BCI

El Banco de Crédito e Inversiones (BCI) rectificó ante el Servicio de Impuestos Internos (SII) poco más de 250 millones de pesos, en el marco de aportes a campañas políticas de la UDI, fuera de las normas del Servicio Electoral (Servel).

De acuerdo a la información obtenida por este diario, el BCI realizó la operación tributaria a mediados de junio, con miras a generar una estrategia jurídica para enfrentar la investigación del Ministerio Público.

Esta arista, que se suma a Penta, Soquimich y los aportes del grupo Angelini, podría convertirse en el dolor de cabeza del sistema financiero, máxime cuando detrás del BCI está la familia Yarur, uno de los clanes millonarios de Chile.

La primera información de que las platas del BCI iban a la UDI y principalmente a Longueira la proporcionó Ana Palacios el 3 de junio pasado ante la fiscal Carmen Segura.

La ingeniera comercial, defendida por el abogado Marcelo Torres Dufau, el mismo que defiende al RN Claudio Eguiluz en el caso SQM, reveló que a petición de su cuñada Carmen Luz “titi” Valdivieso, emitió una boleta del BCI por más de 9 millones. Y además a Cencosud Retail (Horst Paulmann) por más de siete palos. Eso sin contar que giró documentos tributarios a SQM por más $ 67,5 millones

“Quiero agregar que la Titi me pidió otras boletas en el año 2010 para dos empresas distintas a SQM, al ver el documento de mis agentes retenedores del año 2011, una de estas empresas es Cencosud Retail… quien me retuvo el 10% de la boleta correspondiendo a $ 793.334 y la otra empresa es Banco de Crédito e Inversiones… la retención del 10% es $ 909.333. Los servicios de estas boletas yo no los presté a estas empresas y si bien conozco a Cencosud Retail y al Banco de Crédito e Inversiones, yo nunca les he prestado servicios a ellos y no conozco a nadie de las gerencias ni nadie intentó contratarme este año para prestarle ningún servicio”, explicó.

Al BCI se suma también Corpbanca, otra de las empresas que aportó platas fuera de la ley electoral, entre otros, al UDI Pablo Zalaquett, a través de la empresa Reactor Spa.

En esa línea la fiscalía ya pidió a ambas entidades financieras información sobre el senador UDI Iván Moreira, relativo a depósitos, transferencias recibidas y efectuadas y los destinatarios de las mismas.

Este diario se comunicó con BCI para requerir una versión, pero se indicó que, al menos por ahora, no se referirán al caso.

Lea la declaración de Ana Palacios: