Durante la mañana de este jueves la Presidenta Michelle Bachelet recibió a un grupo de 66 refugiados sirios que, tras un vuelo de 24 horas, llegaron hasta Chile para comenzar una nueva vida.

Este primer grupo constituido por 14 familias se instalarán específicamente en Macul y Villa Alemana.

Al respecto, la Mandataria manifestó que “nuestro deseo es que comiencen poco a poco a dejar atrás el miedo, el dolor y la incertidumbre (…) y que encuentren en nuestro país una tierra que los reciba con amistad, buena voluntad, para que puedan reconstruir su historia y hacer crecer a sus familias en paz”.

Agregó que “Chile se compromete con ustedes para que la adaptación sea rápida”.

“Va a ser un proceso lento, pero quiero garantizarles que no van a estar solos”, recalcó, al mismo tiempo que destacó que dichas familias tendrán clases de español, y serán ayudados para obtener colegios para los niños y recibir atención primaria de salud.