No es un aforismo económico que si el cobre baja el dólar sube o viceversa, aun cuando a diario se escucha decir a los analistas que por tal precio del metal rojo hay tal consecuencia en la divisa. Pero bueno, material de análisis hay de sobra al respecto. El asunto es que el commodity acaba de romper un récord que no se veía desde hace rato y al que, lamentablemente, Chile se había acostumbrado por el hecho de ser una economía dependiente de las materias primas. Este viernes, la libra de cobre superó por primeras vez en casi tres años la barrera sicológica de los tres dólares.

En la Bolsa de Metales de Londres el “llamado sueldo de Chile” cerró operaciones en US$3,04542 la libra contado ‘grado A’, precio que se compara con los US$2,98328 del jueves y los US$2,97330 del miércoles.

Se trata, como se dijo, del valor más alto del cobre desde el 24 de noviembre de 2014 cuando se cotizó en US$3,05313.

Como consecuencia inmediata, el promedio mensual subió a US$2,91674 y el anual, a US$2,65642. En toda la semana, el metal rojo trepó 4%.

Como se sabe, un mayor precio del cobre implica muchas veces mayores excedentes para Codelco, lo que se traduce en más recursos para el Estado con todo lo que aquello significa para ejecutar el presupuesto de la nación.