El diputado Ignacio Urrutia acusó un duro golpe por parte de su par del Frente Amplio, Pamela Jiles, todo esto luego de ir a encararlo por tratar de “terroristas con aguinaldo” a los exiliados y víctimas de derechos humanos en dictadura.

Tras salir de la sala, el parlamentario fue abordado por la prensa, instante en el que Urrutia aprovechó para acusar a Jiles de propinarle un duro golpe.

“Estoy extremadamente adolorido de un brazo por el golpe que recibí de la diputada Pamela Jiles”, dijo.

Respecto a su polémica frase, sostuvo que “lo que dije, lo dije en la Cámara y no tengo nada más que hablar al respecto“.

Lo que sí agregó fue que “estoy sumamente complicado con la agresión que recibí de parte de la diputada Jiles. Ella se aprovechó de su género para agredirme a mí como parlamentario y yo como hombre jamás se me habría ocurrido, no se me pasa por la mente agredir a una mujer y no lo voy a hacer jamás”.