los tres a1 22

El vocalista de Los Tres, Alvaro Henríquez (47), habló sobre la exitosa gira que emprendió la banda este 2016, la que culmina este sábado en Los Andes. El músico, quien será tributado en la próxima Cumbre del rock chileno con el premio Icono del rock, aseguró que este es quizá uno de los mejores años del conjunto.

En entrevista con La Tercera, el cantautor reaccionó sorprendido al reconocimiento que le harán en la Cumbre, premio que el año pasado fue recibido por Jorge González y que busca reconocer a baluartes de la escena musical.

“¿En serio? Increíble. Buenísimo. Mortal. Emoción. Buena onda (…) “me parece que tienen un buen gusto increíble (se ríe). Voy a ir con taco alto y pestañas postizas”, dice.

Este año la banda celebró los 20 años del disco MTV Unplugged con una gira nacional que tuvo un inesperado éxito. “Uno siempre espera que las cosas sean exitosas, que vaya la gente, que lo disfrute. Pero fue bien como una montaña rusa, este año se pasó realmente volando y la respuesta de la gente a estos conciertos fue muy apasionada. Y pasaba que, cuando tocábamos el unplugged, era como una obra de teatro, una liturgia donde el público no decía ni hablaba nada, sólo nos miraban tocar. Son cosas que no necesariamente se ven siempre en Chile”.

Esto ocurrió luego de que el conjunto se reestructurara con la partida de Angel Parra, guitarrista de la banda desde sus inicios, y la llegada de su reemplazo, Sebastián Cabib.

“Ha sido un tour plagado de risas, de tallas, de carcajadas, de realmente pasarlo bien y entenderse. En la van son más las risotadas que las palabras. Eso ha hecho que este año todo sea bien único”, cuenta.

Respecto de la reestructuración, Heríquez asegura que el éxito de este 2016 es una confirmación de que la nueva formación es la mejor. “Es que cuando estaba el Angel y el Pancho (Molina) también éramos una súper buena banda: tocábamos bien, ensayábamos harto, creíamos en lo que estábamos haciendo y gracias a eso somos lo que somos. Pero uno también tiene diferencias, la vida muchas veces va cambiando, lo que no quiere decir que hicimos algo malo en el pasado. Para nada. Estoy orgulloso de lo que conseguimos con el Pancho y con el Angel, son súper buenos músicos. Pero llegó el momento en que cada uno definió su estilo y su camino, les deseo lo mejor, que les vaya súper bien en sus proyectos. Pero hoy Los Tres es otra historia. No quiero sonar arrogante, pero tomo como ejemplo a The Cure: ¿cuántas veces Robert Smith ha cambiado de músicos? No necesariamente es algo malo, sino que muchas veces permite a un grupo seguir respirando y tocando”.

Sobre si extrañó el aporte de Parra, en esta gira del Unpluged, el músico asegura que “es que la nostalgia es más onda la Nueva Ola y nosotros no somos la Nueva Ola. Somos un grupo que sigue tocando, estamos ahí, haciendo discos, y el asunto de la nostalgia no me conmueve para nada. Uno tiene que respetar las decisiones de sus ex colegas o ex amigos, o como se llamen, y si la decisión de ellos fue caminar por otros rumbos, está perfecto. En ese sentido, no echo de menos a nadie, porque uno sigue haciendo lo que más le gusta hacer. Este año he sido muy feliz y ha sido muy luminoso. Hay que avanzar sin transar… ¡y hasta la victoria siempre chico!”.

Consultado sobre cómo visualiza su futuro artístico en dos décadas, el vocalista de Los Tres piensa en Bowie, en Young y en Cohen.

“Lo principal es estar bien, cantar en los tonos originales, tener ojo con las pintas que uno se pone y seguir funcionando como siempre. De ejemplos, siempre me acuerdo de Van Morrison, que es una bestia y ahí está pues. Neil Young ni hablar. Leonard Cohen, antes de morir, olvídate. O David Bowie, que ya es como mucho, como McCartney, que canta bien, se ve bien, está articuladísimo y tiene 74. Pero si uno quiere llegar a ser como esos tipos tiene que seguir trabajando mucho, no descansar ni en el nombre, ni en nuestra historia, ni en nuestras canciones. No vale decir “con Los Tres ya tengo todo asegurado”.