sala de clases a1

Tras conocerse los preocupantes resultados del Simce, específicamente en relación a la comprensión lectora de los estudiantes chilenos, la Fundación Educación 2020 salió a plantear una transformación profunda y radical en el sistema actual.

La directora de Política Educativa de dicho organismo, Mirentxu Anaya, señaló a radio Cooperativa que “el problema es que nosotros nos tenemos que replantear como país qué están aprendiendo los niños y cómo aprenden. Lo que necesitamos es una transformación radical en la manera de aprender y en la manera de enseñar y eso lo que significa es realmente cuestionarnos en cómo motivamos a los niños”.

“No puede ser que la sala de clases de hoy día sea exactamente igual a la sala de clases del siglo XIX”, agregó.

En esa misma línea, Carlos Concha, parte del centro de desarrollo de liderazgo educativo de la Universidad Diego Portales, apuntó a que los planes de fomento a la lectura no están en línea con lo que requieren los estudiantes.

“Si asocias la tecnología, las tecnologías que usan nuestros jóvenes nunca antes en la historia de la humanidad, los jóvenes escribieron tanto y leyeron tanto, porque el tipo de escritura y el tipo de lectura que están utilizando no es la lectura y la escritura compleja y académica que el sistema escolar tiene que promover, pero la distancia entre una y otra es tan grande que hay un abismo y hace que nuestros estudiantes no estén acercándose a los niveles y estándares internacionales”, señaló.

Recordemos que de acuerdo al reporte de la Agencia de Calidad de la Educación, “en el caso de Lectura, la diferencia de resultados de establecimientos del GSE alto y bajo es de 49 puntos en 8° básico y de 57 puntos en 2° medio, brechas significativamente menores a las existentes en Matemática”.

“En Lectura la desventaja de ser hombre supera a la ventaja de pertenecer a un grupo con más recursos (GSE alto). Los estudiantes están leyendo poco, ni siquiera con el propósito de entretenerse, especialmente los hombres (Cuestionarios de Calidad y Contexto, jóvenes II medio, Agencia de Calidad, 2015). La baja en Lectura es preocupante, ya que es una tendencia que impacta en el proceso de aprendizaje en general”, destacó este martes el secretario ejecutivo del organismo, Carlos Henríquez.

El directivo agregó que “esto nos indica que mejorar los resultados es una tarea del país y que ningún colegio se puede quedar sin hacer nada. Hoy tenemos resultados en los grupos altos que nos sorprenden y que esperamos se comiencen a revertir”.