20años
La Brigada Investigadora de Delitos de Propiedad Intelectual de la PDI (Bridepi), apuntó a que la nueva teleserie de Canal 13 que se estrena este domingo, Veinteañero a los 40, fue “plagiada” al actor Alex Rivera y al guionista Marcelo Gajardo. Esto porque se habrían basado su obra “Qué hay de nuevo viejo” que estaba debidamente inscrita -con casi un año de anterioridad- en el registro legal de la Dirección de Bibliotecas Archivos y Museos (Dibam).

La información consta en el documento enviado este 24 de diciembre a la fiscal oriente Teresa Muñoz Becker al que accedió en exclusiva The Clinic Online.

De acuerdo a la investigación hecha por la PDI, el jefe de guionistas de Canal 13 Sergio Díaz Mora, y su equipo conformado por Adela Boltansky, Jose Fonseca, Diego Niño y Rodrigo Urrutia -todos imputados por la fiscalía, señala el informe- “cometieron el delito de plagio”.

La orden de investigar firmada por la comisario Sylvana Corte, señala que los mencionados “realizaron sin autorización alguna de los autores de la obra Qué hay de nuevo viejo, un apoderamiento ideal de todos o algunos de los elementos originales contenidos de esta obra intelectual ajena, presentándola como propia, donde procedieron a tomar como guión base la obra Qué hay de nuevo viejo, para posteriormente presentarla como una nueva obra y de autoría propia llamada “Veinteañero a los 40”.

Para llegar a la conclusión, los detectives de la Bridepi interrogaron no sólo a empleados de canal 13, sino también contaron con la versión por escrito del jefe de la Dibam, Patricio Ossa. Además integraron un informe comparativo de los guiones realizado por el Laboratorio de Criminalística de la PDI (Lacrim).

Este último departamento especializado contrastó una serie de elementos centrales, donde el personaje principal, por ejemplo, es casi idéntico. Mientras en el guión de Qué hay de nuevo viejo, es un hombre de 45 años de edad, en la obra de Canal 13 tiene 47. En la primera a los 20 años “por un golpe en una protesta estudiantil, cae en un como profundo”. En el guión que inscribió el 5 de abril pasado la señal de Andrónico Luksic, habla de un accidente que también lo deja en coma.

El mismo personaje en la obra de Alex Rivera despierta después de 25 años, mientras que la otra, lo hace a los 27. Después de volver del coma, “se entera que es padre de un joven de 25 años”. Con los guionistas de la estación sucede lo mismo, pero su hijo tiene 26. En ambos guiones el padre del personaje principal ha fallecido. La madre usó todo tipo de terapias para despertarlo, es otra similitud según el Lacrim.

Suma y sigue la historia, en ambos casos, se inicia en la dictadura militar, cuando aparece la figura del “coma” producto de un golpe y recomienza en el gobierno democrático, donde Chile es presidido por una mujer.

“Tales coincidencias no responden únicamente a la casualidad”, escribió el perito documental de la PDI Claudio Peña Melo, en su informe rolado 1478-2015.

Peña Melo, asimismo, revisó ambos guiones con el fin de hallar diferencias. Y aún cuando descubrió “discrepancias argumentales”, indicó: “Se han encontrado similitudes importantes en la idea central o argumento principal de ambas obras, es decir en su columna vertebral, diferenciándose únicamente en detalles e historias paralelas a esa principal, las que no son significativas como para que ese argumento central no sea percibido como similar (…) Por lo tanto se puede establecer que el texto u obra impugnada Veinteañero a los 40 ha copiado la idea central del texto u obra Qué hay de nuevo viejo”.

El taller

Los hechos que derivaron en el informe de la PDI, se iniciaron en junio de 2014. En la oportunidad Rivera y Gajardo, fueron seleccionados entre un total de 300 personas para participar en un taller de guiones.

Distintos testigos interrogados por la PDI, señalaron en sus declaraciones que jamás firmaron una cesión de derechos de sus obras antes de ingresar y que los profesores fueron Sergio Díaz y la asesora de Canal 13 y actual directora de Comunicación Audiovisual de la Uniacc, Isabel Troncoso.

Los trabajos eran subidos a un grupo cerrado de Facebook, donde iban analizándose y los participantes opinaban. También Díaz y Troncoso que también eran miembros. Respecto de esta última, la PDI asegura que al tener acceso al contenido, también logró que se consumara el plagio.

Como consta en la orden de investigar, en noviembre de 2014 Rivera y Gajardo siguieron con proyectos personales, luego que Díaz les indicara durante una presentación que hicieron de Qué hay de nuevo viejo, que el argumento no sería de interés del público por falta de verosimilitud. Este hecho es reconocido por otros participantes en el taller mencionado.

Rivera y Gajardo, según declararon ante la PDI, se llevaron una sorpresa mayúscula, cuando en abril de este año, Canal 13 anunció la nueva teleserie “Veinteañero a los 40”. Ambos pidieron explicaciones a la estación, pero después de una reunión no hubo acuerdo. Por lo anterior, presentaron un recurso de protección a principios de mayo, tal como lo informó este diario. El tribunal de alzada capitalino desestimó la acción legal, arguyendo que debía ser materia civil o penal.

Siguiendo el razonamiento de la Corte, Rivera y Gajardo interpusieron una querella en contra del canal de los Luksic ante el Octavo Juzgado de Garantía de Santiago. El libelo fue acogido y remitido al Ministerio Público Oriente, iniciándose la indagatoria.

