El astro del Manchester United y la Roja, Alexis Sánchez, reconoció que sigue sintiendo rabia por no ir al Mundial de Rusia, todo esto luego de analizar el nivel mostrado por varias selecciones que participaron de la cita mundialera.

En conversación con la prensa durante una actividad con patrocinadores, el Niño Maravilla admitió que “tengo rabia por no ir al Mundial. Hemos visto selecciones que dan rabia”.

“Podríamos haber estado nosotros”, lamenta.

Al ser consultado por su opinión respecto a los nuevos rostros de la Roja, soltó que “me gustó cómo jugó la selección (en los amistosos), hay mucho jugador joven que le gusta atacar y tocar el balón, pueden jugar perfectamente contra Brasil, Bélgica. Con la experiencia de dos o tres jugadores como la que puedo aportar yo, podría ser mucho mejor”.

Sobre sus expectativas de aquí en más, el ex Cobreloa no se pierde: “Quiero ganar otra Copa América, hacer más goles como goleador histórico, ganar más, enseñarles a otros niños, soy un empleado más para los niños, decirles si algo están haciendo mal”.

En otros pasajes pidió “dejar de lado las cosas”, haciendo clara alusión al conflicto Bravo vs Vidal. Al respecto, recordó que “no somos Brasil o Argentina, que tienen 50 jugadores; somos Chile y es la realidad, hasta ahora no hay mucho recambio. Y sacar a dos jugadores no es bueno. Hay que dejar las cosas de lado y solucionar. No es un Bravo, un Vidal o un Alexis Sánchez. Hay que dejar de lado las cosas”.

“Si mi estado físico me da y quiero seguir jugando, vendré a la U. Me gustaría ser entrenador. Algún día lo seré. En Chile me gustaría enseñarle a niños chicos la forma de jugar que tengo yo y enseñarles cosas que a mí no me enseñaron”, cerró.