El secretario de Derechos Humanos de Argentina, Claudio Avruj, vio hoy “doloroso” que diversos organismos humanitarios del país comparen el caso de Santiago Maldonado, desaparecido hace un mes durante una protesta indígena que fue reprimida por la Policía, con “procesos de la dictadura”.

“Hay que tener en claro que aquí no hay dos bandos. Que hay todo un país con su gobierno preocupado e interesado en que esto se resuelva. Encontrar a Santiago bien y pronto”, expresó Avruj en declaraciones a Radio Continental.

Este viernes se cumple un mes desde que Maldonado, de 28 años de edad, fue visto por última vez cuando participaba en una protesta de la comunidad mapuche Lof Cushamen en la localidad de Esquel, provincia de Chubut (sur), que fue reprimida con balas de plomo y goma por un centenar de uniformados de la Gendarmería (policía de frontera).

Es así que organizaciones sociales y políticas se manifestarán hoy para denunciar la situación y pedir responsabilidades a la Gendarmería y por ende al Ejecutivo de Mauricio Macri, que reitera la necesidad de respetar la investigación que sigue la Justicia y que se mantiene bajo secreto de sumario.

Para Avruj, es “doloroso” y “pesa” al Gobierno que se planteen términos “que no corresponden” al asemejar el caso “con un plan de criminalización de protesta” o con “procesos de la dictadura”, en clara referencia a la última (1976-1983), en la que el terrorismo de Estado dejó miles de desaparecidos.

“Sabemos que al Estado es al que hay que reclamar cuando la desaparición de una persona es lo que se tiene que investigar. Pero sabemos también que es la Justicia la que tiene que llevar adelante el proceso”, incidió Avruj, convencido de que “lo más importante” es “cuidar a la familia” del joven y no hacer ningún uso “partidario ni ideológico”.

En el caso de que se compruebe que la Gendarmería tiene responsabilidad en la desaparición del joven, el secretario aseveró que serán “todo lo duro” que se deba ser “de acuerdo a leyes y reglamentos” y “aquellos que fueron responsables tendrán que cumplir ante la ley”.

Por otro lado, Avruj, quien se mostró optimista en que el joven aparezca con vida, confirmó que la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol) está trabajando en Chile por esclarecer su paradero.

“Interpol busca en todos los lados y hace sus análisis de ayuda. Chile es uno de los puntos que pueden ser por cercanía”, añadió, al tiempo que recordó que ayer el ministro de Justicia, Germán Garavano, se reunió con el representante en Suramérica del Alto Comisionado de la ONU, Amerigo Incalcaterra, para que el organismo “pueda brindar colaboración en la investigación”.