El ministro de Relaciones Exteriores, Alfredo Moreno, insistió hoy en el diálogo con Bolivia para tratar una controversia limítrofe, tras reunirse en Santiago con su colega uruguayo, Luis Almagro, quien abogó por ese mecanismo para llegar a una “solución pacífica” entre los dos países vecinos.

Moreno señaló que coincide en que el diálogo debe ser la base de la posición de su país en el caso con Bolivia, que reclama una salida al Pacífico con soberanía.

“Esa ha sido siempre la disposición de Chile en este Gobierno (del presidente Sebastián Piñera), en los gobiernos anteriores y estoy seguro que esa será la disposición hacia delante de cualquier Gobierno”, como el que surgirá de las elecciones del próximo domingo, enfatizó el jefe de la diplomacia chilena.

Añadió que retomar las conversaciones con Bolivia sería “positivo”, aunque señaló que se deben respetar los acuerdos anteriores.

“Volver a tener el diálogo me parece muy positivo, si así fuese, pero como ya digo es Bolivia quien escogió un camino distinto”, enfatizó Moreno.

El ministro chileno de Exteriores se refería al hecho de que Bolivia llevara el asunto ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ), con sede en La Haya, Holanda.

Las declaraciones de Moreno se produjeron poco después de que el presidente de Bolivia, Evo Morales, dijera este lunes que puede volver dialogar con Chile sobre su reclamo de una salida con soberanía al mar, pero en paralelo al desarrollo de la demanda en curso en la CIJ y tras una propuesta escrita de parte de su vecino.

“Nosotros estamos abiertos al diálogo. No tengo ningún problema, pero quisiera un diálogo con resultados y no un diálogo de sordos”, dijo Morales en una rueda de prensa en la ciudad sureña de Sucre, tras afirmar que las conversaciones deben ir de forma paralela a la demanda de Bolivia en La Haya.

Bolivia presentó la demanda en abril pasado ante la CIJ, en busca de un fallo que obligue a Chile a negociar la petición de volver a tener el acceso al océano Pacífico que perdió en una guerra de fines del siglo XIX.

Según Morales, que gobierna Bolivia desde enero de 2006, ha dialogado sobre el tema con los presidentes chilenos Ricardo Lagos, Michelle Bachelet y Sebastián Piñera, pero las conversaciones, en su criterio, dilataron las soluciones a la petición boliviana.

“Si en un diálogo hay una propuesta escrita que acompañe cómo es la solución de salir al mar con soberanía, estamos acá para debatir. No quisiéramos un diálogo solamente para tener otros 130 años o 140 años (sin resultados)”, enfatizó el mandatario.

El domingo, el vicecanciller boliviano, Juan Carlos Alurralde, dijo que Bolivia esperará el resultado de las próximas elecciones en Chile, para las que la socialista Bachelet aparece como favorita en las encuestas, a fin de ver las opciones de diálogo con el nuevo Gobierno del país vecino.

Bolivia siempre ha sostenido que fue víctima en 1879 de una invasión de parte de Chile, que causó la guerra que le costó 120.000 kilómetros cuadrados de territorio y 400 kilómetros de costa

También perdió territorio Perú, que concurrió a la contienda del Pacífico en alianza con Bolivia, entre 1879 y 1883.