En el sexto día de la paralización legal en la minera Escondida los trabajadores aceptaron ir a mediación convocada por la Dirección del Trabajo, esto mientras el cobre no cesa de subir en la Bolsa de Metales de Londres por efecto de la huelga en el yacimiento cuprífero más grande del planeta.

“Esta decisión ha sido adoptada responsablemente, pensando en el bien del país y de la economía regional y nacional”, informó el sindicato, al tiempo que le pasó la pelota a la compañía al sostener que sigue “en una posición cerrada y dañina para sus trabajadores y para el país”.

Ayer, la Dirección del Trabajo convocó a las partes a la una “mediación oficiosa”, instancia donde se espera resolver lo que no se consiguió luego de los negociación colectiva y de los buenos oficios, donde el diálogo quedó roto.

Mientras tanto, desde el gobierno esperan que haya acercamiento entre los trabajadores y la empresa, a fin de que se pueda terminar la paralización.

“Tenemos la información de que los sindicatos habrían aceptado la mediación de parte de la Dirección del Trabajo y esperamos que el procedimiento permita llegar a un acercamiento entre las partes”, señaló la vocera Paula Narváez.

Este lunes el cobre anotó su mayor valor en casi 24 meses provocado por el paro en Escondida. El metal rojo subió 4.07%, y pasó de US$2,66350 la libra a US$2,77190.

Este incremento no se detuvo hoy, pues el commodity subió 0,56% y se cotizó en US$2,78733.

Cabe recordar que los trabajadores de Escondida piden un reajuste salarial de 7%, un bono de término de conflicto de $25 millones y la mantención de todos los demás beneficios en un contrato con una duración máxima de tres años.