Por fallo unánime de los ministros de la Segunda Sala de la Corte de Apelaciones de Concepción, se anuló el juicio por el desplome del edificio Alto Río, hecho ocurrido en febrero del año 2010. La sentencia de este juicio había condenado solamente al ingeniero calculista René Petinelli Loaiza.

La anulación, pedida por la Fiscalía de Concepción, busca también condenar a los otros siete involucrados. Petinelli fue el único de los ocho ejecutivos de la Sociedad Constructora de Viviendas Limitada (Socovil) que fue condenado. Se le dio una pena remitida de 800 días y el pago de 2 mil millones de pesos, según informa La Nación.

El no haber ponderado correctamente las pruebas entregadas por la Fiscalía sirvió para anular el juicio, el que se realizará nuevamente. Ahora la Fiscalía buscará que los gerentes de Socovil, Juan Ignacio Ortigosa y Felipe Parra, el ingeniero calculista Pedro Ortigosa, el gerente del proyecto, Ricardo Baeza, y los jefes de Obras, Héctor Torres y José Luis Paredes sean también condenados por el desplome del edificio que mató a ocho personas.