Con la sutileza de decir sin decir, la Presidenta Michelle le mandó un palito al fallido censo de 2012 al analizar esta mañana la jornada de este miércoles, cuando los chilenos fueron contados entre las 00:00 y las 20:00 horas.

La Mandataria calificó el proceso como un “éxito” y aprovechó la ocasión de afirma que se ha “recuperado y honrado el patrimonio estadístico” del país.

“Para todos fue una experiencia hermosa con la posibilidad de sentir orgullo de poder hacer las cosas bien”, enfatizó la Presidenta, dejando entrever implícitamente que la medición anterior, la del gobierno de Piñera, no sirvió para nada.

En ese tono, indicó que “con el Censo 2017 yo creo que hemos recuperado una elogiada tradición chilena, donde miles de voluntarios, funcionarios públicos y las Fuerzas Armadas han recogido datos fidedignos, que nos van a permitir conocer más la diversidad que somos como país”.

Por último, destacó a los voluntarios que propiciaron que “Chile recupere y honre su patrimonio estadístico”.