En medio de un proceso electoral cuya legitimidad ha sido altamente cuestionada tanto por la oposición interna reunida en la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), como por buena parte de la comunidad internacional, encabezada por Estados Unidos, Canadá, la Unión Europea y una docena de países latinoamericanos, la imágenes subidas a las redes sociales reflejan el alto nivel de abstencionismo que hay entre los votantes venezolanos.

Ese justamente ha sido el llamado de la oposición, quien se encuentra actualmente trágicamente dividida, y cuyos principales líderes cumplen prisión o se han marchado al exilio, por lo que la reelección de Nicolás Maduro por un nuevo periodo de seis años es algo que pocos ponen en duda.

Aún así, varias encuestas señalan una especie de empate técnico del 25% de intención de voto entre Maduro y el político ex chavista Henri Falcon, quien se separara de las filas del gobierno.

La oposición estuvo pidiendo, hasta unas horas antes del cierre de las campañas electorales, que tanto Falcón como el candidato evangelista Javier Bertucci se retiren de lo que consideran una farsa que solo podría legitimar a un gobierno capaz de cometer fraude en caso de certificarse su derrota en las urnas.

En Twitter destacan las imágenes y lo videos de varios centros electorales vacíos a lo largo del país, así como de los consulados venezolanos en otros países. El consulado de Nueva York, según un video colgado en la mañana, no tenía ningún votante en fila y solo unos pocos funcionarios y policías dentro del recinto.

El primer venezolano en ejercer su voto hoy fue Nicolás Maduro en un colegio electoral de Catia, zona popular ubicada al este de Caracas. “He sido el primer votante de la patria, de primero, el primero”, dijo. Y luego añadió: “Con este proceso electoral, Venezuela se encamina a una etapa de estabilidad política. Tu voto decide, voto o balas, Patria o balas, paz o violencia”.

Por su parte, Idania Chirinos, periodista venezolana, señaló que el gobierno ya había anunciado sobre las diez de la mañana el conteo de más de dos millones de votos. “Como lo hicieron muy temprano, ya las calles quedaron vacías! Definitivamente, nos siguen creyendo idiotas!!!”, ironizó.

Otros videos muestran cómo colectivos de motoristas se dirigen a los colegios electorales para evitar que los reporteros graben la soledad de las urnas.