En pleno carrete estudiantil de la Universidad de California, un grupo de jóvenes celebraban la legalización hace unos años de la tenencia de marihuana.

Pero un estudiante dio el paso más allá, según indica ABC.es y se presentó con un porro de más de un metro de longitud y casi dos kilos de peso. Su valor rondaba entre los 4.000 y los 5.000 euros.

La policía del campus no detuvo al joven, pero ante la exageración decidió confiscar el tremendo caño, sin que se sepa que pasó con esa “agujita”.