Abiertamente divididos y sin el apoyo mayoritario de los trabajadores, los recolectores de basura acordaron, finalmente, poner término a la paralización iniciada el pasado lunes en demanda de mejoras de salarios y condiciones laborales.

El fin de la movilización se produjo luego de que el acuerdo preliminar alcanzado en horas de la madrugada de este miércoles fue cuestionado por las bases.

En medio de las críticas a los líderes de la huelga, los trabajadores desconocieron el pacto y se mostraron a favor de continuar con el paro y criticaron la labor de los dirigentes, que a esa hora permanecían reunidos para dar cuenta de los alcances del acuerdo suscrito con el Gobierno, a eso de las 06:00 de este miércoles.

Tras varias asambleas, el acuerdo fue avalado, aunque no por la mayoría de los trabajadores, según reconoció el vocero de los trabajadores, Marcelo López, quien incluso admitió que la reanudación de los servicios se debió a que la empresa pagó un bono de 80 mil pesos para que retomaran sus actividades.

“No está el ciento por ciento de todos los trabajadores, eso se va a ver cuando se constituya la mesa de trabajo, dentro de los próximos sesenta días (que quedó establecido en el acuerdo)”, aclaró.

“Yo creo que las ‘lucas’. La empresa ofreció 80 mil pesos para la gente saliera a trabajar. Ofrecieron ochenta ‘lucas’ para que salieran a trabajar y la gente con el miserable sueldo que la gente que se gana, obviamente si le ofrecen 80 lucas, obviamente van a salir a trabajar”, añadió, consultado sobre qué fue lo que hizo variar la postura de las bases en el transcurso de la mañana.

Respecto de los cuestionamientos al presidente de la Federación, Armando Soto, el vocero dijo que si bien eso se dijo e incluso se “pidió la cabeza”, del dirigente, las bases de los trabajadores decidieron otra cosa.

“Sí, se estaba pidiendo la cabeza (de Armando Soto).Uno puede decir muchas cosas, pero es la asamblea la que manda y la asamblea no determinó eso, y lo ratificó. Él (Armando Soto) dice que si esto no funciona, él entrega el cargo. Vamos a esperar sesenta días y si no se cumple lo que se está prometiendo, él dice que va entregar el cargo”, aseguró el vocero de los recolectores.