Al menos tres momentos incómodos tuvo en candidato Sebastián Piñera en el marco de su visita este miercoles a las ciudades de Viña del Mar y Valparaíso.

El primero fue un “taldazo” luego que le preguntaran si iba a “seguir robando” y momentos después subió a una micro donde los pasajeros no lo pescaron.

Más tarde en el puerto principal, la carta presidencial del Chile Vamos se reunió con sus adherentes en un café del sector de la Plaza Aníbal Pinto, donde fue funado, consigna SoyChile y posterior a esto tuvo que subir muy apurado a su vehículo luego que un grupo de personas le gritara una serie de epítetos, pidiéndole violentamente que se retirara del lugar, reseña Cooperativa.