Descargos

En calidad de testigo declaró ante le PDI, el director del Área Ficción de Canal 13 Ignacio Arnold. Aseguró que al asumir el 10 de marzo “se encontraba preaprobado el proyecto” de la teleserie que se estrena este domingo. Dijo al respecto que la información la obtuvo a poco de su llegada a través de subdirector de programación Gonzalo San Martín.
Arnold explicó detalladamente que la idea de los querellantes no es nueva. Que existen muchas ideas similares y citó el sitcom “7 vidas”, de España, en el que trabajó, como también la película Good Bye Lenin.

Indicó asimismo, que otros guionistas al conocer de la nueva producción dramática lo contactaron, señalándole que se parecía mucho a obras escritas por ellos con anterioridad.

Asegura haber hablado con todos y que entendieron las explicaciones, sin que hubiera mayores inconvenientes, salvo los reclamos de Rivera y Gajardo.

“Quiero hacer presente que este tipo de acusaciones (de plagio) son algo bastante común en nuestro rubro, sobre todo cuando hablamos de premisas y no de guiones u obras terminadas. Gran parte de las teleseries y series emitidas en los últimos años han pasado por procesos similares incluyendo Lola, Charly Tango, Huaiquimán y Tolosa y Pampa Ilusión, añadió Arnold.

A mayor abundamiento, entregó dos guiones que a su juicio eran idénticos al de Rivera y Gajardo, y en los que se habría basado el jefe del área Sergio Díaz, llamados “atrapado en mi pasado” y “el despertar”, para escribir “Veinteañero a los 40”.

Según el informe de la PDI, “no existe ninguna similitud” con esta última: “Atrapado en mi pasado presenta a un personaje de 40 años, Alonso, quien viaja el año 2011 a los años 90, entre él, su propia versión de 20 años y su futura esposa. Su objetivo es corregir su propio destino”.

En el caso de “el despertar”, señala: “Gerardo, un frío abogado de 63 años pierde los últimos años de su vida a causa de una particular amnesia, volviendo a ser un joven idealista. Deberá enfrentar el secreto que lo transformó en un calculador y conservador jurista”.

El documento policial, establece que en ambas obras, los protagonistas, los tiempos históricos, los ejes de acción y los hechos” no guardan relación con la nueva producción dramática de la estación.

Otra defensa

Vania Portilla, la productora ejecutiva del Área Ficción de Canal 13 -hoy con posnatal-, también declaró en calidad de testigo antes los policías de la Bridepi. Al igual que Arnold, aseguró que las acusaciones de plagio son comunes en el rubro.

Explicó que el guionista de TVN Guillermo Valenzuela, en abril de 2015 cuando se anunciaba la nueva telenovela del canal de Luksic, también la contactó. “Por deferencia a que conozco a Guillermo desde hace tiempo, le pedí que me mostrara el storyline que tenía. Al leerlo, me sorprendió el tremendo parecido con nuestro proyecto. Tanto así que después de la reunión llamé a mi oficina a Sergio Díaz, para que me contara con detalles cómo fue que se gestó la idea”.

Díaz, dijo Portilla, le indicó que su idea se forjó a partir de los documentos entregados por Arnold a la policía, y que luego de dicha explicación quedó conforme, al igual que Valenzuela.

Este diario contactó al abogado de estación Pablo Gómez Edwards para obtener su versión. El profesional indicó que la idea central del argumento, se gestó en el interior de reuniones creativas del equipo de guionistas de canal 13. Y las dos obras son totalmente distintas en su trama de fondo, indicó.

“Qué hay de nuevo viejo, corresponde a la comedia del absurdo y Veinteañero a los 40 es una obra del género ‘dramedia’”, diferenció.

E insistió: “Veinteañero a los 40 es un hombre que cae en coma después de un accidente automovilístico y despierta más de 20 años después y quiere retomar su historia de amor. Es un personaje serio. Qué hay de nuevo viejo, en tanto, es una idea preliminar sin historia secundaria. Pertenece al género del absurdo donde su accidente ocurre en una protesta, despierta alrededor de 20 años después, luego se enamora de una profesora, es un vividor y no pretende recuperar su juventud. Estas son sólo algunas de las diferencias”, indicó.

Agregó que los imputados mencionados por la PDI, entregaron una serie de documentos, registros históricos, como también sus propias declaraciones ante la fiscal Teresa Muñoz, además de un estudio en derecho de la destacada firma especialistas en temas de propiedad intelectual Sargent & Krahn.

En la estación televisiva se considera que se está ante un proceso en curso y que falta bastante tiempo para conocer cuál será el dictamen definitivo.

Ofensiva
Alex Rivera, en tanto, explicó que a su juicio la copia a su obra, es evidente, tal como establece la orden de investigar de la policía.

“Las pruebas más feroces están en los propios comunicados de prensa que hace Canal 13 sobre la nueva telenovela. Y ello porque las similitudes no son fruto del azar y son evidentes. Los antecedentes que constan en la carpeta de investigación, así lo demuestran. Mi profesora Isabel Troncoso, nos indicó textualmente que nuestro protagonista era un saco de huevas, un viejo que se creía joven, lo dijo con esas palabras. Y el otro profesor, Sergio Díaz, jefe de guionistas que aparece como el creador, nos manifestó que la historia era inverosímil y que nadie creería que un tipo despertaría después de 25 años en coma”, indicó al ser consultado por este diario.

Su patrocinante en el libelo ante la fiscalía, Pablo Figueroa, explicó que lo acreditado por la PDI, “viene a corroborar los que dijimos en la querella, porque aquí no se trata de una apreciación particular sobre una obra, sino que hay un registro de Alex Rivera que se encuentra en la Dibam y eso le da un sustento distinto a nuestra denuncia”.

“Lo que viene a demostrar todo esto es una mala práctica de Canal 13, como también puede existir en otras instituciones. Una falta de respeto y cuidado que existe con los derechos intelectuales en este país”, concluyó.