Foto La Tercera

En su página editorial de este marte, el diario La Tercera se lanzó en picada contra el proyecto de ley que busca fijar una cuota mínima de 20% de música chilena a las radioemisoras, iniciativa que ya fue aprobada por la Cámara de Diputados, y que ahora se discute en el Senado.

“Violenta una serie de garantías resguardadas por la Constitución, y con seguridad será inútil para los fines de difusión cultural que persigue, porque entre otras razones pretende forzar a la audiencia a escuchar un tipo de música, lo que resulta insólito y fuera de la realidad, pues existen hoy innumerables formas de acceder a la creación musical”, comienza la publicación.

Según el periódico del grupo Saieh, la iniciativa “vulnera la garantía constitucional que protege la libertad de emitir opiniones -en este caso, difundir música- sin censura previa, doctrina que por lo demás ha sido ratificada por el Tribunal Constitucional. Un proyecto de este tipo sin duda interfiere en la libertad editorial de las radioemisoras, y el ánimo de promover la cultura no puede ser justificación para vulnerar un pilar fundamental de cualquier democracia”.

Para el matutino, avanzar en un proyecto como éste “supone una antesala para que el Estado intervenga en contenidos editoriales o en la libertad de emprendimiento que les asiste a las personas. Un riesgo como éste debería ser suficiente para no seguir adelante con esta iniciativa. Durante la discusión parlamentaria se ha hecho ver que esta imposición obligará a las radioemisoras a absorber el costo de transmitir este porcentaje de música chilena, lo que además de interferir en su libertad de programación, afectará especialmente a las pequeñas emisoras regionales, muchas de las cuales hacen denodados esfuerzos económicos para mantenerse al aire”.

Asimismo, en la publicación se califica como “ilusorio” el suponer que “las audiencias prestarán atención a un tipo de música sólo por el solo hecho de ser programada de manera forzosa”, agregando que no correspondería distinguir o promover la música sobre la base de su nacionalidad. “El loable objetivo de fomentar la música debe ir por otros canales, como el acceso a fondos concursables o la formación musical en colegios, y no por la vía de imponer cuotas, concluye.

Vea también Se aviva el debate sobre el 20 % de música nacional en las radios