Este jueves el Colegio de Periodistas emitió una declaración donde muestran “su más enérgico rechazo” al espionaje realizado a periodistas de The Clinic, Bío Bío, La Segunda y El Ciudadano denunciados por Ciper Chile.

La operación habría sido cometida por la unidad de Inteligencia de Carabineros de La Araucanía mediante las interceptaciones de supuestos chats de periodistas y sus fuentes, de acuerdo a lo revelado por el centro de investigación.

Según el comunicado de la entidad “este hecho atenta gravemente contra el Estado de Derecho, la libertad de información y vulnera la Ley sobre libertades de opinión e información y ejercicio del Periodismo, que garantiza la libertad de informar, sin censura previa, y no ser perseguido por ello”.

En el texto el gremio pone énfasis en que la actual Ley de Prensa “resguarda también a quienes ejercen el periodismo en nuestro país, el derecho a mantener reserva sobre su fuente informativa” y en este sentido “el espionaje a las conversaciones entre periodistas y sus fuentes, es una violación flagrante a ese derecho”.

Es por esto que la entidad hace un llamado al gobierno a tomar las medidas que correspondan “para salvaguardar la confianza pública y erradicar estas prácticas que fueron propias de la dictadura cívico-militar y que no pueden ser toleradas en democracia”, menos si está involucrada la institución de Carabineros.

La situación fue calificada como de “gravedad” ya que “es una franca persecución al ejercicio profesional” por lo que se está estudiando la presentación de una querella contra quienes resulten responsables de estos hechos y solidarizar así con los y las periodistas afectados/as.