Vía Sopitas.com

Durante un largo tiempo, un mito bastante popular llenó las cabezas de miles de estudiantes en Japón. Se trata de una teoría que asegura que el orgasmo masculino quema la misma cantidad de calorías que correr una distancia de cien metros a máxima velocidad. Sin embargo, la ciencia tiene una idea diferente al respecto.

Según el doctor Ryukou Suda de la Clínica Life de Japón, especialista entrevistado para refutar este mito, si seguimos la lógica de “una eyaculación = cien metros de carrera a máxima velocidad“, significa que si tenemos cinco orgasmos habremos quemado la misma cantidad de calorías que si hubiéramos corrido 500 metros, y diez eyaculaciones equivaldrían a un kilómetro de carrera; sin embargo, la teoría cae por su naturaleza absurda.

Primero que nada, el especialista indicó que actualmente no existe una manera de medir de manera precisa la energía utilizada para eyacular, por lo que resulta imposible hacer una tabla de equivalencias entre orgasmos; sin embargo, Suda indicó que existe una gran diferencia entre una larga sesión de sexo en pareja y el fapeo matinal, elemento que hay que tomar mucho en cuenta.

Por otro lado, sí existe una forma de medir la energía utilizada durante una sesión de amor en solitario. Se trata del Índice Metabólico o MET, una formula utilizada para calcular el gasto energético de una acción tal como caminar, correr, hacer ejercicio aeróbico o la copulación (no la eyaculación).

De acuerdo a la tabla MET, una caminata normal nos cuesta aproximadamente de 3.0 a 4.0 unidades MET; una carrera larga gasta 7.0, mientras que una sesión extenuante de sexo apenas llega al 1.3 MET, lo que revela que, en realidad, el fapeo no gastaría más que esta cantidad de Índice Metabólico, destruyendo así la teoría de que una sesión en solitario equivale a una carrera larga.

Así que si pensaban mantenerse en forma ejercitando su antebrazo durante esas largas y solitarias noches, mejor guarden a su “amigo” y salgan a correr por la mañana, que esos kilos no se van a bajar solos.