landskron A1

Tras casi un mes de indagatorias, la Fiscalía Metropolitana Sur estableció que  Sergio Landskron no fue responsable de la colocación de la bomba que estalló en el barrio Yungay, el pasado 25 de septiembre, y por lo tanto se transformó en la primera víctima inocente de estos ataques.

En un punto de prensa, el fiscal Raúl Guzmán confirmó que el joven no puso la bomba, y que sólo tomó el bolso sin saber lo que había adentro.

“Podemos confirmar que la persona que falleció no tuvo participación en la colocación del artefacto explosivo que le quitó la vida. Lamentablemente él recoge este artefacto, lo manipula causando la explosión”, explicó Guzmán.

El hecho se registró durante la madrugada del pasado el 25 de septiembre, en la intersección de las calles Erasmo Escala y García Reyes.

El persecutor explicó que fueran las cámaras de seguridad las que permitieron determinar que Landskron no participó activamente en el atentado.

Cabe recordar que luego de la explosión ocurrida, Landskron fue traslado en estado de gravedad hasta la Posta Central, donde terminó perdiendo la vida.

Desde el día de la explosión, la familia siempre sostuvo la tesis de que Landskron era la prímera víctima de los atentados, pues -aseguraban- que nunca tuvo vínculos con grupos anarquistas.

Por esta situación, presentaron una querella en contra de quienes resulten responsables.

El fiscal Guzmán agregó que las indagatorias no terminan con el hecho de haber establecido la inocencia de Landskron en el delito, pues seguirán investigando para dar con el paradero de las personas que colocaron el artefacto explosivo.

“Los chilenos queremos vivir en paz”

El ministro vocero de Gobierno, Alvaro Elizalde, señaló que “nada justifica la colocación de artefactos explosivos, nada justifica que en Chile se atente contra personas inocentes y el gobierno desde el primer día ha proporcionado todas las herramientas necesarias para que las policías lleven adelante investigaciones exitosas”.

Por su parte, el ministro del Interior, Rodrigo Peñailillo, reiteró que el Gobierno perseguirá con toda las fuerza de la ley a los grupos anarquistas que están detrás de estos atentandos, y que seguirá aportando para esclarecer, no sólo este hecho, sino que todos los hechos que tienen que ver con poner en riesgo la seguridad de la ciudadanía.

Cabe recordar que Sergio Landskron, según contaron sus cercanos, había recaído en el consumo de drogas al momento de que ocurriera la tragedia.  Tras volver a su casa en busca de ayuda, volvió a la calle, hasta que su familia volvió  a saber de él cuando Carabineros llegó a confirmar que había muerto tras el bombazo en el barrio Yungay.

“Con esto se limpia el nombre de mi hijo”

Se confirmó lo que nosotros dijimos desde un comienzo, dijo el padre de Sergio, luego de reunirse con el fiscal sur.

“Con esto se limpia el nombre de mi hijo”, agregó a Emol.

Por su parte, Ana Silva, la madre de Landskron expresó más tarde que su hijo “es la primera víctima del terrorismo en Chile” e hizo un llamado para que “se haga justicia”.

También emplazó a los grupos anarquistas a que “se pongan la mano en el corazón y si quieren protestar o están en contra del sistema de gobierno que lo hagan como gente normal y no que anden poniendo bombas para lastimar a otras personas”.