Chile condenó ayer los atentados perpetrados por las FARC en Colombia y reiteró su apoyo al Gobierno de ese país en el combate contra el terrorismo.

“El Gobierno de Chile expresa su más enérgica condena por los atentados ocurridos recientemente en las localidades colombianas de Tumaco y Villa Rica, los cuales han ocasionado la pérdida de vidas y numerosos heridos”, señala un comunicado de la Cancillería chilena.

La misiva añade que el Gobierno de Chile reitera una vez más su denuncia y más absoluto rechazo en contra del terrorismo en cualquiera de sus formas y manifestaciones.

Asimismo, el texto “expresa al Gobierno de la hermana República de Colombia, a las familias de las víctimas inocentes de estos atentados y al pueblo colombiano su fraternal solidaridad y apoyo ante estos trágicos y repudiables hechos”.

Los ataques con explosivos se llevaron a cabo en el puerto pacífico de Tumaco (suroeste), la localidad de Cajamarca (oeste) y la población de Villa Rica (suroeste), y según las autoridades colombianas causaron al menos 19 muertos y 76 heridos.

Los ataques de Tumaco y Villa Rica tuvieron como objetivo las estaciones policiales locales, mientras que el de Cajamarca se registró en un hotel, y en todos los casos dejaron grandes destrozos, además del alto saldo de víctimas.