes del Sr. Piñera. Ambos hechos son verídicos y describen características objetivas del señor Piñera -dicen.

Los descargos también incluyen archivos de prensa donde gente que hoy está en contra del informe de Chile Transparente, en su momento criticó al candidato por la mala práctica, entre ellos la senadora Evelyn Matthei, que el 8 de abril de 2008 dijo en La Tercera.

-Lo que nos duele es que fuera abanderado de toda la Alianza y por lo tanto él tiene que ser triple más cuidadoso que cualquier persona común, él lo que hizo fue una insensatez, se puso en una situación como para ser sancionado y finalmente un problema que es de él, de sus negocios -dijo.

Hasta el cierre de esta edición intentamos comunicarnos con los autores del texto y con los tres “hombres buenos” que integran la comisión que deberá elaborar un informe al directorio de Chile Transparente, pero ninguno de ellos quiso hablar sobre la defensa del Reporte Global de Corrupción.